inteligencia emocional

Cómo conocerte mejor empleando la inteligencia emocional

inteligencia emocionalEn ocasiones reflexionas sobre lo que te sucede y con lo que no estás satisfecho, pero sientes impotencia y la sensación de que estás predestinado a que te vaya de cierta manera y piensas, además, que la solución es resignarte y adaptarte a esa realidad lo antes posible, pues mientras antes lo aceptes antes te sentirás mejor. Esta conclusión es la consecuencia de las vivencias del pasado y del entorno en el que han sucedido. Además, por lo general, una gran primera parte de tu existencia la has vivido con gran dependencia o de tus padres o de personas que han tenido gran influencia en tu vida. En el fondo tú has dicho poco acerca de si eso es lo que deseabas para ti.

Quizás hasta este momento no se te hayan revelado algunas habilidades que tienes innatas y que te permitirían marcar el rumbo de tu propia vida, te indico aquí dos de ellas:

El poder de elección. Podrías estar sintiendo que sin darte cuenta has vivido hasta ahora una vida que no es la tuya. Y puede que esto se deba a que han sido otros los que te han dicho lo que tenías que hacer en cada momento. Es como si hubieras construido la casa de tus sueños, y cuando has ido para habitarla te has dado cuenta que su diseño es otro, la distribución de las habitaciones no coincide con tu idea original, le falta chimenea y tampoco tiene el jardín que habías esperado…, es como si se hubiera construido con los planos de otro y no con los tuyos. En palabras de Jorge Bucay:

"Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes."

Realmente lo que ha ocurrido es que las decisiones importantes en tu vida no las tomaste tú. Todavía no sabes que eres responsable de todo lo que te suceda, ya sea bueno o no tan bueno. Ser responsable significa decidir, elegir lo que deseas hacer, de esa manera irás construyendo tu propia vida, tal cual la deseas, pues todo depende de ti. Sin temor a equivocarte, pues mientras tu elijas, nada fue un error; piensa que estás conduciendo y comienzas a subir una pendiente muy pronunciada, tienes la segunda marcha puesta y decides cambiar a la tercera, lo peor que ocurrirá es que tu coche no tenga fuerza para subir, pero vuelves a cambiar a segunda o a primera o recuperas esa fuerza; así, de igual manera que el coche, si crees equivocarte simplemente corriges cuando te des cuenta y volverás a la senda que te marcaste.

Tu inteligencia emocional. ¿Has intentado consolar a alguien que está triste o animar a quien está cansado, incluso a ti mismo? Todos tenemos esa capacidad de reconocer los sentimientos propios al igual que los ajenos, y disponemos además de la habilidad para manejarlos, la destreza con que lo hagamos depende de lo que hayamos entrenado. Piensa que lo que principalmente te mueve son las emociones, más que el pensamiento, sólo tienes que pensar en tu cantante o músico favorito para entender que lo que te atrae de él no es una idea sino una emoción. El control o manejo de las emociones, junto con la forma en que interpretas lo que te sucede determina tu grado de bienestar interior.

Centra primero el uso de tu inteligencia emocional en, tu crecimiento personal, en conocerte mejor. Comienza por aceptarte realmente como eres, ¡ese que ves por la mañana reflejado en el espejo, ese eres tú! y no el que aparenta lo que no es, el que habla para quedar bien… Pero para conocerte mejor no vayas a tu pensamiento, vete a tu cuerpo, él expresa lo que realmente sientes. Intenta ponerte delante de un espejo un día que estés triste, te darás cuenta que por mucho que pienses, la expresión de tu cara y de tu cuerpo reflejará tu verdadero estado de ánimo.

Te propongo un método muy simple de tres pasos para conocerte mejor:

  1. Intenta percibir lo que sientes: amor, ira, miedo, placer, sorpresa, tristeza, vergüenza… No te quedes en tu pensamiento, baja a tu cuerpo.
  2. Intenta comprenderlo. ¿Qué es lo que sientes por dentro de tu cuerpo? ¿Por qué sientes eso?
  3. Intenta regularlo. Una vez que has comprendido por qué, controla ahora tu cuerpo.

Gracias.
José Ramón García

QuiereteMilVecesMas.com

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.
4 comentarios
  1. FRANCISCO MORALEDA
    FRANCISCO MORALEDA Dice:

    que peso de encima me quitastes.todo esto que senti en 6 meses no sabia como solucionarlo.sois la repera.un saludo

    Responder
    • QuiereteMilVecesMas
      QuiereteMilVecesMas Dice:

      Estimado Francisco:

      ¡Gracias por tus palabras!
      Permíteme una pequeña corrección; en vez de “que peso de encima me quitaste” sería mejor “que peso de encima te quitaste” (¡al César lo que es del César!), puesto que las palabras están escritas y por sí solas no ejercen ninguna influencia, si te han ayudado será porque tú le has dado un significado y ha sido beneficioso para ti.

      Me produce gran satisfacción que te sientas mejor.

      Recibe un saludo cordial,
      José Ramón

      Responder
  2. Miriam de la Rosa Cabello
    Miriam de la Rosa Cabello Dice:

    Estos temas me ayudan a mi y a orientar a mis hijos…algunas veces me quedo buscando una manera de como expresar lo que siento y ni yo misma lo identifico……GRACIAS ME AYUDARON EN MI DESARROLLO PERSONAL.

    Responder
    • QuiereteMilVecesMas
      QuiereteMilVecesMas Dice:

      Estimada Miriam:

      Me hace muy feliz el saber que algo de lo que escribo te ha ayudado. Muchísimas gracias!!
      Realmente es complicado el poder orientar a los hijos, pero se hace imprescindible hacerlo, por lo menos inculcándoles en principios y valores que les sirvan de base para su desarrollo actual y futuro. Cada día más las influencias externas son mayores y sin esos principios y valores será fácil que caigan en la senda equivocada.

      Haré un esfuerzo en seguir aportando opiniones e ideas que puedan ayudar.

      Un Saludo cordial,
      José Ramón

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario