Depresión y ansiedad | QuiereteMilVecesMas

Depresión y Ansiedad; la solución está en ti

Me llama mucho la atención el que, de los artículos que he escrito, el más leído es justo uno que escribí hace casi un año, y que lleva por título “Qué me ayudó a salir de la depresión“. En este mes de agosto de 2012 incluso se ha duplicado el número de lecturas. A este respecto, sólo se me ocurren dos interpretaciones posibles: o que  ese artículo quedó como para premio o que existe un mayor número de personas afectadas por la depresión y, por lo tanto, ha crecido el interés por el tema. Siendo realista, tengo que desechar la primera posibilidad y pensar que más bien se trata de la segunda.

Búsquedas de depresión y ansiedad

Esta suposición mía se ve confirmada con los resultados de las búsquedas en Google durante este último mes, que arrojan una cifra para las palabras –Depresión y Ansiedad– de 823.000 y 673.000 respectivamente para el idioma español, y de 7.480.000 y 4.090.000 para las correspondientes palabras en el idioma inglés.

Profundizando un poco más en la búsqueda de algunos motivos que justifiquen este incremento, por ejemplo, en mi país, España, la incidencia de la depresión por efecto de la crisis económica en los últimos cinco años ha crecido un 19,4%, y las consultas por ansiedad un 8,4%.

En este punto, y en base a mi propia experiencia, quiero decirte que si te sientes deprimida/o y sientes que no es algo pasajero acudas en primer lugar a tu médico, porque si realmente estás en un proceso depresivo la ayuda del médico es determinante, siempre estarás a tiempo de seguir otros consejos, pero sin dejar de ponerte en manos de un profesional.

Síntomas

Recuerda que algunos síntomas son:

  • Baja autoestima
  • Tristeza
  • Indecisión
  • Falta de apetito
  • Pérdida de interés
  • Sentimientos de culpa
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Falta de concentración
  • Falta de energía

Me gustaría igualmente recordarte algo básico y que muchas veces perdemos de vista: eres una persona, no una máquina, y tienes sentimientos. Esto tan elemental te lo digo porque, ante determinados hechos que ocurren en nuestra vida, por ejemplo, la pérdida de un amigo o amiga, o de un familiar, tendemos a cuestionarnos ¿por qué ha ocurrido? e incluso a  culpabilizarnos por no haberlo tratado mejor… y no queremos sentirnos mal.

No le busques explicación, la naturaleza es así y esa es la realidad, tu papel es asumirla. Es perfectamente lógico que te sientas mal, y no sólo eso, sino que además vas a pasar por varias fases, las fases del duelo, que ya están estudiadas, hasta que vuelvas a sentirte bien.

Algunos consejos

Aquí van algunos consejos que quiero darte, para el caso de que estés pasando por esa fase de depresión o ansiedad (recuerda siempre ir a tu médico). No quiero que los veas como algo científico y comprobado, simplemente es lo que yo he experimentado y me ha dado buen resultado, puede que a ti no te de, ¡pero también puede que sí y te sientas mejor!

  • Comenzando por lo último, la pérdida de un ser querido. Es bueno que en algún momento de tu vida reflexiones sobre el sentido de la vida y la muerte. Esto no es algo fácil, pero te ayudará muchísimo en esos momentos en que buscas respuestas a muchas preguntas. Hay personas que se apoyan en su religión, da igual en la que creas, es tu elección personal; otros sin embargo no siguen ninguna religión y tienen su propia filosofía. Sea cual sea el caso, lo importante es que llegues a una conclusión de cuál es el sentido de la vida y la muerte para ti, y lo apliques en esos duros momentos de pérdida. ¡Ojo! eso no evitará que te sientas mal, pero sí ayudará a tener respuestas.
  • Busca compañía. Ya sé que hay personas que cuando se sienten mal buscan la soledad. Por otro lado también ocurre que una vez que voluntariamente has buscado la soledad, luego sientes que no quieres estar en soledad. Creo que la soledad no te ayudará, la soledad puede ser viable cuando estás bien y eres capaz de gestionarte; pero cuando te sientes mal, la soledad agravará tu situación. Te propongo que busques compañía siempre que puedas: tu pareja, familia, amistades…, ellos te ayudarán mucho más que la simple soledad. Aunque sólo sea a efectos de distracción. Puede que te aburras con la compañía o que no tengas el ánimo apropiado, pero créeme, mejor estarás en compañía.
  • Comparte lo que te ocurre con alguien de confianza. Puede ser tu pareja, tu familia, una amistad, compañero/a del trabajo… Ellos te ayudarán cuando tengas que tomar decisiones. Piensa que puede haber algún momento de cierta desesperanza y debilidad para ti, y el compartir con alguien te ayudará a ver las cosas con otra visión más real y menos catastrófica.
  • Si tienes trabajo, no dejes de trabajar. Salvo que te lo recomiende el médico o el trabajo que desempeñes sea de riesgo, entonces debes consultar. Pero si tu trabajo no supone riesgo, no lo dejes, pues te mantendrá ocupado y en momentos distraído de tu estado de desánimo. Da igual que te aburras o que se te haga pesado, el trabajo te ayudará a superar la situación con más normalidad.
  • Si el origen de tu situación es que no tienes trabajo o que lo has perdido, te diré que te comprendo perfectamente. Esta situación es muy compleja y si te dejas llevar por la ansiedad caerás en un abismo peligroso. Sólo hay un camino, pero es muy duro y sin garantías, aunque siempre tendrás una oportunidad, y es el de buscar y prepararte cada vez mejor. No cejes de buscar y amplía tu campo de oportunidades, busca cualquier cosa que seas capaz de hacer, luego ya tendrás oportunidades para mejorar. Piensa por un momento en la batería de un vehículo, que si lo dejas sin arrancar varias semanas la batería se descarga y luego no podrás arrancar. De la misma manera, si te dejas llevar y te abandonas, cuando quieras no podrás emprender la aventura. En algún momento y en algún lugar habrá una oportunidad para ti, tienes que estar preparado, no sólo de cuerpo sino de espíritu también. Si quieres inspirarte en un hecho real, visiona la película de título:” The Pursuit of Happyness” (En busca de la felicidad) por Will Smith. De esa película son estas frases:
“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo…” “Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve por ello y punto.”
  • Desinformación total. Recuerdo que cuando pasé por la depresión no podía soportar escuchar o ver, no sólo noticias, sino cualquier programa por televisión, ya que rápidamente lo asociaba con algo negativo. Mi recomendación es que desconectes de forma drástica de la radio, televisión y prensa escrita. Evita preocuparte por otras cosas que no seas tú, lo más probable y normal es que no esté en tus manos la solución a nada de lo que ocurra en el mundo, así que estar al tanto sólo te ocasionará perjuicio. Además, tendrás más tiempo disponible para ti. Eso sí, esa persona con la que compartes lo que te ocurre estará al tanto de todo y si tiene que informarte de algo que te atañe lo hará él/ella.

Para finalizar, me gustaría que reflexionaras sobre algo: El salir de una situación como esa depende de ti, aunque requieras ayuda externa, pero dependerá de ti. No se sale de golpe, se sale con un poco de esfuerzo que pongas de tu parte. Piensa, por ejemplo, en unos de esos motores para arar la tierra que se arrancan tirando bruscamente con una cuerda. Primero tendrás que abrir la entrada de aire, de combustible…, y luego tirar de la cuerda con fuerza. Lo probable es que a la primera no arranque, y tendrás que insistir una y otra vez hasta que lo haga. Incluso, cuando el motor es un poco viejo o está sucio, arranca muy despacio y poco a poco va subiendo de velocidad hasta alcanzar el régimen normal de trabajo.

“Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades.”
(Wayne Dyer)

 Firma

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.
12 comentarios
  1. Marcos Ghibaudo
    Marcos Ghibaudo Dice:

    Estimado Jose Ramon. Buen dia. Mi esposa padece de depresión y mania, fue diagnosticada hace 6 años pero no continuo el tratamiento. Siempre me dice que lo que le pasa es mi culpa, por problemas que hemos tenido durante el matrimonio. Puede alguien causarle la depresión? o es un enfermedad que tiene que se potencia ante situaciones como peleas y discusiones. Desde ya muchas gracias.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Marcos:

      Gracias por visitar mi blog.
      En cuanto a tu pregunta, creo que los profesionales mejor preparados para responder eso sería un psicólogo o psiquiatra, pero te puedo dar mi opinión: lo que ocurre, cualquier cosa que ocurra, no genera nada por sí misma, es la mente de cada uno la que interpreta eso que ocurre y que luego se traduce en sentimientos. Imagina, por ejemplo, que a ti no te gustan los días nublados, si mañana amanece el día nublado te sentirás mal, pero realmente las nubes no son culpables de que te sientas mal, eres tú el que piensa que los días nublados no te gustan.

      En tu caso, tu esposa ha entendido o interpretado de una manera determinada que le produce ese estado, algún hecho o algunos hechos ocurridos en el pasado contigo de protagonista.

      Marcos, yo creo que todo es más sencillo, si quieres a tu esposa, ámala, haz que sienta tu amor y te aseguro que con un poco de tiempo se sentirá mejor.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  2. Sebastian
    Sebastian Dice:

    Como estas Jose? soy de Argentina hace 1 año me entere que mi pareja 10 años me engañaba, luego perdí el trabajo en realidad me echaron porque tenia tal tensión que me pelee con un compañero y sumados otros problema familiares siento que no tengo salida-. Tengo 30 años soy introvertido y no tengo muchos amigos. Luego de resumir un poco lo que me pasa quiero agradecerte por tu blog y en particular por este posteo veo que no soy el único y de hecho tengo todos los síntomas, pero estas pequeñas cosas me dan fuerza para seguir y salir adelante aunque muy despacio. Gracias nuevamente.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Sebastián!

      Bien gracias, encantando de conocerte.

      A veces ocurren estas cosas en la vida y, a pesar del dolor que puedan causar, hay que asimilarlas y pasar página. Lo bueno es que tal y como lo relatas, a ti no te ocurre como a otras personas que no saben porqué sí o porqué no, en tu caso sabes perfectamente el origen y las consecuencias, y eso es muy importante para mirar hacia delante.

      Una amiga me escribió al final de su relato por email: “Ha sido una vida sin vivir”. Esta frase es clave, porque nos recuerda lo más importante, más que las dificultades por las que atravesamos a lo largo de la vida. Vivir sin vivir no es vivir. Y para esta misión de vivir es de muy poca utilidad el pasado. El pasado es de otro tiempo, de otro momento, de otro yo. Lo que toca es el presente, el real, el que es verdad, el que depende de nuestra voluntad, el que nos permitirá vivir y ser feliz.

      Creo que si te centras en lo importante, lo lograrás finalmente.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  3. Dany
    Dany Dice:

    Mi problema es de pareja, salió embarazada de otro, no viamos en el mismo pueblo, yo esta en la universidad y ella me dijo que ya la tenía abandonada que sentía que no la quería y que por eso estubo con otra persona. Yo me ciento culpable de su actitud por no brindarle esa atención que ella me espreso. Pero lo peor de todo que un principio ella afirmó que era mi hijo, cuando ella sabía que no. No esperaba ese niño , pero luego me ilucione y entonces, ella me confesó que no era mio. Estoy muy dolido

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Dany!

      Gracias por tu comentario.
      No sé qué decirte. Es difícil opinar desde fuera. Creo que yo en tu lugar esperaría un tiempo para poder asimilar esa situación y tomar una decisión, luego de mirar dentro de mí para buscar cuáles serían mis sentimientos. Las personas tenemos valores y moral distintas, y esos aspectos son determinantes a la hora de saber qué hacer. Yo sólo te recomendaría que hagas lo que hagas no sea en base al odio o al rencor, porque eso lo llevarías toda la vida contigo. Deja que pase un poco el tiempo.

      Espero que seas feliz.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  4. Rodolfo Ortiz
    Rodolfo Ortiz Dice:

    Querida Lucia, qué hermosa forma de alentar a quienes actualmente padecemos de este mal…
    Espero pronto poder ingresar de nuevo al blog contándoles que también ya lo logre superar…
    Estoy actualmente con tratamiento cognitivo – conductual por transtornos de pánico…
    Cariños y mucha fuerza.!!!

    Responder
  5. Lucía
    Lucía Dice:

    Hola, quiero compartir mi experiencia como parte de la necesidad de ayudar a todas aquellas personas que se hayan inmersas en una situación de depresión o ansiedad.

    En agosto del año 2013, y pese a que siempre he sufrido de ansiedad generalizada y depresión, sufrí como consecuencia de un viaje a exterior, sintomas excesivos de estas dos enfermedades, hasta el punto de sufrir ataques de despersonalización. Fue un sentimiento desesperante, llegue a tener pensamientos suicidas…y lo digo con conocimiento de causa que la combinación entre Dios, la familia, seres queridos, amigos y los profesionales mas la voluntad que tu le puedas poner, SALES DE ESTO….se siente como un callejón sin salida, sientes que tu vida no tiene sentido, mas con un sintoma como el demla despersonalización, pero se trata de que enfoques tu mente, tu corazón y tu alma en tu recupración y te aferres a lo que mas puedas querer en esta vida…y les aseguro que salen de ese hueco…mucho ánimo para las personas que se encuentren en cualquier situación de las descritas…les digo que cuándo estuve así, leía este tipo de blogs no creía lo que las personas escribían que de esto se podía salir, y ahora les escribo PORQUE SI ES POSIBLE SALIR.

    Puede que muchas personas no profesen ninguna religión o que incluso no crean en un Dios…pero encomienden todas estas enfermemades a San Miguel Arcangel, no se imaginan lo mucho que los puede ayudar a salir de todo esto, porque la parte espiritual es fundamental en estos momentos.

    Les envío miles de bendiciones y abrazos y estaré atenta si alguien quisiera saber mas acerca de mi experiencia, puesto que mi idea es ayudar y poder brindar un consejo de corazón a todas aquellas personasque hayan podido pasar por una experiencia similar.

    Saludos Cordiales y bendiciones.

    Responder
  6. José Luis
    José Luis Dice:

    Buen día! Leí el artículo anterior y otros más y algo enganchó, hace siete años me separé de la mamá de mis hijos y hasta ahora tuve la oportunidad de que uno de ellos, de 15 años, viniera a vivir conmigo, el resultado fue que al poco tiempo nos dimos cuenta que somos casi unos desconocidos y él terminó por pedirme que lo dejara regresar a casa de su madre. Lo entendí perfectamente lo raro es que después de vivir siete años solo no pensé que ahora me costara tanto y lo extraño mucho y contrario a lo que me sucedió en la etapa de divorcio, que me aislé completamente hasta que poco a poco fui sintiéndome mejor, esta vez no soporto regresar a casa y sentirme solo y me deprime recordar y comienza a dar vueltas en mi mente la idea de que si las personas a quienes yo tanto he querido no quieren estar conmigo pues no tiene sentido mi vida, sé que suena dramático pero a las tres de la mañana y sólo esta idea se esta volviendo insoportable. Tengo 48 años y buena salud aunque mi economía está en bancarrota, sé que no debo quejarme ya que hay personas en situaciones verdaderamente terribles pero para mí esto me resulta demasiado. He pensado en la posibilidad de visitar a un Psiquiatra antes de hacer una locura pero a veces pienso que puedo superarlo solo y otras definitivamente no. Me gustaría conocer su opinión y si es posible un consejo. Gracias.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado José Luis:

      Te pido disculpas por la tardanza en responder, debido a que estos días atrás he estado un poco liado de trabajo.
      Muchas gracias por participar en el blog y por compartir tu comentario.

      Antes de nada quiero decirte que, en mi opinión, si te sientes incapaz de afrontar esa situación, e incluso tienes pensamientos autodestructivos, efectivamente lo mejor que puedes hacer por ti es visitar un médico, independiente de que leas o veas contenidos que te pueden ayudar.

      Sobre el resto de tu comentario, comprendo lo que me cuentas, casi no me atrevo a opinar, aunque intentaré ayudarte con lo que pueda. Es más, yo creo que lo que te vale no es precisamente la opinión de nadie, sino la tuya propia. Por ejemplo, cuando dices que entiendes que tu hijo se volviera con su madre, intuyo que sabes la razón, y no creo que sea sólo que erais unos desconocidos, que eso también es importante, pero de ser sólo por eso seguramente ni siquiera hubiera accedido a irse contigo.
      Lo que sí te puedo decir es que desde un estado muy emocional no podrás ver con claridad lo que tienes que hacer. Es preciso primero que te serenes y te enfoques en lo que te ocurre. Por ejemplo, yo te invitaría a reflexionar acerca de tus prioridades, o sea, qué es lo que quieres solucionar primero:
      a) Tener una relación normal de afecto con tu o tus hijos/as
      b) No estar solo
      c) Encontrar el sentido a tu vida
      d) Mejorar tu economía

      Aunque todo parece estar relacionado, sin embargo no tiene por qué ser así, y, desde luego, si tratas de solucionar todo a la vez creo que complicado será conseguirlo. Creo que debes elegir con cuál de los asuntos quieres comenzar y luego platear tus opciones. Por ejemplo (y sólo a título de ejemplo), voy a darte las pautas o los pasos que yo seguiría para el caso de que quisieras comenzar por el “a) Tener una relación de afecto con tus hijos”:
      – Paso 1: Objetivo. Mi objetivo es mantener una relación afectiva con mis hijos, poder visitarlos periódicamente y realizar actividades juntos.
      – Paso 2: Conocer la Realidad. (Piensa, e incluso escribe en un papel, cuál es la realidad actualmente con tus hijos. Por ejemplo:) Mis hijos viven con su madre porque reciben el cariño adecuado, además de facilitarle el sustento y la educación. Dado que cuando me separé de mis hijos éstos eran pequeños, ahora me ven como un desconocido, además de no necesitar afecto por mi parte…
      – Paso 3: Opciones. Dependiendo de cuál sea la realidad (paso 2) las opciones que me planteo son las siguientes: Llamar a mi ex-esposa y proponerle una reunión para hablar de nuestros hijos; Una vez que mi ex-esposa está de acuerdo, planificar un calendario de actividades con mis hijos para irnos conociendo mejor; etc.
      – Paso 4: Compromiso/Acciones a tomar. Llamar a mi ex-esposa y acordar una fecha para una reunión…

      Bueno José Luis, creo que más o menos habrás entendido la idea. Puede parecer algo muy frío, pero no es así, es lo que te decía al comienzo, que desde un estado muy emocional es difícil hacerse planteamientos. Hay que estar sereno, identificar tus objetivos, priorizarlos y afrontar uno a uno con decisión.
      Si tienes alguna duda, o deseas que comentemos algo, puedes enviarme un email a jgarcia@quieretemilvecesmas.com

      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario