decisión

¿Qué te hace mover?

¿Qué te hace mover?
5 (100%) 1 voto

decisiónEn la década de los 80 trabajé en una gran empresa multinacional. En esa década viví muchos de los años más felices de mi vida laboral y personal, además de ser los de mayor crecimiento interior. Una de tantas cosas que aprendí fue la de tener voluntad y decisión en el momento adecuado, aunque te he de confesar que al principio con cierto grado de precipitación, que sin embargo con el tiempo he logrado controlar. Y el punto de partida de mi convencimiento de tener voluntad y decisión fue el observar cómo uno de mis jefes, cuando estudiaba un problema, al decidir la solución correspondiente la ponía en práctica sobre la marcha. Así, con esa forma de funcionar, conseguía no tener asuntos pendientes, pues la mayoría los resolvía casi de inmediato. Este hecho, que no era muy común entre los directivos que tomaban decisiones en la compañía, me llamó la atención hasta tal punto que una vez le pregunté a mi jefe “¿Me podría decir por qué cuando estudia un problema no planifica su resolución sino que la acomete sobre la marcha?” y la respuesta fue: “Pues esto lo aprendí de mi padre, que me decía que todo lo que pudiera resolver de inmediato serían preocupaciones que me ahorraría para el futuro”.

No hablo de tenacidad o insistencia, hablo de la decisión, por propia elección, de resolver, actuar o emprender una acción determinada sin demora injustificada. ¡Eso es lo que te hace mover! A lo largo de tu vida vas demorando decisiones porque no es el momento, porque te da pereza, porque es difícil, porque no te atreves, porque es cansado, porque es fácil y lo puedes hacer otro día, porque es cerca o porque es lejos… y así van pasando los días y no llega el momento de que tomes la decisión de acometer ese asunto. Otras veces es necesario pensar en la solución, pero incluso cuando la encuentras demoras la puesta en práctica, o incluso cuando te decides la solución ya no vale.

En Economía se habla de “Oportunidad” como del valor de la mejor opción no realizada. Piensa pues en esos términos a la hora de llevar a la práctica esa decisión que has tomado, no la dilates a no ser que exista una razón de peso que la justifique y que no tenga que ver con tu comodidad personal. Recuerda que solamente el presente es real y ese es el tiempo de verdad en el que puedes hacer cosas por tu propia voluntad, el futuro es sólo una previsión que no sabes si podrás verificar.

Te invito a que la próxima vez que se te presente una oportunidad de resolver un problema, ya sea laboral o personal, que por supuesto sea de tu competencia, es decir, que seas tú el que verdaderamente tengas que resolverlo, te preguntes si lo puedes resolver o ejecutar sobre la marcha, y si es así ¡Hazlo sin demora!

Gracias
José Ramón García

QuiereteMilVecesMas.com


¿Te ha gustado el artículo?

Por favor, Vota con las estrellitas amarillas que están al comienzo ↑

Contenido Relacionado

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.

Latest posts by José Ramón García (see all)

6 comentarios
  1. Edith Amaro
    Edith Amaro Dice:

    Acaba de pasar un examen importante para una contrata de trabajo y por mi miedo al resultado no me presente atiempo y lo perdi ahora que salieron los resultados y muchas personas que conosco ingresaron ya que comenta que estaba facil ,me siento como culpable por la falta de decisión siempre espero que otra persona me guie no puedo superar ya que me siento triste y lamentandome por lo pronto a pesar que tengo trabajo en otra identidad particular, que no es lo mismo que la estatal que esperaba.
    Siempre tengo el problema de preguntar antes de decidir ya que cuando decido sola no sale bien. gracias por su respuesta.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Edith:

      Muchas gracias por participar en mi blog.
      Con respecto a lo que comentas, me gustaría hacerte ver la otra parte que tiene esa experiencia. Si lo analizas llegarás a una conclusión y es que tienes capacidad para superar las dificultades que se te presenten en tu vida, únicamente tienes que creer en ello. No eres infalible, en tu naturaleza, como en la de todos los seres humanos, está la de fallar, el truco está en interpretar ese fallo como algo positivo: cuando fallamos aprendemos, adquirimos experiencia y en cierto modo somos más sabios que antes. El fallar es el paso previo para aprender.

      Por otra parte, no tengas temor en preguntar, eso te dará otro punto de vista acerca de lo que quieres saber, pero a continuación toma tu decisión sin temor, puesto que, como te dije antes, en el pero de los casos si te equivocas también aprenderás.

      Confía en ti y esfuérzate, todo lo conseguirás, aunque tardes un poco más. Recuerda aquella frase de Thomas Alva Edison después de haber fallado 999 veces en su invento de la bombilla: «No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla..

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  2. americo guerrero
    americo guerrero Dice:

    tengo 34 años y nunca tuve enamorada .y pienso que para tener tengo que tener bastante dinero para conquistarla
    por otro lado no me decido con todo mi ser en lo que quiero hacer .porque tambien esta la opcion de que si tengo enamorada voy a pensar en mi enamorada y alejarme de pensar en DIOS .ya que tengo ideas religiosas de ser sacerdote catolico eso que soy ingeniero .y siendo ingeniero no me me dedico mucho a esta profesion ya que trabajo como profesor de matematica de veces .que puedo hacer para ser bien decidido.muchas gracias por su respuesta

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado amigo:

      Gracias por participar en el blog.

      Parte de lo que dices me recuerda una época en mi vida con muchas dudas, inseguridades e indecisión. Era una época en la que todavía no había descubierto mi verdadera pasión, no sólo por las personas, sino también por las cosas. Ahora, con el paso del tiempo, me doy cuenta de que en aquellos tiempos me faltaba todavía descubrir mi Misión.

      En lo que respecta a tu dedicación, creo que se puede hacer un excelente servicio a los demás, tanto si eres sacerdote, como ingeniero, profesor de matemáticas o lo que sea. La clave no está en lo que haces, sino en el servicio que eso que haces supone para los demás, en cómo lo haces y la pasión que le pones. ¿De esas tres profesiones cuál es tu verdadera vocación, con cuál disfrutas más?

      – Si es la de sacerdote: ejerce con pasión, disfruta, da ejemplo con tus acciones y entrégate a los demás para ayudarles a ser mejores cada día.
      – Si es la de ingeniero: ejerce con pasión, disfruta, da siempre el mejor servicio con calidad y seguridad para el bien de tus clientes.
      – Si es la de profesor : ejerce con pasión, disfruta, da lo mejor de tus conocimientos y habilidades, enseña a enseñar.

      Por cierto, también tienes otra opción: ejerce la profesión de las tres que más te guste y luego aprovecha los conocimientos que tienes de las otras dos para dar un servicio completo y excelente, tanto a tus clientes, feligreses y a Dios.

      He dejado para el final la parte relacionada con la enamorada o novia. Indudablemente, las tradiciones, la cultura, la educación… y el lugar donde uno ha nacido marca mucho. Quizás, por todo lo anterior, veas con cierto temor o preocupación que con 34 años todavía no hayas conocido a una compañera para compartir tu vida, sin embargo lo cierto es que el dinero no puede ser la causa o no debería ser la causa, y si en el lugar donde vives lo es, pues yo te diría que cambies de lugar, vete a otro sitio donde únicamente con amor alquien pueda amarte también.
      Dado que nombras a Dios, intuyo que eres cristiano, así que aprovecho para recordarte que cuando amas a alguien, por ejemplo, a una enamorada, también estás amando a Dios. Así que quítate ese temor de que teniendo enamorada no tendrás tiempo para penar en Dios, pues lo va a tener igual.
      Si quieres mi opinión, céntrate en ser una buena persona, un buen trabajador y relaciónate con la gente, que seguro que en algún momento encontrarás a otra persona a la que le apasione algo como a ti te quiera.

      No se si te puede ayudar mi opinión, espero que algo sí.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  3. herty gonzalez
    herty gonzalez Dice:

    Mi esposa y yo llevabamos 28 anos de casados,y todo acabo por enamorarme de otra mujer mas joven, me fui de la casa hacia la casa del nuevo amor.De alli dure solo 3 meses,por hacerle caso a mi esposa, tratando de buscar acercarme a ella. Estoy viviendo solo.Pero no me decido volver con mi amante pese que mi esposa por ahora no quiere volver conmigo. Y no tengo decision propia para volver con mi amante, la cual me dice que soy un cobarde

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Herty:

      Gracias por participar en mi blog.
      Se me hace complicado opinar sobre una situación de la vida de alguien a quien no conozco, tampoco conozco las circunstancias que han rodeado esa situación. En fin, que me estás mostrando el 1% de un iceberg y no puedo imaginar el resto.

      A pesar de ello, como imagino que lo que deseas es que te de mi opinión con la esperanza de hallar un rayo de luz que puedas usar como guía, intentaré decirte algo para que puedas reflexionar y descubrir la solución al caso que me expones, que te aseguro está dentro de ti, aunque ahora no la veas.

      Creo que como mejor te puedo ayudar es dejándote unas preguntas, no para que me las respondas a mí, sino para que tú mismo te las respondas y encuentres tu propio camino:

      1.- ¿Cómo describirías o calificarías esos 28 años que pasaste casado con tu esposa?
      2.- Si te preguntara cuánto quieres a tu esposa (cuán enamorado estás de tu esposa) ¿Qué nota le pondrías del 1 al 10?
      3.- Si te preguntara cuánto quieres a tu amante (cuán enamorado estás de tu amante) ¿Qué nota le pondrías del 1 al 10?
      4.- ¿Cuál fue el verdadero motivo por el que dejaste a tu esposa? ¿Qué era no que no tenías y creías encontrar con tu amante?
      5.- ¿Qué es lo que te impide seguir con tu amante?
      6.- ¿Qué te preocupa de lo que opina de ti tu esposa?
      7.- ¿Qué te preocupa de lo que opina de ti tu amante?
      8.- ¿Qué echas de menos en tu vida?
      9.- ¿Qué es lo que te puede hacer sentir que eres feliz?
      10.- Imagina que después de 28 años casado con alguien, ella te abandona por otra persona, ¿Qué sentirías? ¿Qué pensarías? ¿La perdonarías?
      11.- ¿Con cuál de las dos, tu esposa o tu amante, crees que sería feliz?
      12.- ¿Con cuál de las dos, tu esposa o tu amante, quieres estar?
      13.- Imagina que han pasado 5 años, ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida? ¿Con quién te gustaría estar?
      14.- Al hilo de la pregunta anterior ¿Qué tendrías que hacer para que se cumpliera (que tu vida fuera como te gusta y estar con quien quieres)?
      15.- Última pregunta: ¿Qué vas a hacer ahora?

      Bueno Herty, te podría escribir más preguntas, pero yo creo que con las repuestas a esas es suficiente para que tomes una decisión.
      Te deseo lo mejor.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario