Quieres | QuiereteMilVecesMas

Por qué sientes que no te quiere quien tú quieres

Es tu cumpleaños y hoy sería un buen día para ti si pudieras aparcar tus esperanzas de recibir esto o aquello de los demás y te centraras en lo que tú puedes dar. ¡Parece paradójico que te proponga dar en un día en el que se suele recibir! pero a veces probar la visión desde otro ángulo nos puede aclarar el panorama.

Ya imagino que estas palabras poco valor tienen frente a los sentimientos que te embargan, pero es lo que te puedo regalar hoy. “No me quiere quien yo quiero” Efectivamente es una historia que se repite una y otra vez a una y a muchas personas, pero hay un detalle del que me gustaría hablarte. ¿Has soñado (me refiero a soñar durmiendo) alguna vez con que esa persona, que dices que no te quiere, te quería? Seguramente que sí, porque muchas veces soñamos que se vuelve realidad lo que deseamos. Luego, estarás de acuerdo conmigo en que, aunque estuvieras durmiendo, la sensación de felicidad porque esa persona te quería era verdad. Pues bien, ahora quiero preguntarte ¿Cómo es posible que, aunque en sueños, hayas sentido que te querían, si eso no es la realidad? Me podrías responder “es que en los sueños no hay imposibles”, y es así, aunque yo creo que la respuesta quizás esté en una frase del escritor estadounidense Henry Van Dyke que dice:

“La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.”

Así pues, el que marca el grado de satisfacción o felicidad con respecto a algo o alguien eres tú, y no los demás. Eres tú también el que establece ese listón imaginario a partir del cual consideras que te quieren o no. Reflexiona sobre esto: Por tu ventana entra el humo de una hoguera cercana y decides cerrar la ventana para que no entre. ¿Acaso por cerrar tu ventana deja de existir el humo en el exterior? ¿Verdad que no? Pues de igual manera ocurre, por ejemplo, con los sentimientos de las demás personas hacia ti; los percibirás en mayor o menor medida dependiendo de tu predisposición, pero existir existen.

En el caso de la frase “No me quiere quien yo quiero” en mi opinión caben dos posibilidades:

  1. Que pretendas que te quieran en la medida que tú estimes que sería suficiente. Claro, resulta que las personas somos distintas unas de otras y lo que para ti es poco para esa persona puede ser mucho. De lo que se trata no es de la cantidad de…, sino de la existencia de… Constantemente pretendemos que el amor o el cariño se rija por las mismas normas que, por ejemplo, el dinero; poco es pobre y mucho es rico; y sin embargo se acerca más al agua, que sea la cantidad que sea, ésta siempre moja. Si te quieren disfruta de ese amor, no importa si para ti es poco o mucho, lo que importa es que te quieran.
  2. Que efectivamente no te quieran. ¿Cuáles son las alternativas en ese caso? Yo creo que la más importante es evitar que ese deseo se convierta en obsesión. El amor es un sentimiento gratuito, unas veces con sentido, y otras sin él. No puedes pretender que alguien te quiera, ni tampoco que no lo haga, y desde luego lo que es verdad es que no hay una receta mágica para este caso, aún así me arriesgo a proponerte que intentes aparcar tu amargura por el amor no correspondido y te centres en algo más natural y que está en tu mano; quiere tú y disfruta de ello, al fin y al cabo, es también amor.

Si quieres que el amor venga a ti, lánzalo primero como si de un boomerang se tratara, primero lo lanzas y luego lo recoges.

Gracias.

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.
20 comentarios
  1. coromoto montilla
    coromoto montilla Dice:

    oye si te refieres a q haga mi comentario sobre kterine pues yo pienso q su mejor decision es cortar con esa relacion y terminar con esas dudas q no la dejan en paz y como a mi me esta pasando lo mismo pues aqui dejamos los sentimientos a un lado yaunq no no nos queda d otra dejarno llevar x tus concejos y muchisimas grasias jose ramon x tan savias palabras y grasias siempre le dare a dios x encontrar esta maravilloza pajina mis saludos atntamt cory

    Responder
  2. Dario
    Dario Dice:

    Que va, eso para mi se llama conformismo. Estar aferrado a que te quieran en una forma insignificante, a mi me lo demuestran con toda la intensidad del caso de lo contrario no se llama querer.

    Responder
    • Karina
      Karina Dice:

      Pienso que es muy doloroso dar amor y esperar recibirlo algún día. Lo vivo a diario y te duele el alma el querer y no ser correspondido. Soy de las que cree que uno debe hacer a diario su buena acción pero en el amor de un hombre a una mujer . Cuanto se puede sostener tener buenas acciones dar amor ser compañero si la paga es la indiferencia. Creo que lo más importante en esto es crear raíces sólidas para crecer una / o. Y poder salir adelante a cómo de lugar. Intento no perder la ternura y las buenas acciones pero es difícil y doloroso

      Responder
  3. Julio
    Julio Dice:

    Enhorabuena por tu blog. Aquí he leído palabras muy sabias que merece la pena releer y tener en cuenta con más frecuencia. Es importante que existan textos así, con una vocación de ayuda a los demás, con un lenguaje sencillo que acerque el pensamiento al alma, y con un mensaje que realmente vale la pena escuchar.

    Un saludo, y gracias de nuevo, por el significado de estas magníficas palabras.

    J.H.B.

    Responder
  4. cristina mejia
    cristina mejia Dice:

    Tengo una relación, ambos tenemos hijos de otras parejas, no puedo creerlo, pasaron tantos años y al fin encontré a mi alma gemela, nos complementamos tanto que da miedo, PERO el problema es que (yo soy divorciada) el aun no se separa, sé que no viven juntos pero aun están juntos dizque por sus hijas, es decir aun no es completamente libre,
    yo lo quiero, se que el también me quiere, pero como seguir con una relación tan complicada? crees que es mejor alejarnos, el me pide tiempo, pero no se, siento que voy a destruir un hogar, el dice que no puedo destruir algo que ya no existe, que hago???

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Cristina:

      Muchas gracias por participar en el blog.

      A riesgo de resultar un poco cansino, me gustaría recordar una frase del gran Facundo Cabral: “Todos tenemos un sabio dentro”. Agradezco que confíes en mi criterio para decirte lo que tienes que hacer, pero podrás suponer que no voy a hacer eso, pues sobre tu vida eres tú la única persona responsable para tomar decisiones. Pero no te preocupes, leyendo tus palabras tengo la impresión de que si escuchas a ese sabio que llevas dentro llegarás fácilmente a la conclusión de lo que quieres. Lee lo que escribiste y lo verás claro.

      Te deseo lo mejor.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
      • Adrian
        Adrian Dice:

        Si la persona que amas no te hace ni caso y ya has probado de todo para que se enamore de ti pero cres que quiere a otra persona???????

        Responder
        • José Ramón García
          José Ramón García Dice:

          ¡Hola Adrian!

          Encantado de conocerte.
          Recuerda que mi respuesta es sólo una opinión y no tiene que ser la adecuada para ti, eso lo tienes que decidir tú.
          Dicho lo anterior, en mi opinión en el terreno de la relación de pareja, es igual de importante que tú estés enamorado de la otra persona como que esa persona lo esté de ti. Y creo que ya sabes que eso de enamorarse no siempre tiene su sentido, a veces lo estás por determinadas razones que logras identificar, pero otras muchas veces no sabes en concreto porqué, simplemente esa persona te gusta.

          En tu comentario yo distinguiría dos partes: una tiene relación con tus intentos para que se enamore de ti y la otra parte la creencia de que esa persona está enamorada de una tercera:

          1ª) Yo diría que el enamoramiento a corto plazo no se debe a razones lógicas, ni de reconocimiento de méritos, sino a algo emocional y casi irracional, eso que decimos “el flechazo”. En ese caso, si la otra persona no se ha enamorado de ti, me temo que por mucho que hagas no ocurrirá. Sin embargo, a largo plazo las personas pueden irse conociendo y apreciando ciertos valores, aptitudes o actitudes en su pareja que pueden hacer que se enamore de ésta. Aquí podría tener sentido el mérito (eso que dices de que has probado de todo), pero requiere tiempo.

          2ª) La segunda parte que yo identifico tiene que ver más bien con la libertad de la otra persona de enamorarse de quien quiera y eso: hay que respetarlo y además está fuera de tu control.

          Concretando Adrian: Si hablamos de que estás enamorado de otra persona que en principio no te corresponde, siendo tan importante el amor, yo de ti lo que haría es decírselo y escuchar su respuesta. Esto vale para hombres y mujeres, chicos y chicas.
          Imaginemos que se trata de una chica y de que su nombre es María (si es chico sustituyes el nombre por el del chico), yo buscaría un momento en que esté sola/solo y le diría algo así: “Hola María, me gustaría decirte algo, quiero que sepas que me gustas y si te parece bien, me gustaría conocerte mejor.” No tiene que ser con esas palabras, tú la adaptas a tu forma de ser, pero siempre expresando tus sentimientos y respetando la libertad de la otra persona para expresar los suyos.
          Por supuesto, eso de que crees que quiere a otra persona, ni nombrarlo, porque eso entra dentro de su libertad y es algo que tienes que respetar. Además, no te preocupes que con su respuesta te dirá todo lo que te hace falta saber. Eso sí, si la respuesta no te complace, tienes que ser respetuoso y aceptarla.

          Bueno Adrian, espero que mi respuesta te sirva de ayuda.
          Un abrazo,
          José Ramón

          Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Francya:

      Gracias a ti también por las tuyas, ¡también son un bálsamo para mí!

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  5. Katherine
    Katherine Dice:

    Hola José Ramón, escribo para contarte que ya desarrolle el punto cuantro y opte por la alternativa b) del punto 3°. Mira, no ha sido fácil, pero solo en mi interior hay un sentimiento de satisfacción que me mantiene, me digo a mi misma “valiente, porque fuieste capaz de despedirte de esa persona querida deseandole lo mejor para su vida, de corazón, sin esperar una respuesta ni una reacción de su parte” y ahora tome mi camino, digamos que estos días estoy caminando un poco agachada, pero pronto lo hare muy erguida. Gracias, sin tu ayuda talvez esta decisción la hubiese tomado igual, solo que me habría tomado más tiempo.

    Sigue escribiendo, reviso todos los días tu blog para sacar algo nuevo que aplicar.

    Muchas Gracias…

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Katherine:

      No sabes cuanto me alegro de haberte podido ayudar a “tomar acción”. Estoy convencido de que efectivamente, tarde o temprano, hubieras tomado la misma decisión, pero resulta más complicado cuando uno/una está inmerso/a en un estado emocional tan complejo, pues precisamente ese estado es el que dificulta el proceso. No sólo te puedes quedar sin fuerzas después de haber andado 50 km seguidos, sino también puedes quedarte sin fuerzas cuando tienes roto el corazón, con la diferencia de que en el primer caso te recuperas descansando, pero para el segundo caso el descanso no vale.

      Ahora que ya tomaste tu decisión, te prevengo de un riesgo que tienes que evitar, y es el de cuestionarte si tomaste la decisión correcta. Para evitar ese riesgo, o para tener una respuesta en ese momento, es importante que escribas en tu cuaderno las razones por las cuales decidiste hacer lo que has hecho, de esa forma si más adelante se te plantea esa duda sólo tendrás que leer lo que has escrito y convencerte de que sí fue la correcta.

      Ánimo y adelante.
      Un Abrazo,
      José Ramón

      Responder
  6. Katherine
    Katherine Dice:

    uuff!!! José, no sabes cuanto me has ayudado!!! creo que organizaste mi confusión, pusiste los cubos en su lugar. De verdad ahora logro ver los puntos de forma objetiva y me has dado el consejo que he buscado en libros y otras personas. Hice el ejercicio, creo que ya tengo claro lo que tengo que hacer. Estoy totalmente agradecida por tu dedicación y tu tiempo para comprenderme y ayudarme.

    GRACIAS TOTALES!!!!

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Katherine:

      ¡Me alegra mucho saber que esta información te ha servido de ayuda! Esa satisfacción es suficiente pago para mí.
      Te deseo lo mejor y que seas muy feliz.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  7. Katherine
    Katherine Dice:

    Antes que todo, te agradezco tu respuesta y al releer la consulta es bastante confusa, seré mas clara. Él no es mi novio, ni mi pareja, es una realción de amistad pero un peldaño más arriba, por decirlo así. Cuando te decia que sé que me quiere, es así, pero nosotros no somos exclusivos, es decir, tenemos la libertad de vivir este tipo de relación con otras personas, pero yo no lo hago porque todo mi interés es él, en cambio él es reacio al compromiso, no ahora, lo ha sido toda su vida, es bastante mayor que yo. En ocasiones mi interior me dice que esto no va a ninguna parte y lo mejor es dejarlo y alejarme, pero también no sé si estaré mejor sin él, eso es lo que me perturba. Falta de voluntad? lo más probable, por lo que te pregunto, ¿de donde saco la valentía para renunciar a alguien que me hace feliz pero solo son esos momentos? En tu comentario decias que uno no puede esperar que la quieran como uno quiere, pero sí valorar el que te quieran… y que amar a otro también es una forma de amor ¿pero que pasa cuando anelas más amor, más compromiso, más complicidad? Me falta fuerza, a que sentimiento recurro para que me ayude a renunciar?

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Hola Katherine:

      Gracias a ti. Ciertamente se ve que no te comprendí bien, aunque la verdad es que tu situación es un poco especial, vamos que se sale de lo normal. Me pregunto si quizás con un planteamiento más simple se aclare mejor el panorama.

      En coaching seguimos unos pasos que pueden aplicarse perfectamente en este caso, obviando el primero, el resto serian:
      1º) Objetivo.
      2º) Realidad.
      3º) Opciones.
      4º) Decisión/Compromiso/Acciones.

      Para ayudarte, voy a hacer yo por ti los tres primeros puntos, en base a la información que me has dado y yo he creído entender, pero tienes que ser tú la que haga el cuarto, es decir, decidir qué vas a hacer, quedaría algo así:

      1º) Objetivo: Tu objetivo es comprometerte con alguien a quien quieras y que te quiera, y ser feliz.
      2º) Realidad:
      – Te gusta una persona con la que mantienes una relación de amistad+.
      – Aunque te gustaría mantener una relación de compromiso con esa persona, sin embargo él no quiere dar ese paso.
      – A veces dudas acerca de si lo mejor es cortar y olvidarte. Pero también dudas de si, después de dar ese paso, estarías mejor.
      – Te planteas si el problema es que te falta voluntad y te preguntas de dónde sacar la valentía para tomar esa decisión.
      3º) Opciones:
      a) Continuar la relación.
      b) Romper con esa persona y cortar la relación, y buscar otra persona con la que mantener la relación que tú anhelas.
      c) Mantener la relación con esa persona a nivel de amistad y buscar otra persona con la que mantener la relación que tú anhelas.
      4º) Decisión/Compromiso/Acciones a tomar: ?

      Yo creo que estás bloqueada en el paso 4º), seguramente porque estás pasando por una experiencia por la que pasa mucha gente todos los días, y es que el “dolor” del cambio es superior al “dolor” de no sentirte correspondida en tus intenciones, y es por eso por lo que prefieres seguir con esa relación.
      En respuesta a tu pregunta de a qué sentimiento recurres para llevar a cabo una decisión, a mi modo de ver bastará con que recurras a tu sentimiento de ser feliz compartiendo tu vida con alguien, eso será suficiente. Y si todavía no lo ves claro, pregúntale a tu corazón, por ejemplo con este ejercicio: Después de que leas mi respuesta , cierra los ojos. Imagina que han pasado 7 años, estamos en 2019. Ahora imagina que puedes ver como si fueras otra persona y te estás viendo dentro de esos 7 años, responde:
      – ¿Cómo te gustaría sentirte?
      – ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida con tu pareja?
      – ¿Dónde te gustaría vivir?
      – ¿Cómo es tu casa?
      – ¿Qué te gustaría hacer?
      – ¿Te gustaría tener hijos, cuántos?
      Vale, ahora que has visualizado todo eso, responde a esta pregunta: ¿Qué tienes que hacer ahora para alcanzar ese sueño?

      Katherine, espero haberte ayudado.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  8. Katherine
    Katherine Dice:

    Me gusta tu comentario, pero tengo algunas dudas. Si amas a alguien tú, con responsabilidad y esa persona aprecia lo que tu haces por ella, sientes su cariño, pero él dice estar en otra “parada” por tanto no puede darte más de lo que ya hace… y aún así para ti no alcanza ¿no es mejor retirarse para encontrar a otra persona sí este dispuesta a ser tu partner y compañero? pero a que se recurre interioremente para tomar firmesa e irse cuando no hay rabia ni dolor… solo una sensación de que ese tren no va a ninguna parte? el quedarse en esa relación no es solo conformarece con ciertos momentos de satisfacción y luego una gran nada?

    me confunde, porque sé que él me quiere, pero también quiere a la vida y puede queres otras oportunidades que se le pueden presentar…

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Katherine:

      Gracias por tu comentario y por leer mi blog.
      Te doy mi opinión, ya serás tú quien valore si es útil para ti o no.

      La verdad es que opinar sobre las relaciones de pareja es un poco arriesgado para mí, porque sé que es muy complejo, se trata de un terreno donde todo es emoción y por lo tanto todo es subjetivo. Cada miembro de la pareja siente e interpreta esa realidad de manera particular, y no solo eso, sino que cada instante hay que ganarlo, el amor no es algo que se gana en un momento y ya vale para toda la vida, o como el valor, que se supone que uno lo tiene, no, el amor se siente o no se siente en cada instante pero no basta con que se suponga que existe, además no hay término medio, que en cierto modo es el caso que tú me planteas que te ocurre.
      En mi opinión, tú y tu pareja tienen derecho cada uno a sentirse satisfechos o no con lo que sienten en su relación; en tu caso parece que es poco y en el de tu pareja que es suficiente y no cabe más, aunque imagino que en ambos casos el fin será algo parecido a la felicidad junto a esa persona.

      Tengo que decirte que, aunque me preguntas algo concreto, en realidad lo que me llama muchísimo la atención es lo que dices antes y después de la pregunta. De hecho hay algunos conceptos que no me quedan del todo claro su significado y me gustaría exponértelos para que reflexiones si están expresados tal cuál los sientes:

      Antes de la pregunta:

      a) ¿Qué quieres decir con “amar con responsabilidad”? ¿Quizás entiendes que amar hay que hacerlo dentro de ciertos límites o baremos?
      b) Cuando dices: “esa persona aprecia lo que tú haces por ella” es sólo mi impresión, pero suena frío, se parece más al sentimiento de una enfermera que cuida a otra persona.
      c) Cuando dices que “sientes su cariño” y luego que “esa persona no puede darte más de lo que ya hace…” no me queda claro que es lo que esperas, a no ser que diferencies entre cariño y amor.

      Después de la pregunta:

      a) Dices: “¿pero a qué se recurre interiormente para tomar firmeza e irse cuando no hay rabia ni dolor…? Es curioso porque yo creo que precisamente esa situación en que no hay rabia ni dolor es la ideal para tomar una decisión serena y reflexionada, e incluso, si procede, dejar la relación de forma acordada y amigable. Piensa que las parejas que rompen de manera traumática suelen ser las que viven en un ambiente de rabia, rencor, dolor, ira…, emociones que les impide ser proactivos y llegar a un acuerdo razonable, que incluso pueda propiciar que al menos la pareja conserven una relación de amistad. Y ya no te quiero contar si hay hijos/as por medio.
      b) También preguntas: ¿El quedarse en esa relación no es sólo conformarse con ciertos momentos de satisfacción y luego una gran nada? Katherine, no sé cuál es tu idea de una relación de pareja, pero por si crees que es todo pasión y durante toda la vida, tengo que decirte que es un poco diferente. Desde luego, si tu relación no te aporta lo que buscas, continuar en ella sólo te aportará frustración e infelicidad, eso es claro, pero hay que ser consciente también de lo que se puede esperar y no de una relación.
      c) Y lo último que comentas también me parece un poco confuso y no me queda claro lo que pretendes, dices: “me confunde, porque sé que él me quiere, pero también quiere a la vida y puede querer otras oportunidades que se le pueden presentar…” ¿Qué encuentras de malo en que tu pareja quiera a la vida, tú también la quieres, verdad? Dices que sabes que te quiere ¿El que te quiera no es lo más importante para ti?

      Bien, finalmente tu pregunta: ¿No es mejor retirarse para encontrar a otra persona si está dispuesta a ser tu partner y compañero? Katherine, tal cual percibo tu pregunta la planteas de una forma lógica, y sin embargo se trata de algo puramente emocional. Déjame decirte primero cómo veo yo la relación de pareja, y es que, salvo en determinadas culturas, son fruto de la decisión voluntaria de dos personas de relacionarse, amarse, comprometerse… o lo que de acuerdo decidan. El objetivo de la relación lo marcará cada miembro de la pareja de forma individual y luego en común. En general, el fin último podríamos resumirlo en compartir y ser feliz. Pues bien, si ese es también tu objetivo en tu relación, está claro que si no puedes compartir con tu pareja todo lo que desearías o simplemente no eres feliz, pues la alternativa evidente es dejar la relación y buscar otra persona con la que puedas cumplir tus objetivos. Desde luego no se me pasa por la cabeza que tengas que estar con una persona con la que no eres feliz o no te sientes satisfecha, eres una persona libre para tomar tus propias decisiones y decidir sobre tu vida. Si encima me dices que no hay un sentimiento de rabia o dolor, pues mucho más fácil será hablarlo con tu pareja y tomar la decisión más adecuada. Sinceramente no termino de entender dónde tienes la duda, a no ser que dar ese paso te produzca más dolor que el que puedes sentir ahora en tu relación.

      En fin, no se si mi opinión te ayudará, pero en todo caso lo que si te ayudará es pararte y percibir lo que sientes dentro de ti, ahí está la respuesta.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario