Cómo conseguir lo que quieras con 4 expresiones

GraciasEn realidad esta propuesta es idea de Stephen Covey y está dirigida principalmente a los niños, para que, en la mayoría de los casos, puedan conseguir lo que quieran. Se trata de utilizar, de forma sincera y consecuente, las cuatro expresiones siguientes:

Por favorGracias Te quiero¿Cómo te puedo ayudar?

Y como ocurre en muchos casos, también en éste, resulta que puedes aplicar aquella frase de un anuncio publicitario que venía a decir algo así como “Si es bueno para tu bebé, es bueno para ti”. Ciertamente conseguiremos empatizar más fácilmente y comunicarnos mejor si incluimos esas cuatro expresiones en nuestro léxico, es cuestión de hábito.

Y enlazando con lo anterior quisiera contarte una experiencia de hace unos días, en que coincidí con un antiguo amigo en una conferencia. Resulta que al finalizar el evento nos quedamos allí mismo para charlar un rato, pues hacía tiempo que no nos veíamos. De las cosas que me contó mi amigo, hay una que me llamó la atención especialmente. Me contó que en su empresa el servicio de atención de llamadas telefónicas está externalizado, pues lo tienen contratado con un Call Center (Centro de atención de llamadas). Esa empresa tiene instrucciones concretas para, ante una llamada determinada, saber si debe desviarla a un número de teléfono o simplemente recoger el mensaje y enviar el contenido por email (correo electrónico) a una determina dirección. El caso es que esa dirección electrónica donde se reciben los mensajes de las llamadas es precisamente la de mi amigo, que está encargado de leer cada uno y de darle respuesta.

Pues bien, me explicaba que en su forma general de actuar cuando recibe un correo electrónico de este tipo proveniente del Call Center, está la de responder el email diciendo que lo ha recibido y dar luego las gracias. Resulta que, por la situación económica que atravesamos, su empresa decidió dar de baja este servicio temporalmente, y le tocó a mi amigo el comunicárselo al Call Center, así que envió un mensaje informando de la decisión de su empresa de interrumpir temporalmente el servicio, y las razones por las que habían tomado esa decisión, además de agradecer en nombre de su empresa el servicio tan eficaz que habían prestado durante el tiempo en que habían trabajado juntos. Cuál no sería la sorpresa para mi amigo cuando recibe la respuesta del Call Center, informándole primero que sentían mucho perderlos temporalmente como clientes pero que comprendían las razones, y luego añadían: “…permítame para terminar decirle que, aunque es parte de nuestro servicio el enviar mensajes, Uds. son unos de los pocos clientes que responden y además dando las gracias, y créame que eso siempre hace más grata nuestra labor”. Realmente mi amigo me lo contaba con cierta emoción. El anterior es un ejemplo real de los beneficios de emplear ciertas expresiones en nuestra comunicación. Pero ¡ojo! tiene que ser, como ya dije al comienzo de este artículo, de forma sincera y consecuente, pues de lo contrario se notaría, ya que las personas detectan las técnicas amables y superficiales, y se dan cuenta cuando no hay sinceridad.

Las cosas pequeñas con las personas son las importantes. Las atenciones y los detalles frecuentes proporcionan enormes beneficios. Esos detalles auténticos, atenciones y respeto incluso ahorran muchas veces la necesidad de andarse con cuestiones protocolarias, y además realmente crean lazos que traspasan el entorno puramente laboral y alcanzan lo personal. Piensa en ti y en tu entorno de trabajo ¿Tienes atenciones con tus clientes o compañeros? Si al pensar la respuesta te das cuenta de que eres más bien frío, pues ya te puedes marcar como objetivo a corto plazo el incorporar en tu lenguaje esas expresiones que te mencioné al inicio. Te ayudarán a sentirte mejor contigo mismo. Pruébalo durante una semana.

Gracias.

Versión en audio:

firmaQr

Guardar

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario