Cómo Logré Salir de la Depresión | QuiereteMilVecesMas

Qué me Ayudó a Salir de la Depresión

Antes de contarte mi experiencia con la depresión, quería darte algunos datos estadísticos relacionados con la misma, principalmente para que si tú la padeces seas consciente de que no eres la única persona que está en esa situación.

Los datos de la depresión

Una investigación de hace unos años publicada en la revista “BMC Medicine”, llevada a cabo en 18 países con distintos niveles de renta y en la que participaron casi 90.000 ciudadanos, revelaba que la depresión afectaba a 121 millones de personas en el mundo y que era la cuarta causa de discapacidad, aunque para el año 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que estará en segundo lugar. En la actualidad, año 2016, la OMS en su página web ya considera que la depresión es la primera causa de discapacidad y, además, actualmente son 350 millones de personas las afectadas en el mundo por esta enfermedad.

De aquella investigación que mencionaba se desprendía que, por ejemplo, dependiendo del país, el porcentaje de afectación variaba entre el 11% y el 15% de la población, y que los síntomas que padecían estaban relacionados con uno de los siguientes aspectos:

Síntomas

☹  Tristeza
☹  Pérdida de interés
☹  Falta de placer
☹  Sentimientos de culpa
☹  Baja autoestima
☹  Problemas para conciliar el sueño
☹  Falta de apetito
☹  Poca energía y falta de concentración

Por último, señalar también, que la investigación recoge el dato de que, en el caso de las mujeres, tienen el doble de posibilidades de deprimirse que los hombres. Dato que no es de extrañar, teniendo en cuenta el papel tan complejo que las mujeres desempeñan en nuestra sociedad.

La depresión afecta en el mundo a unos 350 millones de personas. Clic para tuitear

Aunque hay diagnóstico y tratamientos eficaces para la depresión, más de la mitad de las personas afectadas en todo el mundo (y más del 90% en muchos países) no recibe esos tratamientos.

Depresión sin causa aparente

Ahora quiero contarte mi experiencia con la depresión a los 35 años. En esa época podríamos decir que gozaba de salud y era feliz, tanto a nivel personal como profesional. Sin embargo, sucedieron una serie de acontecimientos relacionados con la pérdida de algunos familiares importantes para mí, que desencadenaron una situación de depresión, que en ningún momento vi venir y que para cuando me di cuenta ya estaba inmerso completamente en ella, sin que lo pudiera evitar.

Recuerdo los síntomas, vivía en el tremendismo, sin interés, indeciso, con baja autoestima, ansiedad y tristeza. Sólo levantarme para ir a trabajar ya era un suplicio, pues no tenía ganas, ni decisión. Por la mañana, después de un buen rato de pensarlo, me reincorporaba y me sentaba en el extremo de la cama y ahí me quedaba pensando y pensando si levantarme o volver a recostarme… pero después de unos instantes mi esposa comenzaba la labor de todas las mañanas de animarme y hacerme ver lo importante de no quedarme en cama.

Mientras ella me preparaba el desayuno, yo me levantaba y me ponía a dar vueltas en la habitación (como aquellas mulas que daban vueltas haciendo girar la piedra del molino) hasta llenarme de valor, ir a la cocina a desayunar y luego salir al lugar de trabajo.

Cuando volvía a casa, no podía escuchar las noticias, ni por radio ni por televisión, porque me daba tal grado de ansiedad que no podía soportarlo, así que me las pasaba dando vueltas alrededor de la mesa del comedor.

Tengo que reconocer que quién lo pasa peor son los familiares que conviven con uno, en este caso mi esposa, que intentaba por activa y por pasiva que fuera al médico para que me mandara un tratamiento, pero hasta esa era una decisión que se me hacía imposible tomar. Recuerdo que un día mi esposa me convenció y me acompañó a visitar al médico de familia, pero mientras esperaba mi turno, me desesperé y me marché. Al llegar a casa, mi esposa me dio a elegir entre ir al médico o irme de casa. Finalmente, ante la situación de encontrarme entre la espada y la pared, fui a un especialista.

Depresión; cuándo acudir al médico

De tantas películas que había visto en las que el psiquiatra escuchaba a su paciente, mientras este último hablaba retumbado en el diván, pues pensé que así sería mi experiencia con el especialista. Pues no, entré en la consulta, me invitó a sentarme y me dijo “Cuénteme qué le pasa”, me escuchó 5 minutos, luego creo recordar que me auscultó, miró por aquí y por allí y finalmente me despachó rapidito con la receta de unas pastillas, un antidepresivo. ¡Qué desilusión!

A “toro pasado” creo que es conveniente acudir al médico para un diagnóstico lo antes posible, en cuanto apreciemos padecer los síntomas descritos más arriba (intenta ser realista y no dramatizar). Eso sí, hasta no visitar al médico, seguir y no dejar de realizar las actividades cotidianas, pues hay personas que al menor síntoma dejan todo y luego van al médico.

Qué me ayudó

En el relato anterior no he mencionado varios puntos muy importantes, a la larga, para que yo saliera de esa situación. Puntos éstos, que sólo con el paso de los años he podido darme cuenta de la importancia que tenían para mi recuperación. Te los detallo ahora, para que te sirvan de ayuda:

  • El momento de inflexión, en que comencé el camino de la recuperación fue el instante en que mi esposa me lanzó el ultimátum. Se sabe que nuestro cerebro reacciona de una manera especial cuando percibe una situación “que entiende” de peligro, en concreto es la amígdala, situada en la corteza pre-frontal, la encargada de activar ese estado en nuestro cerebro. Y creo que ese ultimátum produjo una reacción diferente en mí, moviéndome a visitar al médico. Así pues, como moraleja en este punto te diría que, es muy importante que no te aisles, sino déjate acompañar de alguien que te quiera y te ayude a salir de ese estado.
  • Siendo realista tengo que reconocer que del médico no recibí ninguna ayuda psicológica, ¡ni pude desahogarme en el diván, ni había diván! Sin embargo, también es cierto que esos antidepresivos que me recetó me produjeron una disminución importante en el nivel de ansiedad, permitiéndome, por lo tanto, cierto grado de reflexión constructiva. Así que, como consejo general, creo que en una situación con síntomas de depresión es prioritario que recurras al especialista de turno para que te haga un diagnóstico y te ayude de la manera que éste crea más conveniente.
  • Junto a la actitud de mi esposa, el otro punto clave para mi recuperación tuvo relación con algo mental, los valores. Ahora te explico. De mis padres aprendí desde niño a ser una persona responsable con lo que hago y con los demás, y precisamente esta actitud fue la que me impidió durante esos momentos dejar el trabajo y, aunque cada mañana era un suplicio el ponerme en marcha para ir a trabajar, sin embargo una vez que salía de casa, ya no había vuelta atrás, porque el ir a trabajar formaba parte de mi responsabilidad y así lo sentía en el fondo, por encima de mi estado depresivo. Sólo en una ocasión me sentí tan mal, que salí para mi casa antes de que terminara mi turno de trabajo. En este punto quiero decirte que le des una gran importancia a los valores y principios morales que tengas instaurados en ti, porque ellos serán la única razón y respuesta que te valdrán en esos momentos.
  • Mientras estaba en el trabajo no comentaba con los compañeros el tratamiento ni la situación por la que estaba pasando, pero en una ocasión lo hice con uno de ellos, que casualmente también había pasado una enfermedad parecida. No es que su relato me ayudara, sino más bien el haberlo compartido con alguien de ese entorno, el haberme sentido comprendido, ¡oxígeno emocional! Así que, mi consejo es que compartas lo que te pasa con alguien de tu confianza, ya sea en el trabajo o en casa, eso te puede ayudar.

Depresión; cuándo se cura

Imagino que querrás saber cuándo me di cuenta de que estaba recuperado y cuánto duró dicha recuperación. Pues siento no poder darte ese dato, pues igual que vino se fue, pero seguramente no más de un año. Pero ¡ojo! esto no quiere decir que un año sea el tiempo medio para la recuperación de una depresión, es simplemente mi caso. Lo que sí creo es que, si cuando gozas de salud o no tienes síntomas, te formas mínimamente en el conocimiento de lo que es la depresión, seguramente eso ayuda a acortar los tiempos de recuperación.

Mi recomendación para cuando estés bien

Además de lo que te he contado de mi experiencia, sin duda te digo que tu mejor herramienta para salir de la depresión es tu propio convencimiento de que “Tú puedes, si quieres” y si afortunadamente no estás en esta situación, como medida preventiva te recomiendo que te intereses poco a poco por conocerte mejor: cómo reaccionas ante el estrés, la ansiedad, etc., qué ocurre en tu cuerpo cuando algo te preocupa; qué sientes, qué piensas, de qué herramientas dispones para tu gestión emocional

Te recomiendo que te intereses por temas relacionados con la inteligencia emocional, el desarrollo personal, etc., pues mientras más informado estés más herramientas tendrás a tu disposición para el caso de que te encuentres inmerso en una situación parecida a la que a mí me ocurrió.

Versión en Vídeo y Audio.

Firma

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.

Latest posts by José Ramón García (see all)

143 comentarios
  1. juan
    juan Dice:

    Llevo varios años sufriendo de presión y medicándome. Al principio acudí a mi médico de cabecera y luego al centro de salud mental de mi localidad. La verdad es que con la medicación del médico de cabecera y posteriormente con la del siquiatra del centro de salud mental he ido tirando en la vida, pero no me han servido para curarme, ya que cuando decía de dejarme la medicación tanto con el medico de cabecera como con la que me mandaba el siquiatra de salud mental sufría recaída tras recaída y así durante diez largos años. Este año estuve hasta de baja dos meses en mi trabajo, cuando yo no había tenido necesidad de tomar baja alguna por motivo de mi depresión. Por este motivo decidí acudir a un siquiatra privado de la capital de mi región del cual he oído hablar muy bien y yo se de personas de mi localidad que han acudido a él y les ha curado y actualmente viven una vida normal sin depresión. Actualmente estoy en tratamiento con dicho siquiatra aproximadamente dos meses y aun estoy en periodo de adaptación a la medicación, que dicho sea de paso me esta costando bastante y estoy en contacto con él prácticamente casi todas las semanas porque me varía las dosis en función de como me encuentro. Pero me estoy dando cuenta de que la medicación no es bastante para curar la depresión también influye la situación personal en la que se desenvuelve mi vida. Estoy casado y mi mujer tiene problemas con el alcohol desde hace tiempo y eso me hace sufrir y a mis hijas también. Me siento impotente ante esta situación. He hablado con mis hijas y están de acuerdo de que tenemos que hacer un frente común e intentar que mi esposa se ponga en manos de especialistas y le ayuden a dejar el alcohol. Ella es reacia a reconocer el problema que tiene con el alcohol y se niega a acudir a ningún sitio para que le ayuden. Yo aunque cuento con mis hijas me veo solo ante este problema que me está destrozando y no deja que supere mi depresión. No tengo ganas de salir y olvidarme por un momento de la situación conyugal. El único alivio que tengo y por el que puedo dejar de pensar en el problema es cuando estoy trabajando y cuando salgo a andar, aunque tampoco puedo olvidarme del todo. Los fines de semana para mí son un suplicio y se me hacen interminables porque no se donde ir ni a quien acudir para encontrar alivio y sosiego. Estoy desesperado y llevo tiempo pensando en separarme, pero por otro lado también pienso en mis hijas y se me hace muy duro dejarlas con el problema y marcharme pensando solo en mi. Mis hijas aunque se hacen cargo del problema por lo menos tienen amigos con los que quedar y salen todos los días, pero yo no salgo de casa y no puedo más, porque veo que se pasa el tiempo y no veo que se solucione nada. Yo cada vez estoy más desesperado y la medicación no me hace el efecto que tiene que hacerme para superar mi depresión, que ahora me doy cuenta que ésta es consecuencia de la situación que he tenido en casa durante todos estos años. La aptitud de mi mujer me pone de mal humor y no la soporto, además de ponerme de los nervios y no puedo más. Ya se que mi situación es muy compleja, pero me gustaría que me dieras tu opinión.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Juan:

      Gracias por visitar mi blog y por participar en él.

      Efectivamente, también creo que vives una situación compleja. No me atrevería a opinar, pero ya que me la pides, lo hago con gusto y con la esperanza de que ésta pueda ayudarte. Pero, por favor, ten en cuenta que mi opinión no tiene ningún valor desde el punto de vista médico, simplemente es mi opinión y me puedo equivocar fácilmente en este tema, así que tendrás que ser tú el que saque tus propias conclusiones acerca de lo que más te conviene.

      La primera sensación que tengo, después de leer la primera parte de tu comentario, es que quizás tienes la creencia de que el médico y la medicación te sacarán por sí solas de la depresión que padeces. Puede que sea la forma de expresarte, pero eso es lo que intuyo de expresiones como: “pero no me han servido para curarme”, “han acudido a él y les ha curado”, etc. Aunque es cierto que al final de esa primera parte reconoces: “Pero me estoy dando cuenta de que la medicación no es bastante para curar la depresión, también influye la situación personal en la que se desenvuelve mi vida”. Efectivamente, has dado con la clave. El profesional y la medicación buscan, en cierto modo, facilitarte la transición a un estado emocional más estable, pero sin ti eso no ocurrirá. Tu entorno y las circunstancias del día a día deberían facilitar también esa transición, ayudando a crear un clima de tranquilidad, optimismo, alegría, etc., y de no ser así se hará todo más complicado. Desde este punto de vista, la enfermedad de tu esposa es uno de esos elementos de tu entorno que afecta, en este caso de forma negativa, a tu recuperación.

      Llegados a este punto, yo plantearía dos escenarios: el primero sería que ya no quieras a tu esposa, el segundo en cambio sería que, independientemente de las circunstancias de ambos, todavía la sigues queriendo.

      Primer escenario. En el caso de que ya no quieras a tu esposa, y dado que ella ha elegido un camino de autodestrucción del que voluntariamente no quiere salir, creo que sería procedente que te plantearas la opción de la separación, temporal o definitiva, para que te pudieras centrar en tu recuperación. Piensa que, aunque no la quieras, pero tuvieras la voluntad de ayudarla, no podrías hacerlo precisamente por tu estado. Es decir, para ayudarla tienes primero que recuperarte y el estar alejado de su problemática te pondrá en una situación más apropiada para una evolución positiva con la ayuda de tu médico y la medicación que creyera conveniente.

      Segundo escenario. Si todavía quieres a tu esposa, tendrías que luchar por ti y por ella, pero contando con ayuda. Mi planteamiento es que, si ayudas activamente a tu mujer a que se recupere de su enfermedad, ese compromiso y posterior evolución te ayudará también en lo tuyo. Acerca de esa ayuda, se me ocurren varios comentarios al respecto, todos ellos contemplan que estés viviendo en España, que es donde yo vivo, pero de no ser así se aplicarían de forma similar, buscando organismos e instituciones equivalentes en tu país.
      El alcoholismo ha de ser tratado como una enfermedad, y por lo tanto es imprescindible acudir a los recursos adecuados. Pero para eso, lo más importante, con tu ayuda, ella tendrá que dar el primer paso, reconocer que tiene una enfermedad. Eso lo intentarás hablando con ella, pero sin culpabilizarla ni juzgarla, trata de comprender su relación con el alcohol y de escucharla sin angustiarte. Lo importante es que acepte ayuda, pues sólo ella puede ayudarse. Llevarla por la fuerza a algún sitio difícilmente resolverá las cosas. Así que tendrás que conseguir que reconozca que tiene un problema y que necesita ayuda profesional para recuperarse. Ese reconocimiento explícito es el primer paso del gran viaje que tendréis por delante, pero sin el cual no existirá viaje alguno.

      Una vez que acepta que está enferma y que necesita ayuda, si además estás a su lado estarás ayudando en su recuperación y en la tuya. Ahora procede recurrir a los recursos de los que hablaba. Lo importante ahora es acudir a profesionales que os orienten a ambos acerca de la mejor opción, ya que en el caso de tu mujer se trata de un problema grave del que se sale con ayuda. Podrías acudir a vuestro médico de cabecera o de familia para que os informen o también a Cruz Roja (alguno de sus centros tiene atención a drogodependientes), Asuntos Sociales en vuestro Ayuntamiento o Comunidad. Por ejemplo, si eres de Madrid, creo que en el Hospital Universitario 12 de Octubre hay una unidad especializada en alcoholismo… Y por supuesto, también están las Asociaciones de Alcohólicos (Alcohólicos Anónimos, etc.).
      Según me he informado, los que mejor están funcionando son los grupos de autoayuda para deshabituación alcohólica y/o alcohólicos rehabilitados, en estos grupos también ayudan a los familiares, dándoles pautas de actuación. Está comprobado que el apoyo en grupo y el apoyo de otros que están en la misma situación es muy positivo y eficaz. Tu esposa verá cómo otros lo han superado y se verá más capaz, además de identificarse, tú también, con las historias de vida que allí se relatan, es como el amigo que conoce la salida.

      Una de las cosas más importantes es que tengas mucha paciencia, intentes comprenderla en todo momento y comprendas por qué sus “subidas y bajadas”, porque en la mayoría de los tratamientos de adicciones suelen existir recaídas. Que sienta que te tiene a su lado, que puedes ser un apoyo importante. Claro, a todo esto, me dirás ¿Y yo qué? Pues tú sigues las pautas que te mande el psicólogo que te esté tratando, pero creo que el hecho de estar ayudando a tu mujer te motivará y te servirá de acicate para mejorar tú también. ¡Ojo! Quizás este planteamiento mío es erróneo y no te beneficie, eso lo tendrás que valorar tú, pero esa es mi creencia.

      Bueno Juan, esa es mi opinión. Deseo de corazón que suponga algún tipo de ayuda para ti. Esa esperanza tengo.

      Mucho ánimo.

      Un abrazo,
      José Ramón

      P.D. Mira este vídeo. Si no hablas inglés, activa los subtítulos y cambia a Español.

      Responder
  2. Silvia
    Silvia Dice:

    Hola. Yo caí en depresión el septiembre del 2016. Era la segunda vez que me pasaba, pues hace 10 años ya me paso, pero no tan fuerte. Motivos, antes y ahora, soy incapaz de hacer amistades. Esto influye en todo lo demás. Tenía un trabajo que dejé. Vivo en casa con mis padres ya mayores y una hermana con una enfermedad mental no diagnosticada. Tengo 40años, me veo sin presente, sin futuro, cada día pienso que tengo que cambiar pero no sé cómo. Cuando fui al psiquiatra me dio pastillas y me fueron bien, pero mi madre decía que eso no podía durar, y yo misma pienso que debo ser yo la que lo consiga. Dejé las pastillas y la última revisión con la psiquiatra se lo dije y le dije que me encontraba bien y me dio el alta. Pero lo cierto es que no estoy bien, vuelvo a tener ganas de llorar, me siento mal yendo sola a los sitios, me cuesta levantarme por las mañanas….

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Silvia:

      Gracias por participar en el blog.
      Silvia, si crees que por ti sola no eres capaz de salir de ese estado depresivo en el que me dices que te encuentras, entonces lo lógico es que busques ayuda profesional. Ahora bien, por el solo hecho de visitar al psiquiatra no se van a arreglar tus problemas. El profesional y la medicación es sólo un apoyo, una ayuda, para hacerte sentir lo suficientemente bien como para que tú luego tomes acción sobre tu vida. Es decir, una vez que con el tratamiento que te ha recetado el psiquiatra te encuentras mejor, más tranquila y centrada, te pones manos a la obra y meditas acerca de lo que quieres cambiar en tu vida.

      Es usual que cuando uno está en ese estado no encuentre la manera de cambiar las cosas para volver a disfrutar de la vida. Y en mi opinión eso se debe a que no tienes un plan, una estrategia. Mira Silvia, ahora son muchas las ideas que tienes en tu cabeza y eso te impide enfocarte y centrarte en lo importante. Es como tratar de montar un puzle de miles de piezas de golpe, es necesario tener un plan o algunas estrategias, por ejemplo, agrupar piezas por colores, agrupar las piezas de las esquinas, las que tienen la misma forma, etc. Esas estrategias te ayudarán a montar el puzle más rápidamente y con cierto orden. Pues de manera parecida tienes que hacer con todas esas ideas, añadiendo además el priorizar por su importancia.

      Con el objetivo de ayudarte a aclararte un poco las ideas, te propongo una serie de pasos:
      1. Acepta la realidad. Aceptar la realidad significa reconocer lo que te ocurre, sin luchar contra ello. De la misma manera que cuando respiras no discutes si el aire es de una forma o de otra sino simplemente respiras y lo tomas, pues haz lo mismo con la realidad.
      2. Aceptar no es equivalente a estar de acuerdo, así que de esa realidad escribe en un cuaderno todo lo que no te gusta como es ahora y que te gustaría cambiar. Haz una lista con eso.
      3. De esa lista que hiciste, ordénala por importancia para ti, prioriza, pon en primer lugar lo más importante y en último lo menos. Y luego de lo que está en los primeros lugares por ser importante, vuelve a ordenarlo por urgente, de esta manera lo primero de tu lista es lo más urgente e importante para ti.
      4. El siguiente punto es coger uno a uno los elementos de tu lista, “primero lo primero”, y escribe un plan para afrontarlo. Por ejemplo, uno de los puntos de tu lista (no sé cuál sería el puesto que tú le pondrías) pero seguramente sería de los primeros, seria encontrar trabajo. Pues bien, escribe en tu cuaderno qué pasos vas a dar para ponerle remedio y llegar a conseguir trabajo nuevamente. Esos pasos tienen que tener todos los detalles necesarios, incluso fechas y lugares, de tal manera que si, por ejemplo, perdieras la memoria, únicamente leyendo lo que escribiste pudieras llevarlo a cabo.
      5. Una vez que has trazado tu plan para cada uno de esos elementos de lista de preocupaciones, comienza a ejecutarlos por orden de prioridad. Recuerda que “un viaje de mil millas comienza con el primer paso” (Lao-tsé).

      Por último, me dices que tienes 40 años y te ves sin presente. Pues bien, no sé lo que tú piensas de eso, pero yo pienso lo siguiente: con 40 años estás en la flor de tu vida, con esa edad tienes bastante experiencia para saber moverte por ti sola y que casi nada te sorprenda. Y referente a que te ves sin presente, discúlpame Silvia, ¡eso no tiene sentido! Puedo entender que puedas decir que te ves sin futuro, eso es casi lógico cuando estás tan confusa, pero el presente está ahí, con cada respiración, con cada mirada, con cada movimiento de tu cuerpo…, todo forma parte del presente de forma instantánea y a continuación pasa a formar parte del pasado, lo hayas aprovechado o no. Silvia, lo más hermoso y grandioso que existe en este mundo es la vida que tienes, es cierto que las cosas no suceden siempre como nos gustaría, pero es real, así que disfrútala lo mejor que sepas.

      Aprende a detectar lo que está de tu mano modificar, corregir…, por ejemplo, si te sientes mal yendo sola a los sitios, puedes ponerle remedio buscando compañía. Decía Stephen King en uno de sus libros acerca de escribir: “Los amateurs se sientan y esperan a que llegue la inspiración, el resto de nosotros simplemente nos levantamos y nos ponemos a trabajar”. Puedes aplicarte el cuento y en vez de esperar que surjan las compañías, consíguelas tú; en vez de esperar tener ganas de levantarte por las mañanas, busca las ganas tú… y así con todo. —No delegues tu capacidad de decidir lo que haces en cada momento, no renuncies a tu vida—

      Te recomiendo que leas el libro titulado: “Determinación: Cómo seguir adelante cuando quieres darte por vencido” del autor Martin Meadows. Lo puedes encontrar en versión Kindle en Amazon, por menos de 5 euros o dólares. Estoy seguro de que te ayudará.

      Espero que esto te haya inspirado para dar ese primer paso del viaje de mil millas.
      Mucho ánimo y confía en ti.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  3. Candelaria
    Candelaria Dice:

    Buenas tardes.la verdad uno empieza a buscar en interne ayuda como salir de esta deprecion pero no puedo.hace unos cuatro meses tenía un buen puesto de trabajo de ayudante Cocina,aunque también realizaba trabajos de cocinera.lo ganaba muy bien y tenía buenos compaňeros y grandes personas. Las primeras semanas todo parecía tan bonito,trabajaba dentro de un barco y nos íbamos a nigeria.aunque estaba un poco asustada ya que era mi primera vez este tipo de trabajo estaba muy ilusionada.pero empeze a ver malos tratos por un jefe a los compaňeros.insultos,ordenes tajantes chillando,los obligaba hacer horas extras sino los amenazaba con echarlos.cambiaba planes de un día para otro o incluso en horas.hablaba de la familia como sino fuera importante.el lo único que queria era que trabajarán y trabajarán y dinero, no hablaba de otra cosa.y yo que siempre he sido muy familiar. Y me encantaba estar con mis amigas y mi familia. Ya me empezaba afectar.y un día ya fue conmigo por una pasta que se me pasó un poco por tener mucho trabajo y poco tiempo.no me dejo hablar sino chillando y humillando.y la otra fue por hacerle una pregunta de cambio de horario.fue humillante delante de compaňeros chillando, insultando y echandome del puesto trabajo.ya era la segunda vez lloraba con todo esto y hasta se río de mi actitud.me iva y me decía otravez ponte a trabajar si quieres seguir aquí.y decidí seguir y volví a mi puesto de trabajo.pero escuche por parte de el delante de la gente otravez, Así se trata a la gente como animales sino se suben a la chepa.uf… Me dio tanta rabia que le dije cuatro cosas y me fui. Luego mando al jefe cocina a que me dijera subiera al barco otravez pero sin disculparse siquiera.me dio tanta crisis de ansiedad que acabe en la residencia a punto de darme un infarto.pues a razón de eso me han diagnosticado deprecion y ansiedad.nose si fue el cúmulo de cosas que ya he vivido o fue a razón de esto.lo que se que me siento muy mal.sin ganas de salir a la calle.ni hablar con nadien. No tengo ganas ni de estar con mi marido cada día discutimos. Estoy en tratamiento hace cuatro meses.me despierto muchas veces en la noche con pesadillas,lloro en silencio, y las pocas veces que salgo para ir al super ver el mar me hace acordar de todo lo vivido.y me da una pena todo esto me pasara.pero me siento hasta culpable.pienso mucho en esas personas que siguen allí aguantando porque el dinero les hace falta y también tienen sus ilusiones.sin embargo en casa si me da por hacer cosas y estar ocupada.pintar paredes, figuras,cambiar muebles,hacer cojines,trasplantar y cuidar las plantas.nose que me puedes aconsejar.muchas gracias

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Candelaria:

      Primero tengo que disculparme por el retraso en responderte. A continuación quiero darte las gracias por participar en el blog.

      Candelaria, lamentablemente la realidad es que todavía existe un alto porcentaje de jefes tóxicos en las empresas, en España, por ejemplo, cerca del 40%, aunque dependiendo del país el porcentaje es incluso mayor. Desafortunadamente tú has dado con uno de ellos y has sufrido en tus propias carnes los efectos tan tremendos que producen en la gente que tienen bajo su cargo. Para esas situaciones no hay solución y casi la única manera de desprenderse de ellos es cambiar de trabajo.

      Comprendo cómo te sientes después de haber pasado por el trago amargo de tener que tratar con ese jefe despreciable, y no me extraña que estés como me cuentas. Ahora bien, Candelaria, no deberías dejar que lo ocurrido te impida disfrutar del trabajo que te gusta y mucho menos que te lleve a la idea de que te infravalores. Lucha por tus sueños y sé feliz. Únicamente, para la próxima pregunta entre los trabajadores qué tal es el jefe que te va a tocar y listo.

      Por compartir mi experiencia, y relacionado con lo que puedes hacer para paliar el dolor de esas personas que sufren ese maltrato laboral, te diré que siempre que tuve responsabilidades y otras personas a mi cargo me acordé de los malos tragos con ese tipo de jefes y procuré en todo momento ser un buen jefe para ellos, escucharles, comprenderles, apoyarles, compartir mi conocimientos con ellos, motivarles y reconocerles su valía en todo momento. Ese comportamiento es el que con los años me ha traído la felicidad que ha contrarrestado aquellos malos momentos.

      Así pues, Candelaria, mi consejo es que no dejes que esa experiencia te paralice, aprende de ella para que, a partir de hoy, y desde cualquier puesto que ocupes, trates a tus compañeros de la misma manera como te gustaría que te trataran a ti. No olvides que detrás de una persona hay toda una vida, una familia, etc. Que, por un mal gesto, una mala acción, una mala palabra, etc., puedes destrozarlos. Persigue tus sueños y sé feliz compartiendo con los seres que amas.

      Ánimo. Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  4. Maria
    Maria Dice:

    Hola. Buenas tardes. Me ha gustado mucho leer su blog . Me siento muy identificada. Tengo tan solo 21 años, con un pequeño de casi 3 añitos de edad.Le cuento:llevo viviendo con mi pareja 2 años junto al niño: Nada mas nacer el peque, no me sentía madre, sentía como que yo no valiera nada, no podía hacerme cargo de él, mi novio trabajaba y me quedaba todo el día sola pendiente del niño ( no podía ni con mi alma). Todas las noches lloraba junto al niño. Decidí, que todas las noches lo cuidara mi madre, porque yo misma no podía ,lloraba, me tiraba de los pelos, dejaba al niño llorando y me iba al sofa..etc. A día de hoy, mi madre no sabe nada de que yo supuestamente he tenido sintomas de depresión. Después de todo lo tubo mi madre 9 meses cuidandolo. Ya tube mucho tiempo en pensar en todo y poder decir que yo podía! Mi pareja no se cree nada de lo que le digo, me dice que estoy loca, que todo son tonterias mias.
    Siento un vacio muy grande dentro de mí, me siento como una basura, no pierdo todo el peso que coji en el embarazo, me veo super enorme, “asquerosa’, una colilla tirada en el suelo , pienso mucho en como me ha cambiado toda mi vida! Y no, no me siento agusto ni feliz de esta nueva vida para nada. He perdido muchas amistades, no salgo de “fiesta” … Tengo muchos cargos , cosas qur pagar.. Etc.. Pero me pongo a pensar , y tampoco quiero vivir de nyevo con mis padres. Me como mucho la cabeza , y más , cuándo estoy en la cama para dormir… Tardo como unas 2/3 horas en dormirme .. Tenemos a menudo discusiones de pareja..
    Unas 2/3 veces puedo decir que me he ido de casa.. Puedo decir con boca ancha de que no quiero existir en este mundo, que no quiego estar aquí.. E intentado quitarme la vida con pastillas.. Y no pienso en mi niño ni en nadie, pienso en que estaria todo el mundo mejor y mas alegre sin mí. No le tengo miedo a la muerte para nada ,solo hago pensar pensar y mas pensar…ya no se que hacer, mis padres no saben nada ,y me gustaria decirselo, pero se me hace un mundo enorme para contarlo. Se que ella , cree que soy muy feliz que lotengo todo, pero no es así…..

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada María:

      Me alegra saber que te ha gustado leer el blog. Gracias por participar en el mismo.

      María, los síntomas que relatas al principio de tu comentario, en el primer párrafo, los he leído en otras ocasiones relacionados con depresión posparto o baby blues. O sea, no es algo extraño y que sólo te haya sucedido a ti, aunque lo más recomendable en ese momento hubiera sido acudir a un médico especialista. Si todavía sientes esos síntomas, creo que lo mejor es que lo hagas ya. La maternidad es un estado complejo y para algunas mujeres puede suponer un trauma y no ser capaces de superarlo por sí solas, no dudes en pedir ayuda a un profesional. Como bien dices “Tengo tan solo 21 años”, es comprensible que no estuvieras preparada para afrontar sola esa nueva situación. Eres un ser humano y no tienes súper poderes ni varita mágica, sé comprensiva y compasiva contigo misma.

      Con respecto a que tu pareja no te crea y diga que son tonterías tuyas, no te extrañes de que eso ocurra, algunos hombres sufrimos de estupidez y ceguera en muchos momentos de nuestra vida y sólo gracias a la paciencia y comprensión de personas como tú seguimos en compañía.

      María, me preocupa lo que dices en la parte final, achacable, con certeza, a todo lo que has tenido que soportar desde tu maternidad. Lo que dices delata tu estado de baja autoestima, que te lleva incluso a pensar en la muerte, y que te hace verte como de lo peor, pero yo sé, y en el fondo tú también lo sabes, que eso no es así. Puede que estéticamente no estés en tu mejor momento, que tengas cargas económicas (quién no las tiene), que te sientas vacía, etc., pero en ningún caso eso tiene que ver con la realidad, sino con cómo te sientes y con cómo interpretas en tu mente lo que te sucede. La realidad es que tú, María, eres más que una cara bonita o un cuerpo delgado, eres una persona con una historia, una familia, unos valores, habilidades, sentimientos, forma de ser, etc., que te han llevado a que te quieran e incluso a traer a la vida un hijo.

      Insisto en que sería recomendable que acudieras a un profesional para que te ayudara con ese estado de ánimo que tienes. Aun así, te puedo proponer hacer algún ejercicio para superar esas emociones negativas que sientes. Los pasos serían los siguientes:

      1) Identifica esos pensamientos o frases que te hacen sentir mal y escríbelas de forma independiente. Por ejemplo:
      – “Me veo súper enorme
      – “Me siento como una basura”
      – “He perdido muchas amistades”
      – “Tengo muchos cargos, cosas que pagar”
      – etc.

      2) Piensa en lo subjetivas que son. En su inexactitud. Por ejemplo, con respecto a la primera frase podríamos decir que, en realidad no estás súper enorme, ni mucho menos “asquerosa”, simplemente se ha producido el cambio físico normal ante tu maternidad, has engordado, algo que le ocurre a muchísimas mujeres en tu misma situación.

      3) Reescribe la frase con un sentido más aséptico (de forma objetiva, sin emoción), de acuerdo con el punto anterior. Por ejemplo, “Tengo sobrepeso, motivado por mi reciente maternidad”

      4) Plantéate un objetivo de superación. Por ejemplo, “Voy a cuidar mi alimentación y proponerme una dieta con ejercicio físico, para adelgazar y recuperar mi peso normal poco a poco”.

      A riesgo de que te parezca una tontería, si haces el ejercicio anterior para cada una de esas frases y luego sigues lo que te plantees en el punto 4), te sentirás mejor e irás poniendo solución a todo eso que ahora te hace sentir mal.
      He pensado que también te ayudará mucho escuchar uno de los monólogos de Facundo Cabral titulado “No estás deprimido, estás distraído”. En el mismo te da las claves para vivir, las que ahora no ves. Aquí lo puedes escuchar: https://youtu.be/znjMKDadZNI

      Deseo de corazón María, que pronto recuperes tus ganas de vivir y seas muy feliz.
      P.D. Cuéntale a tu madre lo que te ocurre, seguro que te ayudará y aunque se preocupe, lo hará mucho menos que si te pasa algo.

      Un abrazo y muchos ánimos.
      José Ramón

      Responder
  5. Osmar
    Osmar Dice:

    Hola! todo bien? mira, cuando tenia unos 10 años en el 2008, a mi madre le dio cáncer de mama, ella lucho con todas sus fuerzas contra esa maldita enfermedad, y nunca me mostraba que estaba mal, siempre me sonreía y me decía que estaba todo bien, aunque yo me daba cuenta de que ella no estaría mucho tiempo conmigo.. en el 2012 fallece mi abuelo por parte de mi madre de un ataque al corazón, para mi madre fue un golpe muy duro, y para mi abuela fue peor, ella quería morir.. mi abuela fallece en el 2013 por un derrame, y fue un doble impacto para mi madre, que fallece unos meses después en el mismo año.. al año siguiente en el 2014, mi único hermano nos hace juicio a mi familia, por temas de herencia, cosa que me separo de el.. al final con mi padre, con el cual siempre me muestro fuerte, ya que tengo miedo de perderlo también.. el año pasado empece una carrera universitaria, amo la medicina, pero en la universidad que estoy hay que completar un año de otra carrera para poder entrar, desafortunadamente la carrera que yo elegí tenia matemática que no pude superar, ahora me anote en enfermería para completarlo mas fácil y poder entrar de una vez a medicina, pero ya siento que soy un fracaso para mi familia, y que perdí tiempo.. no quiero decepcionar a mi padre, para que no sufra mas de lo que ya paso.. así que no se que hacer, nunca me voy a rendir, eso lo tengo claro, y quiero entrar a medicina para poder ayudar a gente que se como se siente pasarlo realmente mal… y apoyar a sus familiares.. me gustaría que me dieses algún consejo para superar este mal tiempo que tengo y que llevo acumulado, muchas gracias, un abrazo!

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Osmar:

      Gracias por participar en mi blog.
      Imagino cómo puedes sentirte tras la pérdida de esas personas queridas para ti, es ley de vida, aunque “perder” no es la palabra más apropiada, ya que mientras los recuerdes estarán contigo siempre. En adelante ellos serán tu inspiración para el resto de tu vida.

      Osmar, con respecto a la parte académica, tus estudios, la cosa no tiene vuelta de hoja. Lo que quieras hacer te costará tiempo, esfuerzo y dinero, así que mientras tengas tiempo, estés dispuesto a dedicar el esfuerzo que se requiera y puedas costearte los estudios, es cuestión de que no bajes los brazos y sigas con tu empeño hasta conseguirlo.

      “Todos tenemos sueños. Pero para convertir los sueños en realidad, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo.”
      (Jesse Owens)

      Es en la parte final en la que me gustaría centrar mi respuesta. Esa parte en la que hablas de que eres un fracaso para tu familia… Esa frase denota baja autoestima y que te preocupa, a mi parecer, en demasía lo que opinen los demás. En mi opinión, si tu familia te quiere no tendrá tanto en cuenta a donde has llegado, sino si tu comportamiento y tus actos han estado en la línea en que ellos te educaron. Si fuiste buena persona, contigo y con los demás. Aunque, sinceramente, con la edad que tienes es improbable que nadie te vaya a juzgar, pues apenas estás empezando a vivir. Es en esa edad cuando más te vas a equivocar y cuando más oportunidades vas a tener de aprender con esos errores, luego se verá si supiste hacerlo para el resto de tu vida.

      Quiero decirte que servir a los demás lo puedes hacer desde una posición de médico, aunque también desde cualquier otra posición en la vida. Lo importante de nuevo, no es lo que seas, sino lo que hagas por los demás. Aunque sean películas, un repaso a los personajes de Cantinflas (médico, bombero, mago, sabio, ministro, barrendero, patrullero, conserje, profesor, analfabeto, botones, dependiente, escribano, sacerdote…) nos ilustra perfectamente que trabajemos en lo que trabajemos, o si no trabajamos incluso, se puede servir a los demás con total honestidad, y eso es lo que tiene valor.

      Mi consejo para este tiempo es:
      1. Quiere, aunque no te quieran.
      2. Disfruta de la vida y de la gente que quieres y que te quiere.
      3. No guardes rencor, eso no te da felicidad.
      4. Si te equivocas, da gracias, es una oportunidad de aprender.
      5. Si tienes un sueño, lucha por él.
      6. Aprovecha tu tiempo. El tiempo es vida.
      7. Lo importante no es si alguien se siente decepcionado por ti, lo que importa es que nunca te llegues a sentir decepcionado por ti mismo.
      8. Nunca te rindas, mañana amanecerá de nuevo.
      9. Vive para servir.

      Te deseo lo mejor.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  6. carmen
    carmen Dice:

    hola ramón me siento muy mal animicamente siento que en la vida todo me sale mal no se que hacer tengo muchos problemas mi pequeño hijo esta enfermo tengo muchas cuentas en el banco que no tengo como pagar y lo peor de todo es que mi pareja tiene problemas con la justicis probablemente vaya a la carcel por errores de su pasado y lo peor de todo que es un drogadicto todo eso me mortifica porque quiero dejarlo pero no puedo miles de veces termine mi relacion con el pero siempre vuelvo se que esta mal pero no puedo no se que hacer ayudeme por favor

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Carmen:

      Siento mucho que estés pasando por todo eso, sobre todo la enfermedad de tu hijito, espero que se recupere muy pronto.
      Me gustaría mucho poder ayudarte, y aunque soy consciente de que sólo con palabras es una tarea muy difícil, sin embargo lo intentaré con mi opinión.
      Lo primero que quiero decirte es que comprendo cómo te sientes. A lo largo de la vida de las personas pasamos por momentos en que todo se complica tanto que casi perdemos la esperanza y la fe en nosotros mismos, por eso es tan importante no olvidar nunca otras ocasiones anteriores que también afrontamos situaciones parecidas y sin embargo salimos adelante.

      Como sé que en este momento estarás sometida a cierta angustia y estrés que te impide ver con claridad lo que tienes que hacer, me atrevo a hacerte ciertas recomendaciones:

      – Todo eso que te ocurre y quieres solucionar no podrás hacerlo a la vez, sino una a una, y para ello es muy importante identificarlas, cosa que tú ya ha hecho al describirlo, es decir, te preocupa: la enfermedad de tu hijito, las deudas y tu pareja.

      – Ordénalos por prioridad. Para saber qué es lo más prioritario, puedes tener en cuenta, por ejemplo, qué es lo más urgente, qué es lo más importante, qué depende de ti y que se escapa de tus manos la solución, etc. Aplicando estos criterios creo que el orden sería: la enfermedad de tu hijito, las deudas y los problemas de tu pareja. Asñi que vamos uno por uno.

      – Tu hijito. Por no poder valerse de sí mismo y además porque se trata de tu hijo, creo que esto es lo más importante y por tanto prioritario. Y aunque curarlo no está en tus manos, sí está el buscarle un médico que lo atienda, darle cariño, acompañarlo.

      – Las deudas. Con las deudas tienes que hacer algo parecido a lo que estamos haciendo con las cosas que te preocupan, es decir, priorizar y ordenarlas. Haz una lista de las deudas de que se trate, ponle su nivel de importancia (por ejemplo, un televisor lo puedes perder por falta de pago y no pasa nada, sin embargo la comida no puedes dejar de comprarla) y de urgencia (fecha de vencimiento) y ordénalas. Luego cuantifícalas, ponle al lado su importe. Ahora toca buscar el dinero. Si estás trabajando, habla con tu empresa y pídeles ayuda, muchas empresas tienen departamentos para ayudar a los trabajadores en casos como estos. Si no tienes trabajo, intenta primero hablar con el banco y cuéntale tu situación para ver si es posible retrasar alguna. Luego acude a tu familia y amigos, no es momento de la vergüenza, tienes que recurrir a todas las personas que conozcas para conseguir el dinero. También puedes recurrir a las asociaciones de vecinos de donde vivas y al ayuntamiento, asunto sociales. En todos esos sitios encontrarás gente que te podrán ayudar.

      – Tu pareja. Carmen, en el caso de tu pareja poco puedes hacer, por eso lo puse en último lugar, no puedes convencerlo de que deje las drogas si primero él no quiere, tampoco podrás evitarle la cárcel si es que lo condenan. Será responsabilidad de tu pareja el resolver sus problemas y luego si te quiere podrás determinar si quieres seguir con él o no. En todo caso, ahora tendrás que dejar ese tema aparte para poder centrarte en tu hijito y en las deudas que tienes.

      Carmen, si te fijas, las cosas son duras pero puedes tener un plan para afrontarlas con mayor fuerza, por eso también te digo que es importante desdramatizar, que no es lo mismo que restarle importancia a las cosas, no me refiero a eso, sino a que si dices “todo me sale mal” eso en realidad no es cierto, no todo te sale mal y tampoco te sale mal a ti, simplemente han surgido tres dificultades que tienes que afrontar con mucho esfuerzo por tu parte. Si ya de entrada te dices a ti misma que todo sale mal, te estás poniendo en una posición muy complicada para que puedas animarte a afrontarlas.

      También me gustaría decirte que no tienes por qué seguir mi opinión al pie de la letra, únicamente utilízala como una referencia de lo que podrías hacer, pero aplica tu propio criterio, pero sobre todo no dudes de la gran fuerza interior que tienes, como ser humano, pero sobre todo como mujer. Piensa en la cantidad de retos que se le presentan a una mujer a lo largo de la vida y finalmente los afronta con valentía, fuerza y amor. El mayor de los retos es dar a la luz una vida, criarlo, alimentarlo, educarlo…

      De todo corazón deseo que se resuelvan pronto esas dificultades y que puedas ser todo lo feliz que tú quieras.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  7. sergio
    sergio Dice:

    hola ramon que tal estas me gusto mucho tu bloq me situacion esque padezco depresion con ansiedad desde hace 18 años y con los antidepresivos pues lo llevo vien hasta que recaigo y cambiar de medicacion, se puede llegar a currar la depresion¿? o la mia con tanto tiempo ya no tiene solucion gracias por todo

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Hola Sergio:

      Estoy muy bien, gracias. Espero y deseo que tú muy pronto puedas decir lo mismo.
      Gracias también por participar en mi blog. Recuerda lo que suelo decir: “ésta es solo mi opinión”, valórala y decide si te vale. No soy médico, soy Coach, en ningún caso pretendo sustituir la opinión del profesional que te está tratando.

      Al respecto de tu pregunta acerca de si se puede salir de la depresión, antes de responderte déjame que te diga lo que yo entiendo por salir de la depresión: Para mí, se sale de la depresión cuando ésta no es ya una causa operativa para que puedas hacer vida normal y ser feliz, aunque puntualmente tengas que tomar algún medicamento. En ese caso mi opinión es que sí se puede salir. Claro, mientras más pase el tiempo, más te acostumbras a convivir con ella y, al igual que otras muchas enfermedades, por ejemplo, el alcoholismo, en un alto porcentaje dependerá de ti lo que resulte. Al usar el ejemplo del alcoholismo no lo hago pensando en el factor dependencia, no, lo hago porque la decisión de dejar de beber es tan importante y está en las manos de quién padece esa enfermedad, como en el caso de la depresión lo es la actitud que decidas adoptar ante ella.

      Esa actitud de la que hablo, y pensando en que llevas tantos años con depresión, tiene que actuar antes distintos frentes:
      a) Trabajar tus pensamientos. Ser consciente de la realidad y cambiar tu forma de ver las cosas. Positivar tus pensamientos, realistas, pero optimistas.
      b) Perdónate y se paciente contigo mismo. Es parte de ese trabajo con tus pensamientos. Date una oportunidad. Concédete el derecho de decir NO cuando lo desees.
      c) Recuperar el interés y el disfrute por todo aquello que disfrutabas y te interesaba antes de padecer depresión.
      d) Valor para afrontar las situaciones que te producen ansiedad. Trata de normalizarlas y quitarle el dramatismo. Piensa ¿En qué cambiará mi vida si sucede esto que pienso que es tan malo para mí? Te darás cuenta que poco va a afectar eso a tu vida.
      e) Practica de forma razonable alguna técnica de relajamiento, yo te recomiendo Mindfullness.
      f) Reconcíliate con la Naturaleza.
      g) De la misma manera que los escaladores se plantean la consecución de la cima a base de pequeños pasos que los llevan hacia arriba, de la misma manera tú puedes marcarte pequeños objetivos que te ayuden a avanzar hacia donde desees. El primer objetivo siempre tiene que ser: dar el primer paso, con eso habrás comenzado a salir.

      Mucho ánimo y un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  8. angel
    angel Dice:

    hola saludos, he venido presentando este problema desde hace tres meses mas o menos. Mi situación es la siguiente, tenia una vida tranquila cuando meno lo esperaba empesaron a surgir problemas, perdí mi empleo negocios malos entre otras cosas, el desanimo empezó a dejarse ver nada salia bien algunos problemas familiares ayudaron a empeorar las cosas, yo todavía tenia la esperanza de conseguir algo pero las cosas en mi país no están nada fácil, con la persona que confiaba me dio la estocada final mi esposa decide dejarme, económicamente estaba mal ese fue el momento que sentí que todo se caía, desde ese momento animo es bajo autoestima baja sin ganas de hacer nada la moral por el suelo cada mañana es difícil salir de la cama ansiedad nervios me dan de repente hasta el punto de ir al psiquiatra. Me recomendó unos anti depresivos y unas pastillas para dormir por que ni sueño me da. hoy en día creo que no he avanzado mucho. me siento tan frustrado sin poder hacer nada todo me sale mal. mi madre es la que me ayuda con concejos motivación pero no he podido levantar cabeza, no me concentro en nada. no se como quererme yo mismo para poder querer a los demas. pero no se como hacerlo….

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Ángel:

      Gracias por participar en mi blog con tu comentario.
      He visto que has publicado dos veces, disculpa si me retraso un poco en responder, son muchas las personas que participan y a veces no dispongo de la ocasión para responder tan rápido como quisiera.

      Ángel, te comprendo y me hago a la idea de cómo te puedes sentir en esa situación. La verdad es que no es nada agradable perder el trabajo, y mucho menos que tu pareja decida emprender su camino en esos momentos, sin embargo esa es la realidad y de la misma manera que cuando perdemos un ser querido tenemos que pasar por lo que se llama “las fases del duelo” pues en este caso también tendrás que pasarlas. Con esto quiero decirte que tienes que darte tiempo para recuperarte. Me parece bien que hayas acudido a un profesional, si no te encontrabas con fuerzas para salir por ti solo, aunque ya sabes que los medicamentos son una ayuda, el resto lo tienes que hacer tú. Se que es un poco complicado ahora, sobre todo porque estás muy afectado anímicamente, pero poco a poco serás consciente de la realidad: que yo te la resumiría en cinco puntos:

      a) Que tu pareja tomó libremente la decisión de irse, y nada va a cambiar eso, además lo tienes que respetar.
      b) Que por el hecho de que ya no esté tu pareja contigo, no has dejado de ser la persona tan valiosa que eras antes.
      c) A pesar de todo, ahora y en el futuro conocerás muchas más personas que te querrán.
      d) Todavía conservas contigo a una de las cosas más valiosas de este vida, la persona que te dio precisamente eso, la vida, tu madre.
      e) Perdiste el trabajo, ahora tienes que ponerte a buscar otro, sin prisas, sin ansiedad, pero sin pausa. Y mientras no encuentras un empleo, piensas en tus habilidades y de qué manera puedes explotarlas (autónomo, empresario…). Habla con tus amigos, visita empresas, apúntate a las listas de empleo…

      Ángel, se que esto que te digo no es nada mágico, ¡es verdad! pero sí que hay algo mágico, tú mismo. Si te lo propones puedes ser casi todo lo que quieras, solo hace falta que te lo propongas y comenzarás el camino de la recuperación. Piensa que sentado y triste no logras nada. Mira a tu alrededor y encontrarás personas que están en la misma situación que tú o peor (con mala salud, por ejemplo) y sin embargo deciden no rendirse y salir adelante. Busca y sigue a esas personas que son ejemplo de fortaleza e imítalos.

      Ánimo y da el primer paso, en ese momento habrás comenzado una nueva aventura, la de tu vida.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  9. Jesús
    Jesús Dice:

    En primer lugar quería darte las gracias por compartir tu experiencia y tus consejos y tu tiempo José Ramón.

    Yo quería compartir mi experiencia ya que es la segunda recaída que tengo fuerte sin tener ningún acontecimiento dramático; sin embargo la convivencia con un enfermo mental, si no estás capacitado para controlar tus emociones te acaba absorbiendo y deja secuelas a la larga como me ha ocurrido a mí.

    Resulta curioso como sin darte cuenta acabas en un circulo vicioso en el cuál, te sientes culpable a la vez que culpas a los demás. Te vuelves irritable, y vulnerable a cualquier cosa que ves o escuchas porque tus emociones se intensifican y te frustras.

    Ahora mismo convivo con dos personas dependientes y me siento impotente porque quieres cuidarlos sin dejar de lado tu vida pero al final acabas renunciando a muchas cosas por ellos, por el propio miedo a salir de tu casa y que ocurra algo inesperado. Sabes que la situación no va a cambiar y que va a ir a peor a la larga y ante todo llevar una actitud positiva en la medida de lo posible.

    Yo llevo en terapia, concretamente holística creo que es, y libero mucha carga emocional pero vuelvo a casa y se acentúan los síntomas y cada vez son mayores. Te interesas por muchos temas relacionados con este campo como la programación neurolingüistica, tapping, ho’oponopono, etc pero acabo desesperado porque nunca sé que método es el ideal.

    Se habla de que la mejor manera para afrontar una depresión es la terapia cognitivo conductual, pero cada mente es un mundo y cada uno tiene síntomas diferentes; es más mi psiquiatra no me dice un diagnóstico claro porque sabe de mi carácter obsesivo e hipocondríaco.

    Hablas José Ramón de los principios morales aprendidos, pero en mi caso luchas contra esas creencias limitantes que se te guardan en el subconsciente porque te han dicho que no vales para nada y tienes que liberarte de ellas.

    Me gustaría cambiar ante todo mi manera de pensar ya que es indispensable para evitar recaídas y sobre todo controlar las emociones y aceptar la realidad que es crucial para seguir adelante.

    Un abrazo.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Jesús:

      Muchas gracias por participar en el blog y compartir tu experiencia.

      En tu comentario citas mis palabras acerca de los principios morales aprendidos, pues bien, se ve que en tu caso también los tienes y bien arraigados, porque son los que te llevan a hacer lo que crees que es tu deber. Las creencias limitantes van por un lado, pero por otro va la realidad, y lo que haces por esas dos personas lo demuestran. No muchas personas harían lo que tú, te admito por ello. Si tu situación económica te lo permite, quizás podrías descargar un poco ese esfuerzo y contratar a alguien por horas para que te ayude en esa tarea. Hace tiempo encontré en la película “Algunos Hombres Buenos” la razón del porqué de algunas cosas que hacemos, en este caso la tuya de cuidar a esas personas, se trata del diálogo casi al final de la película, cuando los marines son condenados a licenciarse con deshonor, el soldado Louden Downey pregunta si habían hecho algo malo, el cabo interino Harold W. Dawson le dice: —Sí lo hemos hecho. Nuestro deber era luchar por la gente que no podía luchar por sí misma…— (te enlazo el audio de ese momento).

      Creo que tu camino hacia la luz pasa por algo que dices al final “aceptar la realidad“. Aceptar la realidad no es resignarse, ni renunciar, es simplemente aclarar el panorama de sombras que te confunden acerca de por dónde debes ir y dejar de resistir ante lo que no depende de ti. Aceptar la realidad, pero no sólo la externa a ti, sino también la tuya, tu ser, ese que dices afectado por las creencias limitantes y falto de conocer la verdadera valía de tu persona (“por sus actos los conoceréis”).

      Por último, me gustaría hablarte de otro ingrediente, que lo tienes, pero quizás no eres consciente y por eso no lo disfrutas. Para ello me gustaría contarte algo que me viene ocurriendo hace dos semanas. En nuestra casa somos amigos de los animalitos y por eso no es de extrañar que hace ese tiempo mi esposa trajera a una perrita casi bebé que estaba abandonada. El caso es que actualmente estoy trabajando desde casa en un proyecto que me lleva bastante tiempo y requiere mucha atención, pero no me ha quedado más remedio que cuidar de la pequeñita. Así que me levanto constantemente a limpiar las cacas y pipís de nuestra amiga, además de jugar con ella y dejarme morder. Sinceramente te digo que a veces me subo por las paredes, pues con lo apurado que estoy sin embargo tengo que hacer innumerables pausas al día. Pero, en esos momentos en que más desesperado estoy, pienso que lo que hago lo hago por amor, un sentimiento gratuito, incontrolable, que a veces te hace sufrir, pero que nos da la fuerza incontenible para vivir.

      Te deseo lo mejor.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  10. felix
    felix Dice:

    hola jose bueno mi caso es diferente a todos los demas porque estoy en una depresion digo que moderada porque todavia tengo las ganas de buscar ayuda no se si lo que tengo es ansiedad pero es como si me temblara todo el cuerpo por dentro esto a raiz de que mi mdre tiene una deprecion fuerte porque a quedado sin trabajo tiene 64 años y como yo soy el unico hijo que ha estado detras de todo dedsde que ella le comenso esta enfermedad al verla asi me a creado un estado de nerviocismo cada ves que voy llegando a me da como un susto porque al verla asi me da un miedo que sale del estomago y asi me comenso esto no se que aser e tomado medicamentos pero todavia me siento con esos nrvios no se que aser

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Félix:

      Gracias por visitar mi blog y por participar con tu comentario.
      Lo primero que quiero decirte es que si en algún momento crees que por tus medios no puedes hacer frente a eso que te pasa, acudas a un médico: médico de cabecera, psiquiatra o psicólogo. Dicho lo cual, te doy mi opinión.

      Como en tantos comentarios, en este también tengo que decirte que te comprendo. Me hago perfectamente una idea de lo que supone para ti y para tu madre esa situación. Cuando nos ocurren cosas, a todos los niveles, automática e inevitablemente pensamos en lo que supondrá para nuestra vida, y si nuestro pronóstico es que las consecuencias de eso que nos ocurre es malo o muy malo, nuestro cuerpo experimentará en consecuencia. Incluso si se trata de algo que no tiene mucha importancia objetiva. Por ejemplo, si eres aficionado a algún deporte colectivo (fútbol, baloncesto…) y tu equipo pierde y se acerca el final del partido, sentirás cierto nivel de ansiedad, que será grande o pequeño dependiendo de lo aficionado o fanático que seas. Todo es cuestión de la trascendencia que tú le des al tema. Con esto lo que quiero decirte es que eso que sientes es normal que lo sientas, la dificultad estará en poderlo controlar.

      Ante una situación como la que comentas, que tu madre ha perdido el trabajo, es comprensible que ella no se sienta del todo bien, y también que tú, como hijo y persona que quiere a su madre, tampoco te sientas bien. Tu papel en todo esto es doble. Por un lado tienes que tranquilizar y apoyar a tu madre, por el otro tienes que tranquilizarte tú, lo segundo antes que lo primero. Lo de tranquilizarse es de los puntos más importantes en la búsqueda de soluciones, porque en una situación de angustia, ansiedad, etc., no estamos en las mejores condiciones para poder pensar y razonar de forma eficaz, pues todo lo vemos negativo y malo… pero afortunadamente el ser humano no es tan sabio ni adivina el futuro, por lo tanto, las cosas que crees que pasarán no tienen porqué ser como piensas, por lo tanto siempre habrá esperanza.

      En mi vida he pasado por situaciones un tanto extremas que me han generado mucha ansiedad, y la solución siempre ha pasado por tres puntos principales:
      1) Tener paciencia. Nos hace falta tiempo para auto-convencernos y poder ejercer cierto control sobre nuestras emociones, para luego ponernos a la acción.
      2) Recordar otras situaciones similares. Intento recordar otras situaciones parecidas y cómo conseguí salir de ellas. Ese ejercicio me vale para recordar que tengo más fuerza y valor del que ahora me creo y, sobre todo, me da esperanzas de que si antes lo conseguí ahora también puedo.
      3) Aceptar lo antes posible la nueva realidad. Hasta que no aceptas la realidad, no te pones en camino hacia la solución. En vez de ¿por qué? decir ¿qué puedo hacer?. El conocer la razón de lo que te ha ocurrido no ayuda nada en la solución, eso no te moviliza sino te deja sufriendo y sintiéndote mal. Lo que sí ayuda es aceptar lo que ha ocurrido y ponerse a la acción, ponerse en marcha, y para eso tienes que preguntarte ¿qué puedo hacer? y hacerlo.

      Félix, no sé si esto te ayuda, pero no conozco ninguna fórmula mágica que no pase por el reconocimiento y aceptación de la realidad y el convencimiento de que a partir de ahí tú puedes cambiar las cosas si no te quedas parado y te mueves. La ansiedad y sus síntomas son consecuencia de lo que tu interpretas de la realidad y de lo que crees que va a pasar, así que no te queda más remedio que tranquilizarte, hay muchos ejercicios para el control de la ansiedad que puedes encontrar en Internet. Una vez más tranquilo ponte en marcha.

      Mucho ánimo.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  11. María
    María Dice:

    Estimado José Ramon:
    Un gusto saber que existen personas como usted que se toman un tiempito de su dia para ser de ayuda a muchas personas que pasan por momentos dificiles…
    Al igual que muchos ya son varias semanas que me la pasó leyendo artículos sobre la depresión, tengo 20 años y bueno estoy con esta horrible depresion hace ya unos meses atras que hace que levantarme cada dia sea tan dificil.
    Siempre fui fuerte, cuando habían cosas que podian hacer que me sienta mal yo podía pasar de ellas sin problema, no me afectaban, o no me daba cuenta que a la larga lo harian.
    Actualmente vivo sólo con mi padre y unas tías con las que llevamos una relación fría? Mis hermanitos viven lejos y están pasando por una crisis económica a la que lastimosamente mucho no puedo colaborar, lo único que puedo hacer es servirles de ejemplo para que salgan adelante en un futuro, pero ni eso estoy haciendo bien, conseguí una beca en una Universidad, pero, si mi promedio no es suficiente puedo perder la beca.. no me estoy esforzando y cuando intentó no puedo concentrarme o me falla la memoria, no soy la misma de antes, perdí a mis amistades a todas, no tengo una relación buena con mi padre que es la única persona que tengo ahora y hace un par de dias me confirmo que no siente afecto hacia mi. me siento sola, tengo una pareja la cual hace unos meses me engañó y yo le Di otra oportunidad tal vez por el hecho de no sentirme sola y eso hace que me sienta una tonta.. me aisle completamente de todo, ya no hago nada de lo que me gusta me descuide en muchos aspectos y sólo siento que me estoy undiendo.. me duele el saber que a las únicas personas que pensé que les importaba en realidad no les importó nada.. como dije lo único que me queda es salir adelante con mis estudios pero no lo hago nada bien ya no se ni como socializar con los demás, sólo quiero encerrarme en mi habitación y dormir.. no se como llegue a este punto.. Siento que no soy nada..
    Hace un mes fui a mi seguro, mi médico me diagnosticó depresion entre otros problemas de salud, no me derivó con un psicólogo.. Y en estos momentos no me hallo en posibilidades de pagar uno.. y tengo miedo que las cosas empeoran aún más…

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola María!

      Te agradezco esas amables palabras que me dedicas. Realmente lo hago con toda mi buena voluntad y sapiencia, espero que a ti te pueda ayudar también.

      En cualquier caso, me repito como en tantas ocasiones, insisto en que lo que te diga es sólo mi opinión y no tiene porqué aplicarse a ti, ni siquiera tengo por qué tener razón. Únicamente lee lo que te digo y luego haces tu propia valoración.

      Una vez dicho lo anterior, te digo que te comprendo. Comprendo lo que dices y creo que comprendo lo que sientes, pues hay algunas cosas que comentas que también las viví y sentí también.

      Mira María, en estas situaciones nuestros tres cerebros: emocional, lógico y reptiliano, mantienen una pugna por hacerse con las riendas de la situación, y así no es de extrañar que dentro de ti todo sea un caos. Tu labor es poner orden (¡como si eso fuera fácil!).

      Lo que yo te invitaría a hacer en primer lugar es a separar y priorizar. Porque, aunque es cierto que todo lo que me has comentado está mezclado y confuso en tu cabeza, sin embargo no todo tiene la misma importancia y además corresponden a distintos ámbitos.

      Algo similar a lo que yo estoy haciendo con tu escrito: lo divido en partes y lo respondo de acuerdo con el nivel de importancia que creo tiene para ti. Por ejemplo, de las dos primeras cosas que te voy a hablar es de la relación con tu padre y hermanos y luego de tus estudios.

      Para ayudarte a comprender mejor la importancia de no mezclar las cosas, sino separarlas y afrontarlas una a una, me gustaría que hicieras un ejercicio mental: imagina que vamos a un gimnasio y tú te acuestas en el suelo boca arriba con el cuerpo totalmente estirado. Ahora pongo suavemente sobre tu cuerpo una losa de unos 5 kg que te cubre desde el ombligo hasta la cabeza. Notas esos 5 kg, pero puedes soportarlos sobre tu cuerpo. A continuación coloco otra losa sobre la anterior, pero esta vez de 10 kg. Notas esos 15 kg totales sobre tu cuerpo, pero todavía puedes soportarlos. Ahora colocamos una nueva losa de 5 kg. Ya tienes sobre tu cuerpo un total de 20 kg, aunque todavía sientes que puedes soportar el peso sin problemas. Finalmente, colocamos la última losa de otros 10 kg. En total tienes sobre tu cuerpo 30 kg, que ya supone un peso significativo y que te produce cierta incomodidad, pero aun así puedes soportarlo sin problema. El caso es que en un momento dado me llaman y tengo que ausentarme durante media hora. Al cabo de 10 minutos los 30 kg están siendo incómodos y te gustaría quitarte las losas de encima, pero yo no estoy y a ti te cuesta mucho levantar las manos, las tienes un poco entumecidas de soportar ese peso durante tanto tiempo. Te sientes cada vez más incómoda hasta que se hace insoportable el peso, pero en ese instante entro yo y te quito las losas de encima una a una, notando el alivio de forma inmediata.

      Cada una de las losas del ejemplo equivalen a cada una de las dificultades de las que me hablaste: tu padre, tus tías, tus hermanos, los estudios, tu pareja, etc. Al principio no pesaban mucho y podías con todo, pero poco a poco todo ello se hace una carga insoportable y que no tienes fuerzas para quitarte de encima. Por eso te decía que de golpe no puedes con todo, pero si lo separas notarás el alivio poco a poco.

      Lo ideal sería que pudieras separar mentalmente cada una de esas preocupaciones y le buscaras una solución una a una, de tal manera que mientras piensas en una, dejas las demás aparcadas.

      Tomemos pues en primer lugar la relación con tu padre. Me dices que no siente afecto por ti. Bien, no sé si conoces el Aikido, es un arte marcial de origen japonés, como el Kárate, en el que se utiliza la energía del atacante para vencerlo. Sé que lo que anhelas es el cariño de tu padre, pero si él no te lo da, siempre puedes aprovechar la energía de vuestra relación, al igual que en el Aikido, pero no para vencerlo, sino para hacer que siga existiendo amor. El único requisito es que te respete. De la misma manera que un artista disfruta con la pura acción de crear, antes incluso de recibir los elogios de sus admiradores, tú puedes disfrutar del cariño que le das a tu padre, como si fuera también de vuelta. Tarde o temprano sucumbirá al poder de tu amor por él. Por si acaso no me he explicado, te resumo: si él no te quiere, quiérelo tú a él y disfruta de eso, pues es algo que solo está en tu control y no en el de él.

      En segundo lugar, tus hermanos. El hecho de que no puedas ayudarlos económicamente y ellos no tengan espacio u ocasión para ti, no quita para que les muestres tu cariño y disfrutes del suyo. Lo que puedes hacerles sentir con tu cariño es más profundo y valioso a la larga que cualquier fortuna, y de eso también puedes disfrutar tú.

      En tercer lugar, tus estudios. Hasta ahora la única materia que depende totalmente de ti. Será lo que tú quieras que sea y dependerá exclusivamente de ti. Si logras alimentar a tu mente emocional con el cariño a tu padre y hermanos, lograrás que tu mente lógica se libere y pueda trabajar a pleno rendimiento para ser más eficiente en los estudios. Pero sin olvidar que para obtener resultados es preciso sacrificio, trabajo duro y pasión. Y para todo ello es preciso tener un propósito en mente, estar convencida de que el esfuerzo que hagas te ayudará tarde o temprano a ti y a tu familia, además de que te proporcionará algún día independencia económica y evitar de esa manera que cualquiera pueda el día de mañana manipularte y hacer contigo lo que quiera. Este punto es el que tiene menos secretos para ti, pues sabes tu capacidad, sabes lo que puedes entregar y sólo hace falta que digas ¡Voy a por todas!

      Por último, la soledad y las relaciones de pareja. María, la soledad no es mala, pero hay que saber convivir con ella. Tú ahora con todo este lío es lógico que prefieras, aunque sea de forma inconsciente, estar sola, pero en el instante que te sientas mejor volverás a disponer de tu capacidad para relacionarte y vivir en sociedad, de disfrutar nuevamente con todo lo que te gusta y de ti misma también. En relación a tu pareja, poco que decir, no mereces que te engañen y no tienes por qué soportarlo. Hombre en el mundo que te quieran los hay a porrillos y con tu edad no tienes ninguna prisa para que te encuentren. Mereces querer y que te quieran, y punto.

      María, sólo te queda ponerte en marcha. Piensa que tu vida la creas tú con cada acción que tomes, con cada cosa que hagas, con cada decisión que tomes, ¿a qué esperas?

      Ánimo y un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  12. Maria Florencia
    Maria Florencia Dice:

    Hola jose ramon buscando informacion de la depresion para saber si estoy inmersa en esto o no entontre este lindo blog. El ppal motivo es q tengo todo para ser feliz pero vivo llorando siento mucha angustia ansiedad duermo mas de lo normal no tengo ganas de esforzarme por mis responsabilidades me victimizo culpo a los demas soy negativa y cada vez me hundo mas en esta angustia q no me deja seguir. Soy estudiante tengo 26 años empece una carrera y a los dos años la abandone y empece otra y ya llevo 6 años y me falta mucho todavia para terminarla 3 o 4 años mas ya q es pesada y me cuesta mucho ponerme a estudiar y concentrarme. He hecho terapia por 3 años y nada cambia. Mi actitud perjudica mis relaciones me aislo y no me dan ganas de nada. Leo muchos articulos sobre la baja autoestima la poca tolerancia a la frustracion el perfeccionismo el miedo al fracaso el miedo al cambio. Y creo q esas cosas me pasan . Lei mas arriba q es cuestion de cambiar los pensamientos. Yo deberia dejar de pensar q soy una fracasada en la facultad xq hace años q estoy estudiando q soy una vaga por q tengo la capacidad pero no me esfuerzo. Q si ya no logre nada ya no voy a lograrlo y voy a tener q dejar en algun momento xq voy a tener q trabajar (apesar de q mis padres me mantienen siento q ya deberia valerme x mi misma) y q todo lo q me propongo lo empiezo con entusiasmo pero cdo se me empieza a hacer dificil y no puedo seguir tiendo a abandonarlo. Hasta ahora no he abandonado estos estudios por miedo a arrepentirme. Creo q deberia cambiar mis pensamientos como usted dijo. Pero mi duda es como cambiar pensamientos, q provienen de mandatos experiencias malas , sentimiento feos, pensamientos negativos q se han reforzado durante toda mi vida y me cuesta cambairlos y me desanimo por q creo q si dios me hizo asi ya no voy a cambiar. por q un dia estoy bien y le pongo todo pero dos estoy mal y siento q se me viene el mundi abajo q no sirvo para nada y q siempre voy a ser asi. Como cambiar los pensamientos sin engañarme? Se q es un proceso pepo ya hace mucho q estoy igual y a veces tengo oensamientos muy buenos perp los malos pueden mas y siento q no puedo engañarme q soy negayiva y no hay mas q hacer…

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada María:

      Gracias por tus palabras y por participar con tu comentario.

      Mira, si te pones en situación de perdedora, vas a tener razón y de ahí no vas a salir. Por todas las pistas que das, parece evidente que conoces perfectamente tu diagnóstico, además también pareces conocer algunas distintas técnicas para hacerle frente a esa situación que sufres, sin embargo me da la impresión que te quedas ahí, en la información, pero no das un paso firme hacia la acción. Y sí, tu herramienta principal son tus pensamientos. No se trata de que te engañes, no, al contrario, tienes que ser realista y objetiva, porque de esa manera tus argumentos tendrán una buena base de credibilidad.

      María, me preguntas por la manera de cambiar los pensamientos. No sé si estudias letras o ciencias, pero vamos a imaginar que estudias ciencias y permíteme que te ponga un ejemplo: Imagina que te encuentras en un lugar desconocido, sola y sin víveres algunos y sabes tienes que sobrevivir al menos durante 1 mes, porque antes no vendrá nadie a buscarte. ¿Qué harías? A ver si acierto:
      1. Conocer la realidad de tu situación
      2. Conocer el entorno
      3. Recordar tus prioridades para la supervivencia (agua, comida, lugar para resguardarte, fuego…)
      4. Trazar un plan de acción (buscar agua, buscar un sitio para dormir o resguardarte y si no crearlo, buscar comida, etc.)

      Lo comparamos ahora con el caso que me comentas de tu teórica depresión:
      1. Ya conoces la realidad de tu situación. Incluso has realizado un diagnóstico
      2. Conoces tu entorno: tu casa, la universidad, los amigos…
      3. Quizás no te has planteado las prioridades, y ves un montón de cosas mezcladas que te agobian.
      4. No has trazado un plan de acción, pero si has buscado ayuda.

      Según lo anterior, creo que tienes que trabajar bien el punto 3: priorizar y luego trazar un plan de acción.
      Ciertamente parece broma el planteamiento que he hecho, pero lo importante no es el tipo de planteamiento, lo importante es que te pongas en marcha y comiences a caminar, al estilo alpinista, es decir, primero das un paso y antes de dar el siguiente te afirmas y aseguras que tu posición es firme y no tiene vuelta atrás.

      Si crees que con un empujoncito te puedes poner en marcha, te pones en contacto conmigo y lo hablamos. Te envío un email.

      Ánimo y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  13. PACO
    PACO Dice:

    Hola, lo mío es más grave, hablemos que llevo 3 años que no levanto cabeza,hoy en dia pienso en cosas extremas, hace 3 años empecé con los sintomas de muy cansado, que ya de por si salia doblado del trabajo, llego un dia q llame a la empresa diciendoles q ya no podia trabajar, estaba malo, me hicieron como 30 pruebas medicas y yo de baja, hasta que un dia me llama la empresa para ser mas exacto el ultimo dia de trabajo antes de navidad y me dan la mala noticia, “a casa con el recado”, ya ves que navidades aquellas y las de ahora, despues de 8 años alli y 21 años cotizados. A los pocos meses a mi mujer la despiden de otra empresa, más me undí. a los meses se pone mi suegro malo enfermo y al final muere en mi comedor, añadimos más penas para mí y mi mujer, y con 2 mellizos de 8 años que criar. Se me acaba la baja de la Seguridad Social y te mandan para casa y ala a trabajar con pastillas que no podia ni andar del efecto que me producian. me voy al paro un año más tarde a echarlo, porque asi no estaba en condiciones de que me cojerian en ninguna empresa,drogado perdido de pastillas y mareos. El INEM me penalizo con un año por no haberlo echado antes.
    La economia en casa es muy mala y no ayuda nada por mucho que pasee uno, o tomes pastillas como hice, siempre esta ese sentimiento de .. no valgo para nada. y mi gran pregunta es.. ¿porqué la seguridad social te manda a trabajar en ese estado? ¿cuando cambiará mi vida? ¿porque te despiden estando de baja? ¿cuando me quiten la casa? ¿cuando sienta que ya no debo estar en este mundo?.. ¿hay futuro? NO LO SÉ…
    Bueno gracias por hacer que exprese mis sentimientos y que alguien que no es de mi familia sepa mis sentimientos en estos momentos muy duros.
    Saludos entre lagrimas de sentimientosss..

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Paco:

      Gracias por compartirlo en el blog.
      No sabes cuánto te comprendo. Ciertamente la vida nos pone a prueba con frecuencia, a unos de una manera distinta que a otros, aunque todos pasamos por esas fases en que parece que todo es gris y no hay luz, pero afortunadamente la vida continúa y con ello las oportunidades de que le demos vuelta a la situación.

      Comprendo tu estado de ánimo y comprendo que te surjan esas preguntas, lo cierto es que sólo tú puedes responderlas. Y lo puedes hacer tanto en un sentido como en otro y cualquiera que sea tu decisión estarás en lo cierto. Cuando la vida te pone una de esas pruebas es probable que pienses si vale la pena seguir o dejar de sufrir y acabar con todo. ¿Qué hacer? Para responder a esa pregunta lo mejor es mirar lo que hace la gente que sufre, la mayoría de esas personas no abandonan, al contrario, siguen adelante. Piensa, por ejemplo, en las personas que tienen una enfermedad terminal, a pesar de todo la mayoría siguen queriendo vivir, porque un instante de vida justifica todo el dolor que soportan.

      A pesar de que nos ves esperanza, sí la hay. A pesar de que parece que no tienes nada, tienes algo muy valioso. Algo de lo que hablaba en su libro “El hombre en busca de sentido”, Viktor Frankl. El decía:

      -Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas: la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias para decidir su propio camino… Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, lo que hace que la vida tenga sentido y propósito… Los que conocen la estrecha relación que existe entre el estado de ánimo de una persona —su valor y sus esperanzas, o la falta de ambos— y la capacidad de su cuerpo para conservarse inmune, saben también que si repentinamente pierde la esperanza y el valor, ello puede ocasionarle la muerte… No hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona para sobreponerse a las dificultades externas y a las limitaciones internas, como la consciencia de tener una tarea en la vida… La muerte solo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado para vivir.-

      Éstos y otros pensamientos provienen de un hombre que sufrió enormemente. Viktor Frankl, neurólogo y psiquiatra, sobrevivió desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau. A partir de esa experiencia, escribió el libro “El hombre en busca de sentido”, libro que te recomiendo leer. En ese libro tienes sus respuestas a todas esas preguntas que te haces.

      Paco, la vida se presenta de distintas maneras, pero tú puedes tomar la actitud que desees.

      Mucho ánimo y un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  14. Alvaro
    Alvaro Dice:

    Creo que estoy en una situación muy parecida a su historia que relata al principio… sentimientos de desánimo, indesición, falta de interés… es lo que vivo cada día… Sinceramente me alegra que haya podido salir adelante, espero yo también encontrar esa salida al final del camino. Suerte!!!

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Álvaro:

      Te comprendo, aunque mi caso ya tiene 30 años de antigüedad.
      Si todavía mantienes la voluntad, entonces no es difícil darle la vuelta a la situación, simplemente haz lo que no haces ahora, es decir, anímate, confía en ti, interésate por las cosas. Si por el contrario, te falta voluntad, entonces tendrás que esforzarte un poco más, incluso puedes pedir ayuda a un profesional, pero por favor, no desaproveches el tiempo, tu tiempo… tu vida.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  15. andrea
    andrea Dice:

    Hola me pareció muy interesante su publicación , siento que me encuentro en un depresión y nose como salir todo empezó porque mi ex enamorado me dejo de querer y terminó con la relación y me siento muy triste sin ánimos de nada , no tengo apetito, no puedo dormir bien hay ocasiones en las q quiero morirme nose como lidiar con este dolor llevo haci caso un mes .

    Responder
  16. Alba
    Alba Dice:

    Hola buenas. Llevo varios meses leyendo en Internet cosas sobre la depresion y he llegado a esta página. Bueno, yo soy una chica muy joven pero a pesar de eso llevo más de un año con depresion. Todo empezó porque perdí a mucha gente en pocos meses y encima mi vida cambio en otros sentidos. Yo no lo pude llevar bien y acabe llorando y hundiendome. Ahora tengo fobia social, no tengo amigos y encima solo me llegan malas noticias que me hunden mas y mas. A pesar de que voy al psicologo siento que no avanzo y que aunque lloro menos sigo igual. El no ver progreso aunque lo intento me deprime más. Debería tomar pastillas o cambiar de psicologo? ?? No se que hacer…

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Alba:

      Gracias por visitar mi blog y participar en el mismo.
      Con los detalles que das no puedo crear una opinión que pueda serte útil, así que responderé a tu pregunta final: El que te convenga tomar pastillas o no siempre lo tendrá que decidir un médico, en ningún caso tomes tú esa decisión. Los medicamentos tienen que ayudar a bajar el nivel de ansiedad sin crear dependencia, pero tienen que estar muy bien controlados. En relación con tu duda acerca de si deberías cambiar de psicólogo, si estamos hablando de que llevas varios meses y no notas mejorías, pues yo te diría que sí, que busques a otro psicólogo cognitivo o también podrías probar con un life coach. No sé en qué país te encuentras, si estás en España puedo darte la referencia de algunos.

      Ánimo Alba y no te des por vencida.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  17. Enid marrero
    Enid marrero Dice:

    Yo creo que yo estoy pasando la peot depresion del mundo, sueño cosas desagradables, pienso que me voy a morir, tengo una ansiedad horrible, y cada vez que siento dolor en alguna parte del cuerpo pienso queces algo peligroso, fumo por la ansiedad y ya no se que hacer.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Enid:

      Gracias por compartir tu comentario.

      Si realmente te sientes incapaz de salir de esa situación por ti misma, te recomiendo que acudas a un profesional. Sobre todo es recomendable cuando no podemos evitar determinados pensamientos, como en tu caso.
      Enid, te puedo confirmar que si en todo momento estás pensando que tienes la peor depresión del mundo, tu cuerpo lo sentirá así, es una habilidad de nuestra mente el que nuestra conducta no sea disonante con nuestros pensamientos. De la misma manera sería si pensaras que lo que te ocurre es una cosa leve y que no tiene mucha importancia. Si pensaras esto último también te aseguro que tu conducta sería coherente con ese pensamiento.

      Me gustaría que te dieras cuenta de que en realidad tu cuerpo funciona perfectamente, simplemente responde de acuerdo con tus pensamientos. Es lógico que sientas ansiedad si tus pensamientos son que te vas a morir. Lo que realmente hay que analizar es las razón de esos pensamientos.

      En otros comentarios he insistido en la importancia de los pensamientos, pues éstos son los que crean el mundo de cada uno. Las cosas que te suceden no son la causa de que te sientas así, la causa es la interpretación que haces de lo que te sucede (Epícteto).

      Dices que fumas por la ansiedad. Te puedo asegurar que yo y muchísimas personas que conozco, hemos pasado momentos de gran ansiedad y sin embargo no hemos fumado. Así que, definitivamente, la causa de que fumes no es la ansiedad, es tu deseo, tu voluntad, de fumar.

      Cuando no estamos satisfechos con nuestros pensamientos, hay que proponerse cambiarlos, porque se puede, con un poco de esfuerzo y constancia. Y el primer paso para este camino es relativizar las cosas que nos suceden, el pensar que determinado hecho no tiene que ser lo peor del mundo y que incluso sucediendo todavía podemos disfrutar de la vida. El psicólogo cognitivo Rafael Santandreu lo llama “No terribilizar”, es decir, el no pensar que todo lo que nos sucede es grave o muy grave, que lo realmente grave es lo que nos puede llevar a la muerte: el no poder respirar, el no beber agua, el no comer, no dormir… o una enfermedad terminal. Todo eso sí que es grave, pero el resto no y así tenemos que saber interpretarlo.

      No se Enid si estas palabras te ayudarán, aún así pregúntate si eso que te sucede realmente te incapacita para poder disfrutar de la vida.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  18. Florencia
    Florencia Dice:

    Hola! Mi nombre es Florencia tengo 22 años y creo presentar claras señales de padecer depresión. Recientemente sufrí la muerte de mi abuela materna y tragicamente un mes después la perdida de un tío muy importante en mi vida. Siento miedo, estoy aterrada al punto de no poder conciliar el sueño normalmente. Creo que durante mucho tiempo me mantuve en un estado prácticamente de inercia, para ser exacta tres años, pero con estos hechos empeoré y no encuentro salida.

    Tengo historia con los desordenes alimenticios y problemas para mantenerme sana, equilibrada y estable, físicamente hablando. Actualmente mi vida está estancada, limitada. Dejé de cursar en la universidad, comencé tratamientos para mi ednos y lo abandoné al igual que todos los proyectos de mi vida. Siento que no tiene sentido planificar, o proyectar sueños a futuro porque no tengo fuerza de voluntad para salir adelante. Me acostumbré a “vivir” quemando mi tiempo, sin hacer, sin disfrutar, sin sentir.

    Quizas esto no sirva de nada pero necesitaba expresar lo que me pasa.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Florencia:

      En mi opinión hay dos partes bien definidas en tu relato. La primera parte tiene que ver con la pérdida de tus seres queridos. En este caso tengo que decirte que todos los que pasamos por ese trance, tenemos que pasar irremediablemente por las 5 fases del duelo. No conozco fórmulas mágicas para reducir el dolor de una pérdida como esa, quizás dirigir los pensamientos hacia todo lo bueno, las enseñanzas y el amor que recibimos de esas personas y que para siempre quedan con nosotros. Creo que el miedo es una consecuencia del mismo duelo, pero si consideras que no es normal, no dudes en consultar con un psicólogo y psiquiatra de confianza.

      Con respecto a la segunda parte, hay una frase de Henry Ford muy recurrida y que en este caso viene como anillo al dedo:
      “Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto.”
      Es decir, tienes razón cuando dices que no tiene sentido planificar, o proyectar sueños a futuro porque no tienes fuerza de voluntad para salir adelante. Definitivamente, ¡estás en lo cierto! Ahora bien, si por el contrario pensaras que, a pesar de todo, tiene sentido planificar, o proyectar sueños a futuro porque tienes fuerza de voluntad para salir adelante, ¡también estarías en lo cierto! Así que, por ese lado, no tienes porqué preocuparte, ya que eres consecuente y haces lo que piensas.

      Me gustaría que visualizaras tres ruedas dentadas, del mismo tipo que usan los relojes, la primera, la que genera el movimiento que reproduce el resto, es la de los pensamientos. Ésta engrana y mueve a su vez a una segunda rueda que es la de la conducta. Finalmente existe una tercera rueda que depende de la conducta para que le trasmita el movimiento, es la rueda de los sentimientos o emociones.
      Por tu relato intuyo que no estás de acuerdo con los sentimientos que procesas y hasta ahora no has logrado cambiarlos. Volviendo a la metáfora de las tres ruedas engranadas, para cambiar el ritmo de la última rueda (la de los sentimientos), no bastará con ajustar la segunda, dado que esa depende a su vez de la primera, o sea, si modificamos la primera rueda ésta transmite el cambio a la segunda, que a su vez lo transmite a la tercera. Conclusión: Florencia, tienes que enfocarte únicamente en tus pensamientos, cuando los hayas cambiado harás las cosas de otra manera y consecuentemente te sentirás diferente.

      El cambiar los pensamientos cuesta un poco, pero es posible a todas todas. Y ya que eres universitaria, te ayudará aplicar un poco de lógica científica al asunto, por ejemplo: “Si a lo largo de tu vida te has propuesto ciertos logros y con esfuerzo finalmente lo has conseguido, por ejemplo, acceder a la universidad, ¿por qué razón ahora iba a ser diferente si eres la misma persona, con las mismas aptitudes, con la misma fuerza…? Es decir, lo que es poder, puedes y lo único que te hace falta es generar el impulso cerebral para iniciar el movimiento de esa primera rueda de los pensamientos con un nuevo ritmo.

      Quizás esto no sirva de nada, estaré en lo cierto, pero también estaré en lo cierto si digo que ésto servirá de algo.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  19. Guillermo Vasquez
    Guillermo Vasquez Dice:

    Hola quiero decirles que a todos quienes estén pasando por momentos difíciles ya sea depresión, ansiedad y todo el conjunto de enfermedades que trae consigo, quiero comentarles que en mi caso solo me ayudo la Fe, gracias a la Fe en Dios pude salir adelante y hoy estoy normal. les quiero dejar este sitio web quierocreer.org con permiso del administrador para que lo vean.

    Responder
  20. YO MISMA
    YO MISMA Dice:

    Hola José Ramón.

    No estoy pasando una buena época en mi vida y busco refugio en cualquier lado, espero que me puedas ayudar.

    Yo soy de otra ciudad, vine acá hace unos 12 años y desde entonces no he conseguido adaptarme, he tenido grupos de amigos pero después hemos ido perdiendo el contacto y vuelvo a estar sola, el sentimiento de soledad realmente lo llevo a cuestas desde que tengo uso de razón, he pasado mucho tiempo sola desde bien pequeña y la soledad se instaló en mi y no parece querer irse, en ocasiones aun cuando he estado rodeada de gente me he sentido sola, he de decir que tengo esposo y dos maravillosos hijos, trabajo, tengo un auto, una vida medio acomodada… pero aun y así me siento sola e infeliz, de echo no recuerdo ningún momento feliz en mi vida, y no es que o los haya tenido sino que no los disfruté, a esto se une que hago míos los problemas de los demás, soy como una esponja y me dejo afectar por el estado de ánimo de los demás como si me lo contagiaran.

    Estoy en manos de psicóloga y estoy tomando pastillas para la ansiedad pues aparte de la tristeza y cambios de estado de ánimo que tengo me dan ataques de ansiedad a menudo y me cuesta controlarlos.

    Espero ver pronto la luz en mi vida.

    Gracias por atenderme.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada amiga (tú misma):

      Gracias por participar en el blog.

      Me gustaría ayudarte, pero me resulta complicado hacerlo. ¿Qué puedo decirte que ya la psicóloga no te haya dicho? pues no sé.
      Sólo se me ocurre recordarte que todos esos sentimientos y pensamientos están en ti, en tu cabeza, si logras conectar contigo misma podrás descubrir qué ocurre y comenzar a cambiarlo. ¿Estás trabajando duro con la psicóloga, o te dejas llevar esperando que todo se arregle solo?

      De todos modos, te voy a recomendar dos libros: el primero te ayudará efectivamente en el control de la ansiedad, se llama “Vivir sin miedo” de Warren Mansell; y el segundo te ayudará a resolver cosas pendientes de tu niñez, se llama “Volver a casa…” de John Bradshaw. Si por casualidad no conoces esos libros habré acertado en la recomendación y te servirán de gran ayuda.

      Discúlpame por no saber cómo ayudarte. Quedo a tu disposición.
      Un abrazo y ánimo.
      José Ramón

      Responder
      • YO MISMA
        YO MISMA Dice:

        Hola José Ramón.

        Muchas gracias por tu ayuda, la verdad que se que es complicado ayudar en momentos así, mi psicologa pone todo de su parte y yo lo intento también pero me cuesta mucho, especialmente en días que como hoy me levanto muy desmotivada, intentaré leer los libros que me recomiendas, seguro me aportan algo de luz.

        Muchas gracias por todo.

        Saludos.

        Responder
        • José Ramón García
          José Ramón García Dice:

          Gracias a ti.
          Recuerda que la psicóloga te ayuda, aunque eres tú quien tienen que tomar las riendas.
          No adoptes una postura de resignación, la realidad en la que vives la crea tu mente con tus pensamientos, así que trabaja sobre esos pensamientos, busca el sentido de tu vida y márcate objetivos.

          Todo eso no es fácil, pero es el camino. Te repito que los libros te serán de gran ayuda.

          Un abrazo y mucho ánimo.
          José Ramón

          Responder
  21. aleisa
    aleisa Dice:

    HOAL antes que nada gracias por este citio e estado buscando desde ya hace 3 meses solo queria contar esto que me pasa para sentirme un poco mejosr. Tengo 2 hijos y un buen esposo lo unico que yo soñaba tener en la vida para ser feliz y lo mas triste es que no logro serlo, cada vez mas seguido me siento sin ganas de hacer nada, me cuestra trabajo hasta salir de la cama porque tengo mucho sueño, cuando menos lo espero me encuectri llorando y no se ni poque, cada vez se me hace mas dificil ocultar esta inmenza tristesa que me esta consumiendo por dentro he llegado a pensar que todo seria mejor y mas facil si un dia ya no despertara y le he pedido tanto a Dios que me permita ya no despertar que me saque de este infierno en el que estoy pero nada amanece un nuevo dia para mi desgracia. Nose porque yo no puedo ser feliz talvez no naci para serlo

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Aleisa:

      Gracias por encontrarme y por participar.
      Me gustaría ayudarte pero me hace falta conocer un poco más. ¿Qué es lo que ha ocurrido para que te sientas así? Se debe a algún hecho concreto o no sabes la razón? ¿Has visitado a algún profesional que te ayude?

      Si prefieres que te responda por correo electrónico, me lo dices.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  22. Verena
    Verena Dice:

    Afortunado tu que tienes trabajo. Yo no. Y ademas dejé mi casa y mi pais. No logro recuperarme del pensamiento. Mi pasado fue feliz pero ya no tengo esas comodidades ni amigos. No puedo regresar. En mi nueva ciudad la gente está muy ocupada y no quiere pasar el tiempo conmigo. Qué hago parano pensar y soñar con el
    Pasado????

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Verena:

      Gracias por visitar mi blog y por tu comentario.
      Sabes qué, para mí la fortuna no está en tener trabajo ni comodidades, muchas veces he estado sin trabajo y no he sido más ni menos afortunado, simplemente o no tenía o tenía menos dinero. Para mí la fortuna está en muchas otras cosas; despertarme cada día y poder vivir un día más; disfrutar de la familia que me quiere y que quiero, hablar con mi madre, recordar a mi padre y otros seres queridos y amigos; poder caminar por el monte, escuchar los pajaritos, oler las flores, mirar el paisaje; hacer las cosas bien, escribir y poder ayudar a alguien… En todo eso está mi fortuna. Pero si dejaste tu casa y tu país, comprendo que estés un poco triste.

      Verena, ¿por qué quieres dejar de soñar y pensar? soñar es bueno y pensar también, aunque hay que elegir los pensamientos. Si eliges pensar en lo que te agobia te sentirás agobiada, si eliges pensar en lo que quieres te sentirás ilusionada en conseguirlo.
      ¿Por qué crees que la gente de tu nueva ciudad no quiere pasar el tiempo contigo? ¿Cómo has llegado a esa conclusión? ¿Has probado dedicarles tú primero el tiempo a ellos?

      Comprendo que con lo que me cuentas estés triste, pero la buena noticia es que las expectativas sobre tu futuro las pones tú, además, en tus manos está que sea diferente, quizás no exactamente como tú quisieras, pero diferente, y a eso sí te podrás adaptar. No te quedes esperando que alguien le ponga la silla al caballo para poder salir en busca de lo que quieres, levántate, ensilla el caballo, súbete a él y galopa en busca de tus sueños.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  23. carlos
    carlos Dice:

    hola jose ramón
    llegue aquí buscando alguna salida para la depresión y encontre tu blog,desde que empezo el años me he precupado por muchas cosas, y conforme pasaron los meses lhe llegado al grado de que me entro una depresion en estos ultimos dos meses y la he pasado muy mal, todo el tiempo me siento cansado y sin animos de nada, me siento triste y vacio y sin ganas de continuar, pero ala vez quiero salir adelante y continuar con mi vida tal como era antes, la razon quizas son varias, una de ellas es que no tengo trabajo a pesar de haber estudiado no he podido encontrar, otra puede ser que me da miedo de enfermarme y no se porque no puedo leer algo de alguna enfermedad porque me da miedo de enfermarme yo, me levanto mas temprano de lo normal y no puedo dormir mas y durante el dia tengo mucho sueño y me digo a mi mismo que solo necesito dormir y que manana estare bien pero siempre es lo mismo y ya no se que hacer para sentirme bien para sentirme con animos con energia, he bajado de peso, no quiero salir con mis amigos ni con mi familia, quiero estar solo acostado en mi cuarto, no me dan ganas de nada y cada dia me siento mas atrapado en esto quisiera salir adelante ya que solo tengo 24 años y tengo una vida por vivir, espero encontrar una salida.
    muchas gracias por tu articulo y muchos saludos

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Carlos:

      Gracias por tus palabras, te agradezco que visitaras mi blog y tu participación.

      Te comprendo, me es familiar la situación que describes, pero Carlos no hay que rendirse, tienes que perseverar en seguir adelante y conseguir tus sueños, si te dejas llevar estarás cada vez peor. Si sientes que ya no puedes controlar tu mente, que no tienes voluntad, acude a un profesional que te ayude, pero si en cambio, a pesar de encontrarte mal, todavía te encuentras con ganas, no te dejes llevar y tira para adelante. El mundo, tu mundo, tu realidad, la construyes segundo a segundo con tus pensamientos, tus pensamientos generan una conducta y finalmente esa conducta se traduce en unos sentimientos. Si te sientes mal es porque tu conducta está en esa sintonía con tus pensamientos. La clave pues, está en controlar los pensamientos, pero sin engañarte con frases que no te creas. Haz un repaso de los logros de tu vida, por ejemplo, de los estudios que lograste terminar como cosecuencia de tu gran trabajo y tu constancia en el esfuerzo, eso seguro que es así, de otro modo no los habrías terminado. Pues bien, si fuiste capaz de terminar unos estudios que te propusiste, también lograrás otros objetivos.

      Ya sabes que estamos pasando por unos momentos económicamente complicados para encontrar trabajo, pero eso no quiere decir que no sea posible, claro, tienes que aumentar tus posibilidades a base de esforzarte más que los demás. Tienes que lograr aumentar tus posibilidades de encontrar trabajo y para eso tienes que moverte más y más, buscar por todas partes, relacionarte con gente conectada con el mundo laboral, consultar las webs de empleo que existen en Internet, visitar empresas… y todo ello pensando que en principio cualquier trabajo digno te vale, o sea, si estudiaste derecho no pretendas encontrar un trabajo de abogado, porque eso estrecharía tus posibilidades enormemente, busca cualquier cosa que seas capaz de hacer, porque tu prioridad tiene que ser entrar en el mundo laboral y de ahí ya saltarás a donde quieras cuando se te presente la ocasión. Ese esfuerzo mantendrá tu mente ocupada y con esperanzas. Si no has visto la película de Will Smith “En busca de la Felicidad” te invito a que la veas, está basada en un hecho real que le ocurrió a Chris Gardner, y seguro te inspirará.

      No me extraña que tengas miedos, son fruto de la inseguridad y la falta de confianza, y si te abandonas más miedos tendrás. En cuanto te pongas en marcha se irán los miedos. Mientras, te propongo un libro que seguro te ayudará en ese sentido, se llama “Vivir sin miedo” de Warren Mansell.

      Carlos, me gustaría terminar diciéndote, desde la experiencia de los años, no hay ninguna desgracia que te deje la vida que no seas capaz de soportar, pero además te digo que a pesar de cualquier circunstancia podrás seguir siendo feliz si te lo propones. Si estás triste puede que pienses que lo que te ocurre es terrible, pero con los años descubrirás que la escala de terribilidad (así la llama el psicólogo Rafael Santandreu) es mucho más ancha que lo que realmente usamos.

      “No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos sobre lo que nos sucede”
      (Epícteto)

      Un abrazo y ánimo.
      José Ramón

      Responder
  24. Franco
    Franco Dice:

    Hola jose… Estuve leyendo las situaciones de muchos de los que comentan este blog… y la verdad me hace pensar que mi situacion es algo estupida. Llevaba 4 años con una chica a la que amo muchisimo.. hace aproximadamente un mes quizo que nos separemos todo por un chat sin dar la cara… El tema es que anteriormente tambien sufri algo parecido con mi ex pareja estube 7 meses y sufri aproximadamente mas de 1 años…. La pase muy pero muy mal llegando al punto de querer suicidarme, despues de estar bien y pensar en eso dije “que estupido como puedo pensar en matarme por alguien que nisiquiera me queria”….Hoy vuelvo a lo mismo, no puedo superarlo, siento muchisima culpa y obviamente perdi las ganas de todo, estube mas de 1na semana sin salir de mi cama mas que para picar algo de comida (que encima me caia mal) y ir al baño… Se que es una estupidez se que duele y que no es el fin del mundo… pero esos pensamientos me duran 10 minutos y vuelta a llorar y a estar mal.. No se que hacer

    PD: tengo 20 años

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Franco:

      Gracias por visitar mi blog y por tu comentario.
      Lo primero que tengo que decirte es que te comprendo, incluso creo que cualquier lector te comprendería porque un gran porcentaje de la población ha pasado por tu misma situación. ¿Y sabes qué? si hago memoria de cuando tenía tu edad y ahora me pregunto ¿Qué hubiera hecho hoy en día con esa edad? no sabría qué responder. Porque cuando tienes 20 años tu mente no está todavía muy preparada para afrontar situaciones sentimentales, de las que careces de experiencia, pero es que además, no se trata de situaciones en las que puedes emplear el razonamiento lógico para llegar a conclusiones y tomar acción, no, que va, es todo puro sentimiento y así no se puede pensar. Todos los días millones de padres pasan por el apuro de no saber qué decirles a sus hijos que les cuentan lo que tú cuentas. Yo me encuentro ahora en esa misma situación de no saber qué puedo decirte que te sea de utilidad, porque sé que ese dolor o esa presión que sientes en el corazón no se calma con palabras.

      Me temo Franco que tendrás que soportarlo de la mejor manera. Para tu tranquilidad sí te puedo confirmar que, efectivamente, el mundo no se acaba por eso que te ocurre ahora. Tienes que comprender que cada persona piensa y siente diferente, que somos diferentes, que porque esa chica te haya dejado no quiere decir que sea mala persona, ni que no te quisiera como tú querías, simplemente sintió que eso es lo que quería hacer y lo hizo, esa es su libertad, la misma que tú tienes para hacer lo mismo que ella.

      En el campo del amor no funcionan las imposiciones, ni tampoco los méritos, ni tampoco la razón. Hoy quieres a quien quieres y puede que un día dejes de querer. De la misma manera, hoy quien te quiere, mañana puede dejar de quererte. Lo importante es disfrutar del amor mientras se tiene y olvidar los reproches cuando se acaba.

      Como te decía, no creo que pueda decirte algo de utilidad que puedas usar, pero sí te digo que la vida es complicada y por lo tanto requiere de cierta serenidad, paciencia y sobre todo no perder la ilusión por vivir, el amor volverá cuando menos te lo esperes.

      Ánimo y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  25. Nicol
    Nicol Dice:

    Hola señor Jose llegue a este blog escribiendo en google creo que tengo depresion bueno le quiero contar que hace casi tres meses fallecio mi abuelo mis padres viajaron y me dejaron sola en mi casa por dos semanas estuve con una amiga estas semanas fueron horribles senti q no podia ser feliz y me sentia muy sola lo unico que queria era llorar luego volvieron mis padres y dije ya tengo q estar bien por ellos para darle fuerza a ellos pero resulta q ellos igual cambiaron ya no les veo la sonrisa dea ntes y su forma de vestir es depresiba oscura ya no ovupa los colores dea ntes bonitos ni nada, luego me empece a sentir mejor pero no era la misma de antes y cada vez q se aserca la fecha de la muerte de mi abuelo estoy tres o cuatro dias triste y lloro luego he pensado arto y ya no es tanta la tristeza pero de a poco mes a mes me empece a alejar de mis amigas me da igual si hablo con alguien, puedo pasar mucho tiempo callada ya no me interesa sonreir ni ser graciosa solo estoy callada y tranquila mis amigas me notan rara pero hay varias que me da igual si estan o no porque no estuvieron conmigo en mis momentos dificiles de hay mi familia ya no importa tampoco ir a visitar a mis primos o tias porque igual me dejaron y ahora ultimamente me estaba sintiendo mejor pero tuve problemas con un amigo y con mi pololo, mi amigo me dijo cosas horribles y ya no me interesa y mi pololo quizas me deje es lo mas probable y por esos motivos de desanimacion no me dan ganas de ir al liceo ni nada ahora he dormido super mal dme despierto como cuatro veces en la noche sin poder despues de una hora volver a dormirme me despierto temprano y no puedo dormir mas cuando eso es lo unico que quiero y ademas todas las noches tengo pesadillas de cualquier tonteria, ya no tengo apetito y si como es super poco siento un vacio en mi estomago en mi corazon y en mi cabeza ya no me interesa nada y he pensado en conseguirme pastillas para dormir pero nose como hacerlo no quiero dejar a mis padres pero me encantaria un viaje largo con mi mejor amiga muy lejos donde nadie me conozca aunque despues volveria a mi realidad…. creo que estoy empezando con depresion y no quiero yo quiero volver a ser la del año pasado feliz sonriente y todo pero nose como conseguirlo no quiero una risa o sonrisa finjida quiero una real.. y solamente tengo 15 años…
    agradeceria mucho sus concejos muchas gracias por su articulo caballero!!

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Nicol:

      Muchas Gracias por visitar mi blog.
      Me gustaría mucho ayudarte, pero creo que me vas a comprender cuando te diga que siendo menor de edad tengo que respetar que estás bajo la tutela de tus padres y sin su consentimiento no me gustaría darte mi opinión. No te sientas mal por esto, es por tu propia protección, piensa que no me conoces y si yo fuera mala persona me podría aprovechar de ti. Es por ello por lo que es preciso el consentimiento de tus padres.

      Solamente me gustaría decirte que de la misma manera que te sientes triste recordando a tu abuelo, imagina lo que pueden sentir tus padres, es por ello por lo que les ayudaría mucho el que fueras comprensiva con ellos. De la misma manera creo que sería buena idea que cuando se de la oportunidad, comentaras con ellos estos sentimientos que tienes, estoy seguro de que ellos te darán las respuestas que buscas.

      Gracias y discúlpame por no poderte ayudar más.
      José Ramón

      Responder
  26. Angel Meza
    Angel Meza Dice:

    Mi nombre es Jose hace como 5 semanas mi esposa me pidio el divorcio , he tenido que abandoner mi hogar para ir a otro han sido dias verdaderamente complicados primero saber el que esta pasando hemos estado casados por casi 13 anos, y realmente necesito saber muchas respuestas, han sido dias verdaderamente muy llenos de depression, de soledad, de angustia de deseseracion, de sozobra, de no saber que hacer, me he refugiado en Dios y ha sido formidable, pero a pesar de todo esto mi ansiedad no para , vivimos en estados unidos en Denver co, nunca me habia pasado algo asi, porque amo a mi esposa, pero me he dado cuenta de que yo necesito de ayuda professional yo pensaba que mi vida estaba perfecta, pero no he descuidado en muchos aspectos a mi esposa, es una persona muy importante en mi vida, al tal grado de qu mi vida personal ha cambiado totalmente, no veo a mis hijos como antes, no estoy con mi esposa, vivo solo , y esto me esta matando, le pido mucho a Dios fuerza y mucha fe, pero a veces me caigo, mi trabajo lo he sentido en mi salud, en mi , ohh Dios qu voy a hacer…. saludos a todos

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Hola José:

      Gracias por visitar mi blog.
      Te pido disculpas por la demora en responder. Espero que este tiempo te haya servido para estar mejor.

      Me extraña lo que te ha ocurrido. Es extraño que tu pareja se separe de ti y tú no sepas porqué. De todas formas por tus palabras deduzco que es un hecho consumado, o sea, que ahora debes estar separado. Disculpa pero es que no comprendo muy bien la situación, incluso dices que no has descuidado en muchos aspectos a tu esposa…, quizás quisiste decir que sí has descuidado a tu esposa.

      Bueno José, complicado darte una opinión. Si es como dices y amas a tu esposa, comprendo perfectamente cómo te puedes sentir. Tienes que comprender que si la separación es una realidad tienes que aceptarla, si aúnn amas a tu esposa, no te preocupes, ella seguirá existiendo, aunque por eso mismo, porque la amas, tienes que respetar su decisión, todas las personas debemos tener libertad para decidir lo que queremos hacer con nuestras vidas. Es frecuente que ante situaciones como éstas nos revelemos y queramos luchar contra la realidad, pero ese no es el camino.
      En condiciones normales el ver a tus hijos no debería ser un problema, eso tienes que hablarlo con ella, si es que todavía no existe un acuerdo de divorcio, porque entonces se especificará en ese acuerdo las condiciones de las visitas.

      Dado que esa situación es una realidad, ahora te deberías centrar en ti y cuidarte para sentirte bien. En ocasiones cuando sugiero esto alguien me pregunta si no es esa una postura egoísta en estos momentos, mi respuesta es que no, al contrario, si te abandonas y no te preocupas por ti más complicado será todo y cada vez te sentirás peor. Sé que es duro, además así te está sucediendo, pero tienes que reponerte a esa situación, ella seguirá viviendo y tus hijos también, quizás más adelante puedas mantener una relación cordial con ellos, pero para eso tienes que hacer lo posible por estar bien.

      Ante este tipo de acontecimientos las personas solemos dramatizar y pensar en lo peor de lo peor, bueno, es comprensible, son momentos amargos y de sentimientos de fracaso y abandono, sin embargo, la noticia es que a pesar de todo ello puedes ser feliz, quizás no de la manera que tú deseabas, pero puedes seguir siendo feliz. Ahora tienes que vivir tu duelo personal, pero en cuanto te sientas mejor tienes que ser optimista y seguir adelante sin rencor y sin dolor.

      No sé si te servirá de ayuda esto que te digo, espero que sí.
      Ánimo y te deseo lo mejor en tu vida.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  27. Ruben
    Ruben Dice:

    Algo que me ayudó a mitigar la depresión es salir a caminar a paso firme y sostenido al menos por 20 minutos (20 a 30 min. es lo ideal). Pero no caminar por la ciudad, siempre camino por algún parque o algo parecido en el cual tenga contacto con la naturaleza, cualquier lugar donde pueda ver árboles, cesped, plantas con flores, en definitiva cuanto más verde mejor. Es increíble lo que esto hizo en mi. Siempre salgo los días de sol (no importa el calor), y evito los días nublados, lluviosos o grises. Me pasó que cambié mi signo de agua por el de fuego (si es que esto existe). Antes disfrutaba de los días nublados y de lluvia que me hacían sentir melancólico. Hoy los detesto. Dejé entrar la luz a mi alma. ¿Cómo es eso? Caminar los días de sol rodeado de naturaleza hizo de alguna manera que esa luz entrara en mi ser y no sintiera tanta oscuridad dentro de mi. Esto por si solo no cura mi depresión, entiendo que lo que puede curarla es la suma de otras acciones. Pero me siento mucho, pero mucho mejor. También me sirve cuidar mi propio jardín. Ver crecer y nacer las plantas, alimentarlas y cuidarlas es muy reconfortante. Espero que este granito de arena que puedo aportar ayude a alguien.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Rubén:

      Tengo que pedir disculpas a ti y a otras personas más porque vuestro comentario estaba en la carpeta de spam y no lo había visto hasta ahora.
      Gracias por tu testimonio. En cierto modo, con ese cambio que has hecho en tu rutina, has salido de tu círculo vicioso y te has puesto en el buen camino. Te felicito.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  28. Darianny24
    Darianny24 Dice:

    Necesito ayuda no puedo dormir no tengo apetito no me concentro estoy muy triste no tengo ganas de nada y siento que mi vida se me acaba segundo a segundo no tengo fuerza para seguir adelante.Mi problema es muy grande y siento que no puedo seguir mas.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada amiga o amigo:

      Discúlpame por responderte tan tarde, pero no había visto tu comentario.
      Dime cómo puedo ayudarte. Si prefieres por aquí o por correo electrónico.

      Un abrazo y ánimo,
      José Ramón

      Responder
  29. Raquel
    Raquel Dice:

    Y qué pasa si estás solo y no puedes contar con nadie…?? Y si no puedes permitirte hacer terapia…??

    Todos los días son iguales, siempre, desde hace mucho tiempo. Nadie se da cuenta de nada porque me esfuerzo por disimular. Desde mi experiencia te diré que las personas huyen de la tristeza y cuando alguien cae en una depresión, se queda solo, se convierte en una carga para los demás. “Cada cual tiene ocuparse de sus problemas”, dicen.
    La depresión no es fácil de entender y se tiende a frivolizar. Cuando te das cuenta de que no puedes aportar nada, te aíslas o te aíslan. Si tratas de explicar lo que sientes, te desacreditan e incluso creen que estás perdiendo la cabeza. En todas partes estás fuera de lugar, todos son mejor en todo y te detestas. ¿Cómo se cambian los pensamientos?
    Yo me recuerdo siempre así, desde niña, pero ahora es peor.
    Intento ayudarme leyendo sobre el tema, tratando de entenderme,…pero me cuesta mucho. Tengo graves problemas de autoestima y no sé qué hacer. Los consejos que recibo no me sirven de nada, la verdad. Ni los sermones… . Ya hace mucho tiempo que evito las relaciones sociales porque me sientan fatal.
    Me gustaría saber qué puedo hacer para ayudarme. No puedo pagar un psicólogo, no tengo con quien contar, pero quiero acabar con esto.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Raquel!

      En primer lugar, te pido disculpas por el retraso en responderte.
      Agradezco tu visita al blog y tu comentario.

      Me preguntas ¿Y qué pasa si estás solo y no puedes contar con nadie? ¿Y si no puedes permitirte hacer terapia? Todo dependerá de la experiencia que tengas, no es lo mismo que tengas 18 años a que tengas 40. Obviando eso, las posibilidades que veo son:
      a. Si tengo padres o hermanos en quien confío, hablo con ellos. De lo contrario acudo a cualquier otro familiar o amigo en quien confíe.
      b. Si mi ayuntamiento o gobierno local dispone de asistencia social, acudo a ella para que me ayuden.
      c. Busco información en libros o Internet.

      Dices Raquel que todos los días son iguales desde hace tiempo. Creo que alguna vez he contado lo que me ocurría al principio cuando salía por la tarde a caminar por el campo, lo cuento de nuevo:
      Resulta que un día salió mi esposa conmigo y en un momento dado me dijo -Qué bonito el cantar de ese pajarito- a lo que yo respondí ¿Qué pajarito! Y seguimos caminando, al poco tiempo me dijo nuevamente ¿viste el nido? Yo respondí -pues no, no he visto ningún nido-
      Esto que me ocurrió me dio que pensar, porque yo salía a caminar y todo me resultaba igual: el mismo camino, las mismas flores, el mismo ruido, el mismo olor…, sin embargo a partir de ese día me di cuenta de que, aunque estaba en la naturaleza yo seguía en mi mundo y no disfrutaba de lo que me rodeaba. Raquel, puede que a ti te parezcan los días iguales, pero no lo son, el que es igual eres tú, desde que cambies cambiará el día.

      Si nadie se da cuenta de nada es porque eres buena actriz y disimulas bien. Si te abres a las otras personas comprobarás que las hay muy buenas y que se preocuparán de ti. Al menos, tienes que darles una oportunidad. Es cierto que a veces ocurre como cuentas, pero no es lo normal, si tienes gente a tu alrededor que te quiere, ellos no mirarán para otro lado y se preocuparán por ti.

      ¿Cómo se cambian los pensamientos? Por convicción, te lo tienes que creer, de la misma manera que crees que no puedes, tienes que creer que sí puedes. Pensando de otra manera. Por ejemplo, si piensas que las relaciones sociales te sientan fatal, haz un esfuerzo y date una oportunidad de comprobar que eso puede ser diferente. ¿Acaso te está sentando fatal en relacionarte con las personas que estamos detrás de este blog? Simplemente son creencias limitantes. Piensa que de la misma manera que tienes razón pensando en blanco, también la tienes pensando en negro.

      Tu pregunta final es ¿Qué puedo hacer para ayudarme? Pues yo te propondría unas cuantas:
      a. Quererte y valorarte. ¿Acaso te consideras mala persona?
      b. Perdonarte a ti misma. No tienes culpa de que las cosas sean así.
      c. Disfrutar. Con cada cosa, con cada instante.
      d. Abandonar el rencor.
      e. Amar.
      f. Soñar, buscar tu Misión.
      g. Vivir.

      Quiero que sepas que no miro para otro lado. Estoy a tu disposición para ayudarte en lo que tú creas.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  30. gilberto navarrete
    gilberto navarrete Dice:

    Hola Jose Ramon, leyendo rapidamente tu block, yo estoy sufriendo de depresion, hace un año mi esposa regreso a mexico con mi hija Karol 3 años a dar a luz a Briannita mi otra hija, pero viviamos en Nicaragua y en ese tiempo mis negocios momentos dificiles que tuve que vender la casa para poder enfrentar compromisos, mi esposa tiene miedo de regresar a Nicaragua por la situacion de haber vendido mi casa, el negocio es familiar todavia tengo activos que quiero alquilar y no vender para cambiar de giro de negocio. Y, Yo tengo miedo de comenzar nuevamente en Mexico desde cero. He estado con tratamiento para depresion por la falta de cariño para mis hijas y esposa que nos les puede dar desde mi pais, ya estoy mejor, voy solucionando los problemas economicos con mis negocios pero quiere de tiempo, que me recomiendas en este tipo de situacion, convencer a mi esposa de que las cosas han cambiado, Ella quiere que no siga con los negocios familiares con mi hermano, Ya que yo aposte mi casa para solucionar los problemas y mi hermano no aposto su casa para enfrentarlos, aunque ella tiene su punto de vista y nosotros mi familia pues hisimos lo que creiamos correcto, solo que a la larga he sufrido por el desprendimiento de mi familia.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Gilberto!

      Muchas gracias por visitar mi blog.
      Gilberto, te comprendo, es una situación complicada porque, por un lado quieres a tu familia y te gustaría tenerlos contigo, y por el otro también quieres que tus negocios marchen bien para poder darles un futuro mejor a todos. También comprendo el temor de tu esposa, el miedo a perderlo todo y no poder atender a la familia.

      Si te das cuenta, el común denominador de ambos es “la familia”, eso es lo más importante, así que yo creo que tienes que buscar un momento de serenidad y mantener una conversación sincera y abierta con tu esposa y hablar acerca de lo que podéis hacer. A través de esa conversación tenéis que conseguir elaborar un plan, con sus etapas y sus plazos. Por ejemplo, si ella desea que vuelvas a México, pero a ti te da temor comenzar desde cero, podrías proponerle que si después de 6 meses no logras reflotar tus negocios en Nicaragua, te volverías a México. O eso o lo que vosotros creáis más conveniente. En resumen, no trates de buscar una solución solo, hazlo con tu esposa, entre los dos encontraréis la mejor manera de salir adelante. Piensa que de la misma manera que para ti sería muy duro comenzar en N_icaragua, incluso ahora tienes temor de comenzar desde cero en México, también tienes que comprender que para tu esposa ha tenido que ser muy duro salir de su país a vivir en otro que no es el suyo, adaptarse y criar a Karon en un ambiente distinto y que no era el suyo, ella también tuvo que alejarse de sus padres y hermanos para estar contigo. En fin, se trata de un ejercicio generosidad y sacrificio por ambas partes.

      Comprendo que lo ideal es que estéis juntos, pero a veces la vida nos lleva a tener para buscar lo mejor para la familia en otro lugar y separarte temporalmente de ella. Hoy en día, con los avances tecnológicos, la comunicación no es un problema. Puedes mantener el contacto con tu familia y ella contigo a través de aplicaciones como, por ejemplo, skype, Google+, etc. Lo peor es el contacto físico, eso sí que no lo ha solucionado la tecnología, pero si permanecéis juntos casi ningún problema es insuperable.

      Deseo de corazón que encontréis la mejor solución para todos y que seáis felices.

      Un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  31. Carlos karrillo
    Carlos karrillo Dice:

    Que interesante este blog . La verdad he pasado por momentos duros en mi vida. Pero no tanto como ahora con la depre pero en estos 5 años no he dado brazo a torcer .. e intentado con todo tipo de cosas .. medicamentos .. etc.. 24 años .. estoy joven . Y lo que me anima es mi carrera artistica.. dios y mi madre ..para adelante muchachos se que se puede . Mi correo es ckarrillo11@gmail.com . A y se me olvidaba al momento de escribir este comentario me encuentro mas tranquilo y recuperado .. no es tanto la fluoxetina sino mis ganas de comerme el mundo .. jeje ..

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Carlos!

      Disculpa por el retraso en responderte, tu comentario se fue a la carpeta de spam.
      Gracias por visitar mi blog y por tu testimonio.
      Te felicito por tu esfuerzo y espíritu luchador. Seguro que con ese ánimo todo te irá muy bien.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  32. Violinista Rota
    Violinista Rota Dice:

    Hola, José Ramón. He encontrado tu blog haciendo una búsqueda de Google acerca de la depresión. Te cuento mi historia: recuerdo haber sido una niña muy feliz, responsable y social. Mi familia era numerosa. Los abuelos, tíos, los primos siempre estaban en mi entorno. Cuando tenía 13 mi madre notó un cambio radical en mi, ella me lo señalaba pero yo no sabía a que se refería. Analizando ese tiempo desde el presente, puedo ver que desde séptimo año (o primer año de secundaria) yo ya no me lo pasaba tan bien. No me gustaba la escuela, faltaba a clases, me refugiaba en videojuegos y comics para escapar de mi realidad, aun y con todo eso las responsabilidades me seguían pesando y mi promedio fue de 8.5. En la preparatoria todo cambió, era una nueva escuela y yo me sentía muy insegura de mi misma, tenia acne, un cabello espantoso y no tenía el ánimo de acicalarme. Me costaba relacionarme. Deje la escuela durante un año y regresé a terminar mis dos últimos semestres y a graduarme transcurrido el mismo. Durante ese ultilo año, tuve amistades muy abusivas, verdaderamente abusivas. Ese año me rompí de verdad, José Ramón. Todas esas experiencias y muchísimas que no caben acá fueron el detonante definitivo de una crisis mental de la que no saldría por años. Tuve síntomas de T.O.C (trastorno obsesivo compulsivo) específicamente pensamientos intrusos que trataban de muerte, y en ese entonces fue cuando empecé una relación con un chico que me apoyó. Mis padres no hicieron mucho caso, mi hermano sufría de asma severo en esos tiempos y no podían prestarme mucha atención. Este chico, aunque pasaba con migo mucho tiempo apoyandome también fue el mismo que después de ese año de recuperación resultó ser mi maltratador. Yo tenía 20 años en ese entonces, él me gritaba, me presionaba para tener relaciones con él y encontraba el más mínimo detalle como excusa para descargar su ira sobre mí…pero en mi mente yo no tenía a nadie más. Deje la universidad porque ambos estábamos en el mismo grupo, año y carrera. Era dependiente de él y a la vez el me destruía. Intente dejarlo varias veces pero me convencía y convencía a todos los demás encima. Tengo 25 años ahora, no tengo carrera. Yo era pintora, escritora y violinista y lo veo todo desperdiciado porque nunca lo complete. Me dicen que soy joven aun pero yo no puedo dejar de ver semejante devastación en mi vida. No sé a quién pedir ayuda, mi familia no me toma en serio, aun tengo depresión y ansiedad. Asisto a la psicologa pero han sido años de progreso lentísimo….no se que hacer. Disculpa em texto tan largo, necesito, de verdad, necesito exteriorizar mi historia en algún lugar.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola amiga! (prefiero amiga que no violinista rota)

      Gracias por visitar mi blog y por tu participación en el mismo.

      Algo importante en tu relato es que eres consciente de todo lo que te ha pasado, eso es un gran paso. Si estás yendo a una psicóloga, haces bien. La lentitud del proceso también depende de lo que tú pongas de tu parte. Los demás te pueden ayudar, pero tú tienes que tomar las riendas en tu diálogo interno y trabajar a fondo en ese campo.

      No me gustaría interferir con el trabajo que estés haciendo con la profesional, pero me gustaría decirte un par de cositas:

      – Hay muchas estrategias para resolver un puzle, a mí me gusta por agrupar las piezas y comenzar de fuera hacia adentro. No es mala idea que te plantees hacer algo similar con tu vida. Pararte, mirar cuál es tu realidad, identificar todos esos aspectos de tu vida de los que me has hablado, priorizar y comenzar a conformar nuevamente una nueva vida con un plan. Como herramientas para ello te envío por email los pasos a seguir para crear tu Visión y tu Misión.

      – Eras pintora, escritora y violinista porque tus sentimientos te hacían serlo. Aunque haya pasado el tiempo, si esos sentimientos perduran en ti, a fecha de hoy sigues siendo pintora, escritora y violinista. Y si te ves en la necesidad de que un documento lo certifique, lo conseguirás matriculándote en la materia de esas que desees y aprobando las pruebas.

      Si crees que puedo ayudarte en algo concreto, no dudes en decírmelo.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  33. Luna
    Luna Dice:

    Hola,hace dos años intente suicidarme pues no era capaz de seguir,y no supe hacerlo de otra manera…..estaba convencido que acabaría mi sufrimiento,pero inesperadamente vino mi hija y me encontró,estuve ingresada en un siquiatra,después me separe y seguí con mi sicologa y siquiatra, mejore,y decidí dejar la medicación….sigo con mis visitas mensuales pero creo que me puede de nuevo la tristeza no al punto de querer desaparecer pero si de no querer hacer nada.Gracias un saludo.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Querida Luna:

      Te comprendo. Sé que a veces hay momentos en la vida de algunas personas en que se pierde el sentido, la razón… de vivir, a mí también me ha sucedido, y nos cuesta mucho encontrarlo nuevamente, a mi modo de ver, porque lo buscamos fuera de nosotros, tal y como se cuenta que le pasó a Nasrudin:

      Muy tarde por la noche el Mullah Nasrudin se encuentra dando vueltas alrededor de una farola, mirando hacia abajo. Pasa por allí un vecino.

      —¿Qué estás haciendo Nasrudín, has perdido alguna cosa?— le pregunta.
      —Sí, estoy buscando mi llave.

      El vecino se queda con él para ayudarle a buscar. Después de un rato, pasa una vecina.

      —¿Qué estáis haciendo? —les pregunta.
      —Estamos buscando la llave de Nasrudín.

      Ella también quiere ayudarlos y se pone a buscar. Luego, otro vecino se une a ellos. Juntos buscan y buscan y buscan. Habiendo buscado durante un largo rato acaban por cansarse. Un vecino pregunta:

      —Nasrudín, hemos buscado tu llave durante mucho tiempo, ¿estás seguro de haberla perdido en este lugar?
      —No, dice Nasrudín
      —¿dónde la perdiste, pues?
      —Allí, en mi casa.
      —Entonces, ¿por qué la estamos buscando aquí?
      —Pues porque aquí hay más luz y mi casa está muy oscura.

      Al igual que le ocurre a Nasrudin en esta historia nosotros también intentamos buscar fuera de nosotros lo que realmente está dentro. La razón para vivir está y es nosotros mismos y luego también en lo que nos rodea y en la naturaleza.

      Me parece buena idea que si no te sientes bien, acudas nuevamente a tu psiquiatra, seguro que te ayuda. Además te voy a pasar mis datos de contacto por email por si en algún momento requieres ayuda.

      Ánimo y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  34. Elda
    Elda Dice:

    Tengo 40 años y desde los 14 tengo ansiedad y toda la vida con psicologos y psiquiatras. Lo único q me levanta es ir a trabajar. Llevo una vida sin sentido. Las relaciones horribles, dependencias, malos tratos, una hermana que nunca me ha tolerado. Mi autoestima esta bajo cero, aunque nadie lo entienda ya que tengo “éxito” y soy muy extrovertida. Este diciembre tuve un revés con una relación, a la q nada encontraba nada bien hecho, mi hermana a la q decidi apartar, enviando mensajes dando donde mas duele y sintiendome morir.
    Lo intenté, pero no fué suficiente. Vi la luz cuando decidi que quizas haciendo una terapia intensiva lejos de casa en un centro me podría ir bien. Ya no sé q hacer más. Siempre medicada y sin ser feliz. Necesito opinión. Muchas gracias

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Elda!

      Gracias por pasarte por mi blog.
      Sinceramente, no sé cómo puedo ayudarte. Imagino que cualquier cosa que te diga ya se lo habrás escuchado a los profesionales a los que has acudido. Pero como me la pides te la doy, a riesgo de repetir muchas de las cosas que digo en mis respuestas.

      Mira Elda, lo primero que quiero decirte es que estás en una edad maravillosa para todo, incluido reinventarte. Con reinventarte quiero decir eliminar de tu vida todo lo que no te gusta e incorporar lo que te gusta y no tenías. Por supuesto, no me refiero tanto a lo material, como a lo espiritual o personal. Pero claro, para eso tienes que conocerte mejor, y esto es algo que puedes hacer sola sin necesidad de algún profesional.
      Por ejemplo, imagina que tienes suficiente dinero y decides cambiarte de casa e ir a vivir a otra que ya estaba construida. Cuando entras en ella por primera vez, vas a una cuarto cualquiera y resulta que no te gusta ni el color ni la decoración y por ello decides cambiarlos. ¿Cómo puedes saber cuál es el color qué mejor va para ti? Me dirás: —Eso lo sé porque sé lo que me gusta—, efectivamente, esa es una información que ya sabes y casi no requieres pensarla, pero si pudiéramos seguir el proceso interno para llegar a esa conclusión nos daríamos cuenta de que has respondido a muchas preguntas, tales como (por ejemplo):

      – ¿Cuál es el color con el que me encuentro mejor?
      – ¿Cuál es el color que produce la iluminación que deseo?
      – ¿Cuál es el color y tipo que mejor le van a las paredes?
      – ¿Cual es el color que me permite combinar con la decoración y los muebles?
      – etc.

      O sea, para cambiar es preciso primero conocer lo que quieres cambiar y a quien vas a cambiar. Así que, si lo que quieres cambiar es a ti, primero tienes que preguntarte, en base a lo que me has contado, cuestiones tales como (te relaciono algunas):

      a) ¿Cuál es el origen, qué ocurre para que tenga ansiedad? ¿Qué es lo que siento cuando siento esa ansiedad? ¿Qué situación me produce una disminución de la ansiedad?
      b) ¿Qué ocurre en el hecho de levantarme e ir al trabajo para que no me produzca ansiedad? ¿Cómo y qué siento cuando estoy en el trabajo?
      c) ¿Qué tienen esas relaciones para que sean horribles? ¿Qué es horrible para mí?
      d) ¿A qué se debe que mi hermana no me tolere? ¿Qué siento cuando estoy con mi hermana? ¿Qué pienso?
      – etc.
      y así. En definitiva se trata de que, de la misma manera que me has contado lo que te ocurre, lo describas con todo el detalle que puedas, pero para ti. Y a continuación, por ejemplo, vas parte por parte preguntándote qué quieres decir con lo que dices, qué sientes y por qué crees que lo sientes. Esto hará que te conozcas un poco mejor, que sepas de forma consciente lo que ocurre en tu interior, y por lo tanto de verle sentido a lo que ahora no lo tiene.

      Lo que piensas, no es la verdad. Lo que piensas, lo piensas porque quieres pensarlo así. Si piensas que ya no podrás ser feliz, tienes razón. Si por el contrario piensas que sí podrás ser feliz, tienes también razón. Y en ambos casos tenes razón porque lo que piensas no es la verdad, es simplemente lo que piensas. Así pues, Elda, si ahora piensas que no eres feliz, y no estás a gusto con esa situación, puedes, si quieres, cambiar eso, cambiando tu pensamiento. Cuando cambiamos, cambia también el mundo con nosotros, por ejemplo, si estás triste verás tu entorno oscuro, si estás alegre verás el mismo entorno brillante.

      La vida es para ti según la interpretes, si interpretas que no tiene sentido, no lo tendrá. Un ejemplo de interpretación es el que haces cuando dices: “Mi autoestima esta bajo cero, aunque nadie lo entienda ya que tengo “éxito” y soy muy extrovertida.” Tu crees que nadie lo entiende, sin embargo también interpretas que tienes “éxito y eres extrovertida”. ¿Qué ocurriría si ahora mismo decides que para ser feliz es muy importante el hecho de tener éxito y ser extrovertida? Quizás no mucho, pero si lo interpretas así durante el tiempo suficiente acabarás modificando tu programa mental, el mismo que hasta ahora te hace creer que no puedes ser feliz ya, y lograrás tu propósito.

      Estoy seguro de que, como todos en algún momento, habrás pensado en lo que te ocurre, pero lo habrás hecho sin buscar las verdaderas razones en tu interior, sino más bien como una declaración de que eso es lo que sientes y que no puedes cambiarlo.

      Bueno Elda, no quiero tampoco contarte un rollo que no te valga para nada. Mi intención es hacerte reflexionar de que la solución está en ti, pero para encontrarla tienes que indagar un poco, no dar por hecho que nada se puede cambiar, tú puedes cambiar y si cambias tú cambiará tu mundo.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  35. mariana
    mariana Dice:

    Hola. Te comento que hace 6 años que sufro de trastornos de ansiedad generalizada y depresión. Me vieron 3 psiquiatras y pasé por 4 psicólogos. El último hace un año que me atiende y si bien es un excelente profesional, no logro salir de la depresion. Tomé mucha medicación, ahora sólo tomo clonazepam en gotas para poder dormir. Hice yoga, reiki, probé con actividad física y dieta. He leído muchísimo y me he informado, pero nada cambia. Voy a trabajar y nada más. Quisiera saber si conoces algún tipo de terapia alternativa o medicación lo que sea para casos crónicos como el mío. Espero tu respuesta. Muchas gracias.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Mariana!

      Voy a ser claro y conciso, no. No se me ocurriría aconsejarte ninguna medicación, no soy médico, y no conozco terapias alternativas relacionadas con lo que me comentas. Lo único que puedo hacer es escucharte y quizás dejarte algunas preguntas para que reflexiones sobre ellas. Si lo deseas me envías un email y me cuentas qué te ocurre y trataré de ayudarte. En este momento me viene a la mente la frase de JFK: “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país.”. Si la adaptamos nos quedaría algo asi:

      “No te preguntes que pueden hacer los demás por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por ti.”

      Siento no poder decirte más. Quedo a tu disposición.

      Un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  36. Evelin
    Evelin Dice:

    Buenos dias Jose Ramon
    Aligual que muchos llegue a su blog tratando de buscar respuestas en internet… Tengo casi 2 meses con depresion y mas que nada con el sentimiento de culpa creo que he avanzado mucho pero se que me falta mucho mas necesito mi paz interior por que se que quiza jamas vuelva a ser la misma de antes.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Evelin!

      Gracias por tu visita al blog y tu comentario.

      Como suelo hacer, te recuerdo que ésta es sólo mi opinión, tú la valorarás y decidirás si te vale o no.
      Comienzo por el final: ¿Quizás jamás vuelvas a ser la misma de antes? Bueno, casi que te diría que es lo que le ocurre a casi todas las personas; unas porque no les gusta el camino en el que están y deciden cambiar, otras porque algo ha pasado en su vida que ha supuesto un tremendo impacto que las ha cambiado, otras porque siguen a su maestro/a y deciden cambiar… sea por la razón que sea, tarde o temprano cambiamos, ¡perfecto! es una nueva oportunidad que te das. Quizás tu interpretación iba por otro camino, pero te invito a que lo pienses de esta manera.

      Evelin, a veces queremos que la vela prenda sola, por arte de magia, incluso imaginamos que de repente aparece la llama en la vela y todo se ilumina, pero no es así. La realidad es que la tienes que prender tú: con un mechero, con la llama de otra vela, con el sol y una lupa, con un fósforo, con una mecha… con lo que sea, pero la vela no prenderá sola. De igual manera pasa con tus respuestas, no vendrán solas, tienes que hacer algo tú: puedes conocerte mejor, puedes preguntar la opinión de otros, puedes buscar un maestro y preguntarle a él… eso y más, pero tienes que hacer algo tú porque si esperas que un día te sean reveladas, creo que eso no ocurrirá.
      En mi experiencia te diría que encontrarás las respuestas cuando estés preparada, así que mientras vive y se feliz. Todo lo que te rodea tiene un poquito de las repuestas que buscas, así que disfrutas de ellas y en algún momento quedarás satisfecha.

      Siento que mi respuesta no sea más concreta, pero es que con la información que me das eso es lo que te puedo decir. Sólo una última cosa, recuerda que eres como te imaginas, si quieres ser otra persona, comienza por imaginártela y actuar como tal.

      No se si te he ayudado. Espero que sí.

      Un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  37. Paloma mena
    Paloma mena Dice:

    Hola sufro depresion hace mas de trez años y es feo eh buscado todas las ayudas k existan x momentos siento morir porfavor ayudeme se lo imploro es muy dificil rsta situacion y lo que sienyo nunca crei que era muy doloroso esto que pasi

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Paloma!

      Cuanto me gustaría tener algún poder mágico, pero desafortunadamente no es así. De hecho no tengo ningún poder, en mi blog sólo vierto mi opinión con la esperanza de que se prenda en la mente de la otra persona la luz del cuarto de la sabiduría.
      No tienes que pedirme por favor que te ayude y mucho menos implorarme. Ningún trabajo me cuesta decirte lo que pienso y siento. Si lo deseas puedes contarme por aquí en el blog o hacerlo a través de mi correo electrónico jgarcia@quieretemilvecesmas.com

      Hasta tanto, un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  38. fabian
    fabian Dice:

    hola doc, gracias por tratar d ayudar a personas que padecemos de depresión, en mi caso entre en depresión hace 2 años debido a una serie de incidentes, como perdida de mi madre a la cual era muy pegado dado que soy hijo único y hacía 4 años antes a mi padre, me dio un síntoma de soledad como de huerfanismo, ya que tampoco tengo familiares directos donde vivo. Estoy medicado con citalopram 20 mg hace ya 15 días mas clonazepan 0,5 gs. y se me esta haciendo muy difícil salir de esta situación, perdí peso, interés en las cosas q me gustaban como hacer deportes y lo que mas me tranquiliza es estar en la cama y tratar de dormir, desde ya en lo que pueda ayudarme estoy muy agradecido, tengo 50 años.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola Fabián!

      Gracias por tus palabras.

      Te comprendo y puedo ponerme en tu lugar. Los padres, los abuelos, la familia, en general, son lo más grande que tenemos en este mundo terrenal. Por todo ello es lógico que si los querías los eches mucho de menos. Yo soy del pensamiento de que siguen con nosotros, aunque en espíritu, y eso es un detalle que a mi modo de ver tiene que consolarnos, pero, además, ser un motivo para no renunciar y seguir adelante.

      Te comprendo cuando me dices que lo más que te tranquiliza es estar en la cama y dormir, sin embargo me gustaría que reflexionaras sobre ese hecho. Piensa que el esfuerzo y todo el amor que pusieron tus padres para criarte y cuidarte y que salieras adelante, caería en saco roto si tú ahora te dejas llevar y te abandonas. Y por otra parte, también está tu propia responsabilidad ante Dios, el creador, quién te dio la vida y te encomendó una Misión. Seas o no seas creyente, es mi opinión que tenemos, además de la deuda con nuestros padres, la responsabilidad de darle utilidad a nuestra existencia, y malgastar el tiempo o simplemente dejarlo pasar sin más es un grave incumplimiento moral por nuestra parte.

      La vida es una mezcla de sentimientos, los hay de gozo pero también de sufrimiento, así es esta vida que nos ha sido dada. A unos les toca más gozo y a otros más sufrimiento, pero hay que estar a la altura en ambos casos. Que no te quepa duda, Fabián, que si quieres sabrás y podrás pasar estos duros momentos para ti, sobreponerte y disfrutar y vivir la vida.

      Si el médico te recetó esos medicamentos sigue su consejo y tómatelos, pero no esperes que los medicamentos te devuelvan la ilusión de vivir, eso lo tienes que conseguir tú. Tus padres seguro cumplieron con la misión que tenían encomendada, te toca a ti proseguir tu camino y sacarle el jugo a la vida.

      Me encanta el inolvidable Facundo Cabral, y él nos dejó unos audios maravillosos con sus pensamientos. Me gustaría que escucharas estos dos de los que te detallo el enlace a continuación. Estoy seguro de que con mejores palabras te explicará las razones para disfrutar de ti y de la vida:
      – “Levántate y Anda”: https://www.youtube.com/watch?v=Yt8j6x8uNSA
      – “No estás deprimido, estás distraído”: https://www.youtube.com/watch?v=5TxpWWkCnxA

      Mucho ánimo y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
      • fabian
        fabian Dice:

        Gracias!!!!! JOSE RAMÓN, pensé que no ibas a contestar y estoy muy agradecido x eso, y habla de tu hombría de bien y seriedad, porque solo lo que padecieron y padecen esta patología saben lo duro y difícil que se hace cada día de vida que pasa, lo cual es una lucha, gracias nuevamente x tu mensaje y ojalá sigamos en contacto….

        FABIAN

        Responder
  39. angela
    angela Dice:

    Hola, Nesecito ayuda ya no puedo mas tengo cuatro años con esta maldita enfermeda tomo Lexapro 20mg no Me ayuda no la estoy tomando ya por tres semanas ciento mucho decaimiento x momentos no quiero saver De nada Ni De nadie cuando refleciono me duele mucho ya no Se que hacer por favor ayuda esta maldita enfermeda me molesta mucho ficicamente..

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Ángela:

      Gracias por participar en el blog.

      Por lo que comentas, entiendo que estás bajo tratamiento médico, por lo tanto te sugiero que si crees que la medicación no te ayuda se lo digas a tu médico, para que decida lo que más te conviene, pero no la suspendas por tu cuenta.

      Ángela, comprendo que puedas estar decaída, cansada, desganada, pero no te des por vencida y sobre todo enfócate en lo que quieres, en lo que amas, en lo que te gusta, todo eso lo haces con tu mente y es ahí donde reside tu fuerza. Normalmente solemos buscar la fuerza fuera de nosotros, en las cosas, en otras personas…, pero la fuerza está en ti. Una de mis referencias en la vida, Facundo Cabral, decía ésto:

      El pensamiento te lleva a nuevos lugares y te hace ver diferentes, más ricos a los viejos y esto te cambiará tanto que cambiará tu actitud frente al mundo al que alguna vez quisiste cambiar en lugar de entenderlo; y cuando cambies tendrás incidencia en él.

      Cierra los ojos y verás todo lo que será, liberado del tiempo histórico viajarás a la velocidad de la luz y ese viaje puede mejorar la vida de muchos porque es incalculable el poder del pensamiento, que es un grandioso alquimista que puede transformar cualquier circunstancia en una fiesta, es decir cualquier metal en oro.

      Una vez encendida la luz interior, nada puede apagarla, es tan perfecta e incorruptible como el oro que simboliza el poder de la pureza, de lo esencial, es decir del espíritu que es un viaje infinito y maravilloso porque estalla a cada instante vivido con profundidad.

      Espero que esas palabras de Facundo Cabral te puedan inspirar y hacerte sentir mejor.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
    • jesus
      jesus Dice:

      vamos amiga , hay muchas personas que padecemos de multiples enfermades , que puedo decirte , yo logre convivir con ello , asi trato de mejorar la calidad de mi vida .

      creo mientra estamos vivos has una esperanza

      Responder
  40. alejandro
    alejandro Dice:

    Hola , cambie de empleo de una empresa en donde llevaba 16 años a una mejor con mas salario y proyeccion de ascenso, llevo 6 meses y los ultimos dias han sido un desastre, mi jefe dijo que no confiaba en mi y que en el momento de la contratacion esperaba mas de mi y que no soy esa persona que esparaba….lo peor es que en casi todo tiene razon y eso me da muy duro, estoy arrepentido de haber renunciado a la compañia anterior en donde sabia lo que hacia me querian pero por querer mejorar (porque la empresa anterior andaba en amgo de crisis) quise cambiar y ahora eso me arde , me imagino hasta sueño en la otra empresa, quiero salir corriendo de aqui pero la extrema situacion economica que tengo no me deja, ademas respondo por mi esposa y 2 hijos ….mi descanso es en la noche llega el nuevo dia y no quiero ir a la oficina, hay veces me provoca salir corriendo de aqui y dejar todo tirado, he soñado que teniendo dinero podria decirle a mi jefe en la cara que le doy el gusto de marcharme que mi situacion economica esta definida y que me quedo grande esto que se busque otro que talvez sea capaz….aunque reconozco que es una empresa seria y es mas veo a mi jefe un poco apenada conmigo pues nada menos ayer me felicito por algo , pero lo que dijo lo dijo y le tengo asco a esta oficina…pero no me puedo ir por lo economico ………solo le estoy pidiedo a DIOS un milagro , que me saque de aqui y permita que pueda pagar mis deudas y trabajar en paz en otro lado para disfrutar mi familia…………………………….

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Alejandro:

      Gracias por participar en el blog.
      Te comprendo perfectamente, en una ocasión pasé por una situación parecida, es duro. Sin embargo, te invito a que no arrojes la toalla. Considera que, aunque no estuvieras en este momento al nivel que te requiere tu Jefe, puedes superarte y llegar a alcanzarlo si te lo propones, confía en ti, piensa en los logros que has alcanzado a lo largo de tu vida. Estoy seguro de que no te han regalado nada y todo ha sido fruto de tu esfuerzo, el mismo que ahora puedes poner en práctica para superarte una vez más. Simplemente propóntelo. Traza un plan de puesta al día, identifica tus puntos débiles y crea un plan de autoformación con sus hitos y sus fechas para cumplirlo, incluso si fuera posible con la ayuda de tus compañeros, recuerda que en Internet tienes toda la información que precises. Luego, cuando lo tengas elaborado se lo puedes presentar a tu Jefe, para que sepa que tienes un compromiso con la empresa, con él y contigo mismo y para que él también te pueda ayudar.

      En fin, Alejandro, lo que te propongo es que antes de que te rindas porque has encontrado un puente medio roto que te impide cruzar al otro lado, busques si tienes madera y herramientas en los alrededores para poder repararlo y ponerlo nuevamente operativo.

      1.- Identifica las materias en las que tienes que mejorar
      2.- Ordénalas por orden de importancia y prioridad
      2.- Elabora un plan de formación: externo e interno; coloca recursos, fechas y plazos
      3.- Preséntaselo a tu Jefe, comprométete con él, consigue su colaboración y comprensión
      4.- Comprométe contigo mismo y con tu familia
      5.- Ponte en marcha
      6.- Haz seguimiento de tu plan y de tu competencia

      ¡Ánimo!
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  41. Betty
    Betty Dice:

    Holaa pues mi situación es que he perdido el interés en la vida, ya no me siento yo, Quiero salir corriendo y dejar de existir. No sé bien que me pasa, quisiera que alguien me ayudara.

    Responder
  42. david
    david Dice:

    yo sufro de depresión también y tengo 22 años y estoy medicándome con pastillas dos por la mañana y dos por la noche lo que me paso fue que inicie un curso hace tiempo de electricidad y electrónica y lo deje porque no me concentraba porque empezaban a hacer mucho ruido en las clases es que tengo mucho oído y el ruido me molesta,como yo era de los que se callaban se metían conmigo y cuando iba a casa me encerraba en mi mismo no salía a la calle ni nada cuando iba a estudiar me deprimía y cogí la depresión fui al psiquiatra y me dio medicación me costo aceptarlo pero ahora estoy aceptándolo porque no me queda otra cogí la depre cuando tenía 17 años por hay creo recordar ahora tengo amigos que padecen lo mismo que yo pero me cuesta verme un chico normal entre la demás gente porque pienso que se van a burlar no se pero me gustaría estar bien del todo también conseguí dos trabajos de 6 meses pero ya no estoy trabajando lo conseguí por medio de un asistente social que puedo hacer para motivarme más porque estoy en una bajona ahora con el rollo de la primavera ayuda por favor.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado David:

      Gracias por visitar y participar en el blog.

      Imagino que si sigues tomando medicación sea porque el médico te la sigue recentando, espero que sea así y no te estés medicando por tu cuenta.
      David, se me hace complicado decirte algo que te ayude, también en parte porque no sé cuál es tu problema. Si te apetece envíame un email a la dirección jgarcia@quieretemilvecesmas.com y cuéntame con más detalle lo que deseas mejorar. Dime ¿qué tendría que cambiar para que te vieras “normal”? ¿de qué temes que se burlen los demás?

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  43. elisabeth
    elisabeth Dice:

    hola mi depresion es de hace 7 años que fallecio mi esposo,tengo 4 hijos y no se por que pero en el plano sentimental atraigo al tipo de hombres destructivos

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Elisabeth:

      Gracias por participar en el blog. Disculpa el retraso en responder.

      Conozco a alguna amiga que también cree que atrae a determinado tipo de hombres. Yo no termino de creérmelo, sobre todo porque eres tú quien decide si te relacionas con ésta o aquella persona. Quizás la clave la tangas que buscar en ti. Piensa ¿Qué es lo que me atrae de este tipo de hombres? y puede que des con la solución. Decía Albert Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.” Si lo aplicamos a tu caso, yo te diría que si siempre atraes al mismo tipo de hombres será porque buscas siempre en ellos las mismas cosas. Reflexiona a ver que tal.

      Espero que esto te ayude.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  44. Caolina
    Caolina Dice:

    Hola ! me ha gustado mucho tu post. Veras yo me encuentro en esa situacion.Tengo 19 años y mi depesion radica en que no tengo un plan en mi vida. No me siento parte de algo. Estudio ingenieria pero no es una carrera que me apasione siento mucha culpabilidad por que deje la musica que amo.Doy gracias a Dios por mis padres porque ellos saben de mi situacion y me han ayudado mucho . Tengo la oportunidad de elegir de nuevo… pero no se que.. . me siento muy desubicada , nada me llena en si . tengo muchos gustos pero la verdad no se en que carrera enfocarlos .. como hago para decidir que hacer de verdad necesito de tu ayuda.. puede que este un poco desesperado pero como tu dices la solucion esta en mi .. pero no me encuentro.. que hago ? tambn pienso en la situacion economica y eso ,.. me aterra mucho a decir verdad .. siento que cai en lo profundo 🙁 ,, tambn siento que si me meto en algo solo sea eso y no pueda llegar progresar en mis otras areas de gustos.. gracias igual por tu labor de ayudar a las personas que lo necesitan ^-^.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Caolina:

      Gracias por visitar y participar en el blog.
      Tengo que pedirte disculpas por el retraso en responder, no me ha sido posible hacerlo antes.

      Con respecto a lo que me cuentas, no sé si podré ayudarte, aún así te daré mi opinión. Eres muy joven y comprendo que tengas esa preocupación por lo que vas a estudiar y si eso luego tendrá salida. Lo cierto es que ahora te parece que esa es una decisión muy importante en tu vida, pero la realidad es que son pocas las personas que al pasar los años se dedican a trabajar en el campo que estudiaron. Si quieres mi opinión, yo te diría que estudies lo que más te apasione, así al menos, mientras estudias estarás disfrutando y se te hará más llevadera esa época dura de formación. Luego no sabrás lo que te deparará el destino, pero en cualquier caso siempre podrás estudiar nuevas materias que complementarán tus conocimientos.

      El problema que se crean muchas personas es pensar que sólo se puede disfrutar haciendo lo que a uno le gusta, pero ocurre que lo que a los 19 años te gusta, puede que no a los 25, y puede que a los 30 sea otra cosa… y así. O incluso puede que sea la propia demanda del mercado de trabajo la que te exija desempeñar puestos muy diferentes a los iniciales que habías pensado.

      De cara al futuro, además de la formación superior que vas a adquirir, lo más importante es tener capacidad de disfrutar, confianza en ti misma, sacrificio, tenacidad, perseverancia y resiliencia (capacidad de levantarse ante la adversidad). Son esos valores los que te permitirán afrontar cualquier reto que se te presente en el futuro.

      En resumen, mi opinión es: Elige lo que más te apasione y luego no lo dudes más, esfuérzate en aprender y ser de las mejores. La vida no se sabe que futuro te deparará, pero nunca temas a los retos, al contrario, enfréntate a ellos con valor, pasión y ganas de disfrutar, eso es lo que te hará crecer y madurar.

      “No quieras que las cosas sean como las deseas, deséalas como son” (Epícteto)

      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  45. ANA R.
    ANA R. Dice:

    Hola:
    Mi relato y experiencia a su vez es de los que no acaban mal pero no acaban bien, y creo que si la experiencia es muy mala, y la vida no te da alguna cosa buena para compensar nunca te curas aunque puedas hacer una vida normal.
    A los 22 años estaba tan acomplejada físicamente cosa que venía ya de mucho tiempo atrás y había recibido burlas de algunas personas que sentí que llegué a mi tope de aguante y me quedé parada: no dormía, el insomnio fue lo peor, sin duda, luego empezaron los vómitos, el bajo peso y la inquietud, esa inquietud nunca la había sentido.
    Fui a un especialista que calificó mi cuadro de depresión y me empezó a dar antidrepresivos. Nada resultó. Los antidepresivos me hacían sentirme diferente como rara pero me decían que tenía que ser así. Fue peor todo, como no mejoraba me trataron con otros diferentes, que simplemente no me sentaban bien (yo jamás había tomado sustancias tipo porros ni nada similiar con lo que, a su vez no me sentía precisamente bien al tomarlos desde ese otro punto de vista.
    Tampoco resultó. Fue todo a peor, en algunos momentos creo sentí algunas alucinaciones, fue el colmo, mi vida social había desaparecido y yo misma había desaparecido entre medicaciones que en algunos casos cambiaban mi carácter.A los 30 años dejé el tratamiento, dije que jamás tomaría ninguna medicación más y nunca volvería a visitar especialistas de esa rama,
    A partír de ahí, el aspecto mental mejoró, no así el físico, me daban accesos de arcadas aunque no tuviera nada en el estómago, incluso empecé a tener eneuresis. He pasado en el infrerno mi juventud, como veis. Con los años y la constancia (conseguí un trabajo muy por debajo de mi certificación académica, pero no falté ni un sólo día por baja en varios años, como digo gracias a eso logré cierta estabilidad en lo relativo a los vómitos y demás, y pude volver a estudiar, y concentrarme, dos puntos que habían desaparecido de mi vida al comienzo de la depresión. Obviamente, no es todo como si no hubiera sucedido la depresión, la capacidad dudo que vuelva a ser la misma, pero ahora me arrepiento de haber ido a un especialista y de haber tomado ningún tipo de medicación.
    Lo que he conseguido ha sido por hacer una vida muy constante desde hace 9 años pero no atribuyo nada bueno a aquel tratamiento. Sin embargo lo que no he logrado es ser feliz, eso no lo he conseguido, me pesan quizá los años perdidos en la depresión,probablemente la vida también tiene que ayudar, pero como digo, sigo siendo una persona triste, profesional y correcta pero triste.

    Responder
  46. Ariadna
    Ariadna Dice:

    Buenas tardes doctor, le cuento que estoy deprimida ya casi un mes , todo se debe a la perdida de mi dentadura, ya he perdido casi toda la dentadura de abjo, esto me hace sentir fea, excluida, gris, trato de reponerme a la idea de tener que usar puentes a mis 29 años, lo que hago es culparme por no haber cuidado mejor mis dientes de niña pero ya no hay remedio, quisiera devolver el tiempo pero ya no puedo. Esto me impide avanzar, parece tonteria para muchos pero para mi es un trauma. necesito ayuda.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Ariadna:

      Gracias por participar en el blog.

      No sabes cómo te comprendo. A un familiar mío le ocurrió eso mismo y estuve a su lado todo el tiempo. No sólo es un problema de salud: dado que no puedes masticar bien o simplemente no puedes, así que tienes que cambiar la alimentación, adelgazas…; sino que también te sientes mal contigo misma, no quieres sonreír para que no te vean la boca, no quieres hablar para que no se note que no hablas bien, no sales para que no te vean… todo eso me suena porque viví lo que sufrió este familiar. ¡Pero bueno, al final todo salió bien y ahora disfruta de la vida!

      Hoy en día la medicina dental ha avanzado una barbaridad y existen soluciones para todos los gustos. Este familiar mío se puso en manos de un buen médico odontólogo y primero le diseñó una dentadura postiza para poder comer y hacer una vida normal, y luego, cuando pudo ahorrar un poco de dinero, se colocó una fija. Te puedo asegurar que ya ni se acuerda de todo lo que pasó, le quedó muy bien la boca y es feliz.

      Ariadna, tómatelo con calma, ahorra dinero y cuando tengas suficiente ponte en manos de un buen odontólogo que te arreglará tu boca. Piensa que aunque te sientas así ahora, eso no quiere decir que no puedas ser feliz y disfrutar de la vida, por que Sí puedes.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  47. Marisa
    Marisa Dice:

    Hola buen dia, tengo 30 años, viuda, tengo 2 niños. Mi vida estaba bien hasta hace 4 años, que es cuando inició mis problemas de depresión, ya que mi mama falleció hace 4 años, y mi esposo igual falleció hace 3 años. desde entonces he sido muy propensa a caer en este estado, he estado de pie gracias a que me he sujetado a mi Señor Jesus y a la existencia de mis dos motores que me dan fuerza y son mis hijos. Vivo una gran soledad porque mi familia se ha desintegrado, mi papa obviamente ya tiene otra pareja, y mi hermano vive a gran distancia de mi, el caso es que yo misma me he encerrado en una capsula donde siento que me ahogo y no puedo salir, nisiquiera puedo pensar en rehacer mi vida porque tengo mucho miedo a volver a vivir una infidelidad como la que ya pasé en mi matrimonio, siento que no puedo despegar donde estoy, vivo una rutina de la que me estoy desesperando. Le doy gracias a Dios por la dicha de haberme convertido en madre de dos pequeños tesoros y las paso bien con ellos, pero siento que me hace falta algo, es un vacio que no lo puedo llenar con nada, el caso es que por tiempos caigo en una depresión en la que no me dan ganas de trabajar, quiero dormir y dormir, aburrida, con ganas de llorar, gritar. Anticipadamente gracias por sus comentarios.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Marisa:

      Antes de nada te doy las gracias por tu participación en el blog.

      Me hago a la idea de lo que me cuentas y comprendo cómo te sientes. No se si estarás de acuerdo conmigo, pero al leer tu comentario me he imaginado como si hubieras embarcado hace 3 años en tu barco de vela con tus dos hijos y no te hayas preocupado por un instante en el destino al que querías ir, sino simplemente te has dejado llevar por donde te llevara el viento. Quizás ya es hora de que recojas vela y tires el ancla. Luego recuéstate mirando al cielo y sueña, visualiza como si fuera realidad y estuviera ocurriendo:
      a) Qué es lo que te apasiona
      b) Qué es lo que te gustaría hacer en tu vida
      c) Qué vida deseas vivir
      d) A dónde te gustaría ir
      e) Qué te gustaría hacer cuando llegues
      f) Con quién te gustaría compartir tu vida
      g) Qué futuro deseas para tus hijos
      h)…
      Una vez que hayas visualizado esa realidad deseada, ahora toca ponerse manos a la obra y escribir cuáles van a ser tus pasos de ahora en adelante para conseguir tu sueño. Te garantizo que una vez que te pongas en marcha podrás disfrutar de todo lo que te ocurra en ese viaje, que por fin tendrá un destino y un fin, tal que si del personaje de Julio Verne, Phileas Fogg, en la vuelta al mundo en 80 días se tratara.

      Por mi trabajo como coach personal conozco algunos casos de mujeres que estaban en una situación similar e incluso peor que la que me relatas tú, y te aseguro que salieron adelante, porque ustedes las mujeres poseen una capacidad de trabajo y sufrimiento como sólo una madre puede tener.

      Marisa, no tengo nada más que decirte, puede que ahora no creas en ti, pero por mi experiencia yo sí creo y estoy seguro de que en cuanto te lo propongas se habrá acabado la desgana, el aburrimiento, las ganas de llorar o las de gritar. Si tus hijos han sido un motivo para salir adelante, sólo tienes que buscar otros motivos para sentirte plena. Mira a tu alrededor y mírate a ti misma, la fuerza la tienes sólo te falta la decisión.

      Te dejo con una frase del gran filósofo Epícteto: «No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede.»

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  48. marybel
    marybel Dice:

    Hola José Ramón!! Yo estoy pasando por una situación similar, una prima de mi edad falleció hace unos años, a raíz de su muerte empeze a sentír mucha ansiedad, imagínate tenía 21 años cuando sucedió eso, al año y medio después fallece mi mamá, y coincidio con la graduación de mi universidad, momento en el cual yo estaba muy miedosa y ansiosa!! Tomé la decisión de que mi expareja se fuera a vivir a mi casa para no sentírme sola, y fue el peor error, la relación se dañó mucho, tome otras decisioNES respecto a mi persona de las cuales me arrepenti muchísimo, no me podía perdonar, hace dos meses mi ex término la relación siete años después, sientes que el mundo se acaba, piensas cantidades de cosas, pero hay algo de lo que estoy convencida y me ha ayudado a salír adelante poco a poco, y es Dios, el se ha puesto en mi camino en muchos sentidos, aún no me resigno del todo, pero estoy segura que el me seguirá ayudando!!! Esto se trata de acercarte con quienes te aman, recuperar tus sueños y aferrarte a algo que este en tus manos para salír adelante!! Hermosos dias parq todos y abrazos!!

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Marybel:

      Gracias por participar en el blog.

      Te comprendo. Quizás son muchos acontecimientos y la madurez o la fortaleza para poder asimilarlos no sea la suficiente.
      Veo lógico que hayas recurrido a la compañía de una persona amiga, aunque luego las cosas no hayan resultado como esperabas, sin embargo eso no quiere decir que te equivocaste. En aquel momento tomaste la decisión que creías conveniente y ya está. Piensa que si tuviéramos el don de saber con antelación las consecuencias de las cosas que hacemos, pues seguro que nunca nos íbamos a equivocar, pero también es cierto que seríamos seres subdesarrollados, pues lo que llamamos error o equivocación es en realidad el motor del desarrollo. Ahí tienes de ejemplo a Thomas Alva Edison del que cuentan que realizó más de mil intentos para lograr que funcionara la bombilla, y cuando lo hubo conseguido un discípulo suyo le preguntó que porqué persistía en construir una bombilla, si tras más de 1000 intentos no había conseguido más que fracasos, Edison respondió: —no son fracasos, he conseguido saber 1000 formas de cómo no se debe hacer una bombilla—.

      Está bien que creas en Dios, porque eso es creer en ti también. Yo personalmente huyo de pedirle a Dios ayuda en genérico, pues creo que es una pérdida de tiempo para Dios y para ti, en algún otra respuesta he comentado que no creo que fuéramos creados para estar recurriendo constantemente a Dios para que nos haga nuestro trabajo, más bien le pido oportunidades y luego dependerá de mí el materializarlas o no. Incluso si dejamos de lado las creencias religiosas, el considerar que depende de ti el salir adelante, conseguir las cosas, en definitiva hacer que tu vida funcione, es la base de nuestro desarrollo, pues somos proactivos y tenemos la capacidad de decidir qué, cuándo, dónde y cómo.

      Puede que tú tengas algunas dudas, pero yo, después de conocer, porque me han escrito, a otras mujeres que se han visto en situaciones límite y han sabido superarse y superar todos los obstáculos que se le han presentado, no tengo ninguna duda de que saldrás adelante y sabrás ser feliz y disfrutar de la vida, a pesar de todo eso que te ha ocurrido.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  49. Javier (22 años)
    Javier (22 años) Dice:

    Hola José Ramón,

    Dado la oscura situación que estoy pasando, me dispuse a buscar en Internet casos de gente que pase por lo mismo, caí acá en primer lugar y me interesó mucho, por lo que decido escribirle esto. La realidad es que estoy atrapado en una suerte de cárcel sin rejas, dado que me siento prisionero aunque se que puedo salir (lamentablemente no creo que pueda solo). Mi problema surge de años de hacer las cosas mal, aunque recién ahora me doy cuenta. Siempre sentí que algo no andaba bien, pero no lo veía con claridad. Toda mi vida fui una persona pasiva. Mis padres me ultra-sobreprotegieron (mi padre cree que es lo correcto, mi madre sabe que no pero lo hizo igual inducida por mi padre), y la realidad es que hoy soy adicto a ellos, por así decirlo. Realmente no encuentro salida, trato de realizar actividades para mantenerme activo, pero el problema de fondo sigue allí. Tengo la autoestima por el piso, y no veo la luz. Mi padre tiene tácitamente sometida a mi madre, y yo me voy pareciendo a el y no quiero, por eso no puedo pedirle ayuda. Pienso en alejarme pero no se si sera correcto… Tampoco se si tendré fuerzas… En fin, al menos me descargue algo, gracias por brindarse de esta manera.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Javier:

      Gracias por tus palabras y por tu participación en el blog.
      Realmente me quedo con la duda de saber con un poco de detalle qué es lo que te ocurre, para así poderte dar una opinión que te pueda ayudar. Fíjate que hablas de: “oscura situación”, “estoy atrapado en una suerte de cárcel sin rejas”, “Mi problema surge de años de hacer las cosas mal”, “algo no andaba bien”. Posiblemente esas frases oculten una realidad que tú sí tienes perfectamente identificada, pero por si acaso no fuera así, yo te invitaría a que tradujeras todo eso en una frase concreta y específica que reflejara lo que te ocurre.

      Hay otra parte en la que hablas del trato de tus padres contigo, del trato de tu padre a tu madre, etc. Creo que comprendo lo que quieres decir, sin embargo yo te diría que evitaras en lo posible buscar justificaciones en circunstancias externas a ti, pues en ese caso no tendrás el control de tu vida. Por ejemplo, imagina que estás estudiando, suspendes una asignatura y tu excusa es que no podías estudiar porque un vecino toca el piano todas las tardes y no te dejaba concentrarte. El comportamiento de tus padres no justifica tus acciones, dado que eres una persona adulta. Es muy saludable pensar que somos responsables de todo lo que nos sucede, porque de esa manera te plantearás tomar acción sobre tu vida.

      Siento no poder decirte nada más, dado que no llego a entender lo que te ocurre. Si lo prefieres puedes contarme por email.

      Gracias y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  50. M.Elena
    M.Elena Dice:

    Hola José Ramon,

    en primer lugar querría agradecer-te por tu blog, más que nada porque me siento muy identificada en cuando describes en cómo te sentías cuando tenías depresión y eso para mi es un apoyo.

    Durante ya hace ya mucho tiempo he tenido y tengo problemas relacionado en estudios, trabajo y el entorno social. Me encuentro perdida y mi familia sufre mucho por mí. Vivo en casa de mis padres teniendo 24 años. Siento que estoy muy “pegada al pasado” pero no sé cómo enfrentar-me a esto.
    Gracias

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Elena:

      Muchas Gracias por tus palabras y por participar en el blog.
      Me das pocos detalles para poderte ayudar. Cuéntame un poco más para ser más específico, ya sea por aquí o por email (jgarcia@quieretemilvecesmas.com), y te ayudo a ver tus opciones.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  51. DAVID
    DAVID Dice:

    BUENAS TARDES. SALUDOS. PROBLEMAS TODOS TENEMOS UNOS MAS GRANDES QUE OTRO. EL MIO NOSE QUE TAN GRANDE ES. EN PRIMER LUGAR SOY HOMOSEXUAL, MI FAMILIA NO LO SABE NO ES FACIL LLEVAR ESA CARGA EMOCIONAL Y OLCULTAR EL VERDADERO YO. ME DEPRIMO POR TAL SITUACION AL PUNTO QUE ME AFECTA HASTA EN MI VIDA LABORAL. UNA COSA CONLLEVA LA OTRA.- DE QUE MANERA PUEDE USTED ACONSEJARME A PRIMERO DESCUBRIR MI YO INTERIOR Y A RESOLVER LOS PROBLEMAS EMOCIOANLES QUE TENGO A CONSECUENCIA DE NO ESTAR CLARO CONSIGO MISMO NI CON MI HOGAR. AL PUNTO QUE HAST A NIVEL LABORAL ME AFECTA

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado David:

      Gracias por participar en el blog. Te pido disculpas por el pequeño retraso en responderte.
      Más que aconsejarte, te doy mi opinión y luego tú valoras si puede serte de utilidad.

      En primer lugar quiero decirte que creo firmemente que todas las personas tienen los mismos derechos (y obligaciones), en este caso, sea cual sea su tendencia sexual, y así de acuerdo con esa creencia he procurado tratar a las personas a lo largo de toda mi vida. Dicho de otra manera, trato por igual, con el mismo respeto y dignidad, a una persona heterosexual que a otra homosexual.

      Yo no soy homosexual y por lo tanto me es más complicado ponerme en tu lugar, pero eso no quita para que a lo largo de mi vida haya visto, principalmente, la marginación y el desprecio con que se ha tratado a los homosexuales, desde pequeños hasta adultos, y me refiero sobre todo a España, que es donde resido y conozco mejor. Evidentemente con el paso de los años se ha producido un avance claro en el trato y consideración de los homosexuales, pero todavía creo que no disfrutan del respeto que merecen y en algunos lugares existe marginación. No sé dónde vives, pero si es en España, sabrás que en los últimos años existe cierta presión social en la línea de que los homosexuales “salgan del armario”, es decir, hagan pública su homosexualidad. Y es aquí donde para mí radica la principal dificultad. Entiendo que lo que se quiere con eso de “salir del armario” es que los homosexuales dejen de esconderse y salgan a la sociedad, pero resulta que el entorno (trabajo, familia, vecinos, etc.) de muchos homosexuales no está preparado para recibir de forma normal a estas personas que deciden declarar públicamente su tendencia, y lo que ocurre es que en muchos, pasan de pasar desapercibidos cuando no se conocía su homosexualidad, a estar permanentemente señalados una vez que la declaran públicamente. Y lo peor es cuando en el entorno más cercano, la familia, no se acepta esa realidad.

      Así que por un lado, en mi opinión, antes de revelar tu homosexualidad piensa bien, primero, si eso es lo que quieres, y, segundo, si tu entorno está preparado para conocer esa noticia, porque si no lo está no veo la necesidad de que tengas que contar nada; es tu vida y tienes derecho a guardar para ti y no revelar tu intimidad.

      Y por otro lado, mi opinión es que lo más importante no es que tu familia lo sepa o lo deje de saber, ni que en el trabajo te traten mejor o peor, lo más importante es que tú te aceptes y te quieras como eres, que te convenzas de que tienes los mismos derechos que otra persona cualquiera, que tu homosexualidad no tiene porqué impedirte que sea feliz, y sobre todo, que si los demás no te aceptan eso no va a impedir que tu puedas seguir con tu vida tal cual. Si tienes claro todo esto, lo que digan los demás no será un obstáculo para que seas feliz, puede que te afecte, pero no te va a bloquear. Así que David, comienza por quererte como eres y por lo que eres: tus principios, tus valores…, y destierra que eres diferente.

      Te deseo lo mejor.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  52. Patricia
    Patricia Dice:

    Hola, quisiera compartir mi experiencia pues desde hace algunos meses estoy viviendo en depresión. Mi vida había sido estable y felíz hasta que de un momento a otro empecé a sentirme extraña…con todos los síntomas de depresión, estaba en un trabajo que requería mucha dedicación y responsabilidad. Todo se vino abajo. La verdad llegué a un punto en que me involucré sentimentalmente con una persona, encontré en él un apoyo, es una buena persona que en realidad ahora valoro porque no se aprovecho de mi en esa situación, pero que ahora considero imposible esa relación. Quisiera poder contarte más detalles y poder comunicarme a través de mi correo.
    Hoy estoy enmedio de mi familia, intentando rehacer mi vida y algo confundida porque he pasado alguos meses ausente de trabajo, al margen de algunas cosas pero aunque quiero retomar mi vida me da miedo y siento que estoy recayendo fuertemente, he pensado visitar a un psiquiatra para pedir un tratamiento que me ayude. Pues ya realicé antes un trabajo personal con una psicóloga que si bien me dio elementos a veces pienso que debería tener una medicación. Agradezco que me responda. Gracias a Dios encontré este blog y gracias también por la ayuda que nos ofrece. Dios lo bendiga. Sin El nada es posible en lo humano.

    Responder
  53. Ana
    Ana Dice:

    José Ramón.

    Estoy pasando por un mal momento y me ha alegrado encontrarme esta página, gracias por dedicar tu tiempo a ayudar a los que estamos pasando por esto; mi esposo ha estado maltratándome durante tres años y hasta hace poco no he conseguido cortar la relación, pero me encuentro como si me hubieran partido en trocitos que ahora tengo que recomponer poco a poco; me he dado cuenta de que no voy a poder salir sola de esto, he ido a la doctora y me ha recetado escitalopram, tomaré 5mg una semana y después pasaré a 10 mg, tengo que seguir visitándola para hacer un seguimiento de como va todo. A mí me gustaría abandonarme y cerrar los ojos y dormir, dormir hasta que todo haya pasado, pero sé que tengo la responsabilidad de mi vida y no puedo hacer esto, me levanto con mil esfuerzos, desayuno con mil esfuerzos, me ducho, limpio mi casa, cocino con mil esfuerzos… mi primer objetivo es no decaer fisicamente, no enfermar, salgo mucho a pasear… a mis amigas las dejé apartadas cuando comenzó la violencia, me costaba contarles por lo que estaba pasando, también me costaba disimular o mentir, de manera que me fui quedando sola, ahora debo poco a poco retomar esa relaciones pero me cuesta…da vergüenza hablar de esto… es muy difícil dejar de sentirse culpable por todo…

    En fin… gracias por dedicar tu tiempo a que algunas personas podamos ver un poquito de luz en el horizonte…

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Ana:

      En primer lugar te agradezco tus amables palabras, para mí es casi una bendición el que alguien pueda sentirse ayudado por los contenidos que comparto en el blog.

      Que alegría saber que has logrado salir de esa triste situación que vivías, ¡eres muy valiente! te felicito, seguro que eres ejemplo para otras personas que pasan por lo mismo. Es normal que necesites ayuda, tú sigue las instrucciones de tu doctora y con un poquito de paciencia veras como día a día te sentirás mejor y mejor y mejor…, además lo peor ya pasó y con lo valiente que eres nada se te resistirá de ahora en adelante.

      Aunque te suene a peloteo, tengo que reconocer el mérito que tienes, que a pesar de la desgana y de cómo te sientes sin embargo no te rindes y luchas como una leona para salir adelante, cosa que evidentemente estás logrando con nota de sobresaliente, sigue así y no decaigas. Estoy ciento por ciento de acuerdo contigo: cada uno de nosotros tiene una Misión en la vida y tenemos que ser suficientemente responsables para luchar y hacer lo que esté en nuestras manos por cumplirla, ese es el pago por la vida que nos ha sido dada.

      Comprendo perfectamente tus motivos para separarte de tus amigas, eso ya es pasado y ahora tienes la oportunidad de rehacer tu amistad con ellas, eso creo que es importante para ti. No te preocupes de la vergüenza, es humano y estoy convencido de que también superarás esa sensación. En cuanto te sientas con fuerza llama a la mejor de tus amigas y pídele que te visite, y luego ella te ayudará a reencontrarte con las demás.
      Ana, el sentimiento de culpa también es humano que lo tengas, pero es inútil, no vale para nada, así que te propongo que lo tires a la basura y no pienses más en ello. Te digo que es inútil porque la culpa siempre se refiere al pasado, y el pasado ya pasó y nada puedes hacer por cambiarlo, así que la culpa no vale para nada, olvídate de ella, de ahora en adelante desecha de tu vida todas las cosas inútiles, y el sentimiento de culpa el primero.

      Te propongo algo para cuando tengas un momento libre y te sientas con ganas: busca una libretita y un boli y vas escribiendo todo lo que quieres hacer a partir de que te encuentres recuperada. Escribe si quieres estudiar y qué, qué quieres aprender, a quién quieres conocer, qué película quieres ver, dónde quieres viajar, a quien o qué lugar quieres visitar… y todo lo que sueñes para ti. Así ya tendrás una lista de todo lo que tienes que hacer y lo único que te quedará es ponerte manos a la obra!! Nada ha cambiado para ti, puedes ser feliz desde que te lo propongas.

      Mucho ánimo y gracias por compartir.
      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  54. Nikita
    Nikita Dice:

    Es bueno saber que se puede salir de la depresión, yo he caido en ella después de que mi esposos me fue infiel con una amiga y la dejó embarazada y para colmo luego de un año me fue infiel con una mujer casada en las dos ocasiones siempre me humillaron con ayuda de mi esposo, perdí todo interés en mi hogar para mi da igual si soy buena o mala mujer pareciera que no importara sin embargo cuando estoy con mis hijos muestro otro rostro de una mujer alegre y amoroso pues no quiero que ellos sufran por lo que me ha pasado pero cuando me quedo sola ahi es donde rompo en llanto y recuerdo todo lo que me pasó siente como si hubiese sucedido ayer es el mismo dolor. Quisiera asistir a un especialista pero lamentablemente en mi país son muy caros y no puedo acceder a ellos, trato de salir de esto porque se que no es bueno me esta destruyendo a mí.

    Gracias por contar su experiencia, aun tengo esperanza de salir de esta depresión,

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Nikita:

      Te comprendo. Sólo me gustaría decirte algo que creo muy importante: lo que hayan hecho otros, su conducta contigo, sus acciones, humillaciones, etc., no interfieren para que tú puedas ser feliz, ni siquiera te desmerece como mujer ni como persona.

      Te agradezco tu aporte y tu participación en el blog.
      Si crees que puedo serte de alguna ayuda, la tienes de forma incondicional, puedes contactar conmigo a través del email jgarcia@quieretemilvecesmas.com

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  55. Alex
    Alex Dice:

    Estimado Ramon…

    Por fin encontre algo que me parece, sirva de ayuda a mi problema.

    Le estare enviando un mail a la direccion que se encuentra mas arriba , ya que me parece mejor para algo personal

    Tomo esto como un primer impulso en la solucion definitiva de todo.

    Mil Gracias.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Alex:

      No sabes lo grato que es para mí y la satisfacción que me produce saber que algo de lo que escribo ayuda a alguien, ese es el objetivo de este blog.
      Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Estaré esperando tu email.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  56. sofia
    sofia Dice:

    hola necesito mucha ayuda lo reconozco ahora estoy pasando por momentos muy difíciles y por tal me siendo súper deprimida , ya no se que hacer para poder salir de esto por favor aconseja me .

    Responder
  57. ludy vega avedaño
    ludy vega avedaño Dice:

    hola soy ludy vega tengo 37 años tengo 3 hijos 6 años de separa y quisiera saber como puedo superarme como persona por q todo meda miedo soy muy insegura en el aspecto laboral en el momento q quiero emprender un negocio me gustaria saber si me puede ayudar

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Ludy:

      Gracias por visitar mi blog y participar con tu comentario.
      He visto que también me has enviado un email, imagino que prefieres que te responda de forma personal, por lo tanto te responderé por email. Únicamente quiero decirte que los comentarios en el blog no se publican automáticamente, sino que tengo que aprobarlos, y esto se debe a que es la mejor forma de controlar el spam que me llega. También aprovecho para decirte que el huso horario del lugar donde me encuentro es el mismo que el de Londres, ésto te lo digo porque tu comentario y tu email me llegaron sobre las 3 de la madrugada y claro, a esa hora estaba durmiendo y no pude responderte.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  58. David
    David Dice:

    Hola, yo solo quiero compartir con ustedes que si yo pude salir de la depresiòn CUALQUIERA puede, no se imaginan el grado al que llegue…..estaba tan mal que ni si quiera podìa hablar, no podia leer, ni ver un programa de Tv, ni entendìa lo que la gente me platicaba (literalmente tenia miedo de tener un problema de memoria o cognitivo), no saben lo frustrante que era, pasaban varios dias sin dormir y cuando lo hacia realmente no descansaba y no dormia mas que un par de horas. Ya cuando empece con pensamientos…..muy insanos, me di cuenta que no estaba nada bien y que necesitaba atenciòn medica, fui al psiquiatra, me receto remicital 20mg al dia, la sustancia activa es citalopram y ahora, un par de meses despues soy una nueva persona, duermo, como, platico, leo, me salgo a pasear, me rio, soy feliz, recupere mi vida, es mas hasta me siento mas feliz que antes de caer en la depresiòn, me encanta mi vida y todas las posibilidades que hay en ella, no pienso nunca dejar mi antidepresivo 🙂 soy feliz, total y completamente feliz. Si he de tomar el medicamento por el resto de mi vida, con mucho gusto lo harè, no pienso volver a caer en las garras de la depresiòn.
    Otras cosas que he descubierto y que va a sonar a cliche, es que la felicidad no depende de las circunstancias ni de terceras personas y que uno debe de hacer cosas que le gusten a uno, se que si estas en depresiòn esto suena “facil de decir” ( he estado ahi ), pero asi es como son las cosas, una vez que el medicamento adecuado empiece a hacer efecto tienes que empezar a hacer pequeñas cosas que te gusten, “pequeños logros”, asistir a un seminario de fin de semana, a una exposiciòn, pasar toda la tarde en un cafe con un libro, ir a un recital de musica, visitar un poblado cercano a tu regiòn y probar su comida tradicional, vamos, cualquier cosa y mira que nadie te puede sacar de la depresiòn cuando estas bien hundido en ella, necesitas hacerte cargo de ti mismo CON MEDICACION y con actividades que te brinden gozo personal, no hay de otra.
    Me da tristeza como muchas vidas se arruinan, o como mucha gente cae en el alcholismo y la drogadicciòn como una forma de “automedicaciòn” para salir de sus problemas, siendo que es tan sencillo como tomar el medicamento adecuado. Afortunadamente a mi me funciono el primer antidepresivo, tengo entendido que hay gente que tiene que probar con varios hasta que dan con el que les funciona a ellos.

    Bueno, Sr. Jose Ramon, lo felicito por su blog, que ayuda a mucha gente que esta en tan terrible enfermedad, ojala y la sociedad fuera mas conciente de la misma y me encanta el nombre “Quierete mil veces mas”, 🙂 es super lindo, en buena onda.

    Saludos , abrazos 🙂 y sean Felices que para eso nos mando dios, buda, ala, jeova, shiva o el dios que quieran nombrar al mundo.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado David:

      Muchas gracias por tus palabras, por participar en el blog y compartir tu experiencia.
      Sólo una observación, estoy seguro de que la medicación que tomas te la receta un médico, pero aprovecho para dejarlo claro por si alguien tuviera la tentación de automedicarse, pues esa no sería solución.

      Me alegro de que estés estupendamente y te deseo lo mejor en tu vida.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  59. luis alejandro
    luis alejandro Dice:

    Estimado josé, llevo meses,sintiendome triste y cansado por las mañanas,las piernas no me dan,sòlo al pasar las horas me van mejorando,aveces me ayudo a mentalizarme de que no quiero tener esto,pero al otro dia vuelve y me da,cada ves que mi pareja discute con migo por insignificancias las piernas se me doblan y pierdo energia,quiero quitarme esto de encima y de porvida por favor ayudeme,gracias

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Luis:

      Gracias por participar en el blog. Sinceramente no sé cómo puedo ayudarte ante ese tema que me planteas, ¿has probado visitar a un traumatólogo? Me da la impresión de que tu problemas con las piernas es más bien físico y no mental.
      En cualquier caso, si tú crees que puedo ayudarte, sólo tienes que decirme cómo y estaré a tus disposición.

      Gracias y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
    • Diego
      Diego Dice:

      Hola esa sensación en piernas que no quieren dar un paso y sientes debilidad, te dirá el doct, Neurologo que es el especialista te dira que puede ser de sistema nervioso central o médula . Y es de tús pensamientos negativos o de pérdida de un familiar qué te marcó, algo de tu niñez, cualquier problema con tús padres vivido desde niña, experiencias en tú colegio y amigos/a.etc. Y piensa que todo es de tus pensamientos negativos y tienes tú la recuperación buscando en tu interior y hablar lo con alguien que sepa como enfocar en positivo tus pensamientos qué tú ves tan negativos aprender de ellos y asimilarlos y quererte a ti más y amarte agradecer el nuevo día con las cosas tan preciosas está para que las sientas y veas qué todo tu alrededor es precioso para aprovechar qué éstas viva y quieres sentirlo. AMATE A TI MISMA Y TE AMARÁN.
      TODO CÓMO TÚ COMENTAS AL DÍA SIGUIENTE IGUAL, ES TUS PENSAMIENTOS NEGATIVOS PUES ESTAN DENTRO DE TÚS PENSAMIENTOS PROFUNDOS Y TIENES QUE DECIR NOO VOY A SUPERAR ESTO PUES NO TENGO QUE ESTAR MAL PUES ESTOY MUY BIEN Y ESTOY PERFECTA. POCO A POCO TE NOTARÁS MEJOR Y TU MISMA TÉ CURARAS.

      Responder
  60. LORENA
    LORENA Dice:

    Estimado José Ramón, llevo meses aproximadamente 6 meses, por estar con el “amor de mi vida” deje mi trabajo y a muchas personas que me apoyaban y me querian, esta persona por fin se marcho (por fin? ya que llevaba muy mala relación con el, y solia ser agresivo, tomador, y manipulador). cuando se fue me dolió en el alma, hoy casi no hablo con él, lo extraño y a la vez me da rabia saber todo lo hice por amarlo y tambien por que solo me saco dinero. Ahora estoy sola, me siento sola, mi hija de apenas 13 años me ama y me apoya, ella se dio cuenta por lo que pase, mas aun me da rabia todo, x que ella sufre al verme sin trabajo, sin dinero y hemos pasado malos dias. Ahora he buscado a las personas que me apoyaban y decian que me apreciaban y hoy me dan la espalda, les he pedido trabajo y solo me hacen dar vueltas, a estas personas cuando pude las apoye muchissimo, pero hoy solo no olvidan el pasado y me juzgan y pues no aceptan ni ven que estoy arrepentida de haber cometido muchos errores por esa persona que no valia la pena. No he encontrado trabajo, y esto me deprime, voy a que me ayuden espiritualmente, pero aun asi, no logran sacarme de esto, me obsesiono, estoy tan negativa, he querido morirme solo me detiene mi pequeña. Usted pudiera ayudarme con algun consejo, animo, platica?? Mucho mas en estas fechas ya que siempre fui muy independiente y tenia una estabilidad media por mi trabajo..

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Eneida:

      Gracias por visitar mi blog y compartir tu comentario.
      Para poder darte mi opinión seria bueno que me contaras un poco más acerca de esa situación que te preocupa, así que si lo deseas puedes escribirme a la dirección jgarcia@quieretemilvecesmas.com y yo te responderé lo antes posible.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
      • SANRY
        SANRY Dice:

        Hola jose ramon.

        llevo meses en una depresion y no se como salir , no tengo ganas de vivir lloro mucho, la vida me parece un infierno,
        no tengo ganas de trabajr hasta pienso retirarme del trabajo , dejar todo y tengo miedo, tengo mucha angustia, desespero ..
        ya visite psicologo y siento que eso no ayuda mucha , pqsiatras y no veo nada , tomo pastillas de toda indole ya no se que más hacer , me siento sola en esto

        por favor busco ayuda.

        Responder
        • José Ramón García
          José Ramón García Dice:

          Estimada Sanry:

          En primer lugar te doy las gracias por participar en mi blog.
          En lo que de mí dependa cuenta con mi ayuda. Te enviaré un email a tu dirección de correo en un par de horas.

          Un abrazo,
          José Ramón

          Responder
  61. Evelyn
    Evelyn Dice:

    Estimado José :

    Llegué aquí buscando en google como salir de la depresión… hace ya un mes y medio que no tengo ganas de vivir, que mi vida es un suplicio, que vivo con angustia con pena con el pecho apretado… le mandaré un correo a su email jgarcia@quieretemilvecesmas.com para contarle con más detalle lo que me pasa. Espero su respuesta, su consejo y su apoyo… De antemano muchas gracias.

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Evelyn:

      Gracias por visitar mi blog. No te preocupes lo leo y te respondo también por email.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  62. NAOMI
    NAOMI Dice:

    HOLA QUE TAL,,, NECESITO UN CONSEJO ENORME PARA PODER SUPERAR UNA INFIDELIDAD DE MI NOVIO CON EL CUAL VIVI INFINIDAD DE EXPERIENCIAS POR MAS DE 10 AÑOS, HACE UN PAR DE DIAS ME ENTERE Q PLANEABA VERSE KON OTRA MUJER LA CUAL SOLO CONOCE EN FOTO Y POR INTERNET Y QUE ADEMAS ES CASADA, PARA LLEGAR A ALGO MAS INTIMO. LA VERDAD ME CUESTA MUCHO ASIMILAR ESTA SITUACION POR QUE EL NO ERA ASI EL HOMBRE DEL CUAL ME ENAMORE HA CAMBIADO Y ME SIENTO MUY MAL POR QUE ERA LA PERSONA CON EL CUAL SOÑABA ENORMEMENTE FORMAL UNA FAMILIA HASTA LLEGAR A SER VIEJOS LOS DOS,, PORFAVOR AYUDEME NO SE QUE HACER PARA SUPERARLO…..

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada Naomi:

      ¡Muchas gracias por participar en el blog!
      Por la situación que planteas comprendo perfectamente que te sientas así. Además, igualmente comprendo que estés confundida, entre otras emociones más evidentes. Precisamente esas emociones son las que hacen muy difícil que puedas tomar una decisión o simplemente pensar con serenidad. Aunque mencionas que quieres superar una infidelidad de tu novio, lo que no me queda claro es si deseas superarla para seguir con la relación, o por el contrario, para poder dejarla.

      Naomi, más que aconsejarte lo que me gustaría es animarte a que te serenes, te tranquilices y luego te centres en tus propios sentimientos, ahí es donde encontraras la respuesta a lo que quieres hacer. Créeme si te digo que en el fondo tú sabes lo que más te conviene, lo que ocurre es que, como te decía antes, estos son momentos de máxima emoción para ti, y no es la situación ideal para que puedas ser medianamente objetiva. Sí que te puedo decir lo que desde ahora puedes descartar por inútil, y es el sufrimiento, es decir, todo lo que sufras y pases mal no va a cambiar para nada la situación, así que desahógate todo lo que desees y luego prepárate para tomar las riendas de tu vida.

      Creo que hay un ejercicio que puede ayudarte mucho y que te voy a contar. Seguramente te ocurrirá alguna vez cuando ves una novela por la televisión, y aparece algún personaje que le ocurre una situación como te pasa a ti ahora, que te implicas como si fuera real e incluso piensas qué es lo que harías tú en su lugar, pues bien: Imagina que ahora estás viendo una de esas novelas y al personaje le ocurre lo que a ti ahora. Te pregunto: ¿Qué crees que debería hacer la chica de la novela?

      Por último me gustaría compartir una reflexión contigo: Yo creo que todas las personas, da igual el sexo y condición, tienen derecho a tener y cumplir sus propios sueños, ya sea en soledad o en compañía, pero sin necesidad de estar atado/a a nadie. ¿No sé qué pensarás tú?
      Espero que mi opinión pueda servirte de ayuda.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  63. ADRIAN SD
    ADRIAN SD Dice:

    que bueno que existan sitios de este tipo, al igual que varios me encuentro en esta situasion, tengo 22 años, eh dejado de ir a la universidad, a mi trabajo, no tengo ganas de nada, todo me da igual, nada me apasiona, duermo en exceso y para dormirme es un martirio, siempre me desvelo, como si acaso una vez al dia… , eh tomado adepsique entre otros y no siento cambio llevo años en este estado pero ahora es mas drastico, se que hago mal, pero no tengo la voluntad para salir de esto, agradeceria toda la ayuda que pudieran brindarme mil gracias

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimado Adrián:

      Gracias por participar en el blog con tu comentario.
      Con respecto a lo que me planteas, permíteme que, aunque me dirija a ti, también esté pensando en María, que escribió un comentario antes que tú, pero que no me ha respondido ni participado más. Deseo que sea porque ya ha encontrado su camino.

      Creo que es bueno que te recuerde una verdad: «la respuesta está en ti», así que puedes buscar ayuda, eso es bueno, pero en ningún momento pierdas de vista el hecho de que nadie posee tus respuestas, sólo tú las tienes, porque sólo tú te conoces de verdad.

      No sé si has leído uno de los últimos post que he escrito: https://quieretemilvecesmas.com/depresion-ansiedad/. Creo que podría ayudarte en algo.

      Aunque tú dices: “no tengo ganas de nada, todo me da igual…” tengo que decirte que mi impresión es que no es así, y la prueba de ello es que hayas decidido buscar ayuda, eso es prueba de que te importas y quieres cambiar, por lo tanto yo creo que estaremos de acuerdo por lo menos en eso, es decir:
      a) Al menos tienes ganas de algo, de salir de esa situación en la que te encuentras.
      b) No todo te da igual, al menos tú si te importas, dado que estás buscando ayuda.

      Adrián, la purita realidad es que cuando estamos deprimidos lo vemos todo negro, es normal, y lo contrario no seria de humanos. Por lo tanto, no es nada extraordinario que creas que todo está perdido, pero, no es así, aunque percibas oscuridad, fuera hay claridad. Imagino que has experimentado el estar un rato mirando una luz intensa y de repente entrar en una habitación ¿Qué ocurre? ¡está oscura, no ves nada! ¿pero de verdad es que está oscura? Pues no, amigo Adrián, lo que ocurre es que no ves porque tu pupila y los fotoreceptores de tu ojo todavía no se han adaptado a la nueva situación lumínica, pero en unos instantes comenzarás a ver normalmente. De igual manera nos ocurre cuando estamos cegados por situaciones que nos superan puntualmente. Además, también ocurre que nuestra Visión de las cosas se produce desde el borde del precipicio, o sea, que todo es de lo peor, sólo existe negro, no existe el blanco ni la escala de grises.

      Retomando el último ejemplo del precipicio, imagina que estás al borde y que miras hacia abajo, te entra ese vértigo en el estómago, ese escalofrío por tu cuerpo, se humedecen tus manos, parece que el mismo abismo te empuja hacia él… Ahora imagina que, sin dar ni un paso, sino solamente girando los pies logras ponerte de espaldas al precipicio, ¿Qué ves? ¡Ya no hay riesgo, ya no hay peligro, se fue el vértigo, el sol da en tu cara, respiras profundo, sientes la brisa del lugar, hueles la naturaleza… ¡y sólo has girado tu cuerpo! Si ahora das un paso te estarás alejando de la oscuridad que te atrapaba. Si reflexionas un poco acerca de qué elementos fueron necesarios para salir de esa situación te darás cuenta de que principalmente dos: ¡Decisión y Acción!

      Para poder profundizar un poco más tendríamos que entrar en temas más íntimos y personales, pero éste no sería el medio más apropiado para proteger tu intimidad. Reflexiona sobre lo que te he dicho y lee el post que te comenté, y si deseas que sigamos hablando envíame un email a jgarcia@quieretemilvecesmas.com

      Un abrazo.
      José Ramón

      Responder
  64. María
    María Dice:

    Hola, José Ramón:

    Me acabo de encontrar tu artículo, llevo ya meses con depresión, tengo 24 años, ya fui con una psicóloga y me recetó medicamento, pero siento que no me sirve, se llama fluoxetina, quiero salir YA de la depresión que traigo porque siento que ya se me fue casi medio año en esto. El problema es que ya no sé cómo!!! estoy desesperada!! Hago yoga para relajarme y me funciona mucho pero solamente las primeras dos horas después de haber salido de mi clase, tomo las pastillas cada mañana y sigo con los mismos síntomas de depresión! Qué más me puede ayudar?? Ya casi nada me emociona PROFUNDAMENTE y de manera real! siento que llevo muchísimo tiempo sin echarme una carcajada verdadera, sin paz interior, me la paso angustiada. Ya admití que tengo el problema, ya estoy yendo a la psciologa, pero me faltan más herramientas! quiero salir de esto pero siento que es más fuerte que yo!!! qué más le puedo hacer??? CÓMO LE HAGO??

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      Estimada María:

      Gracias por tu comentario y sé bienvenida al Blog.
      Si te parece bien te respondo por email, dado que me preguntas por cuestiones más personales y que no se refieren directamente al artículo.

      Un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  65. Maria
    Maria Dice:

    Hola, muchas gracias por compartir su experiencia, paso por una etapa difícil en vida y consejos son importantes para mi saludos :=)

    Responder
    • José Ramón García
      José Ramón García Dice:

      ¡Hola María!

      Discúlpame por el retraso en responderte, me despisté con tu mensaje y ahora lo vi.
      Te agradezco tus palabras y deseo que los contenidos puedan servirte de ayuda para sentirte mejor.

      Entiendo que a veces nos bloqueamos por cosas que nos ocurren y que nos dejan con la autoestima baja, pero también estoy convencido de que saldrás adelante, y más siendo mujer, que estás acostumbrada a esforzarte el doble que los hombres.

      Ahora lo único que puedo hacer es enviarte ánimos, pero quedo a tu disposición para escucharte y ayudarte si puedo. Puedes contactar conmigo por este mismo medio o a través del email (jgarcia@quieretemilvecesmas.com).

      Muchas gracias y un abrazo,
      José Ramón

      Responder
  66. maria eugenia suárez miranda
    maria eugenia suárez miranda Dice:

    Hola José Ramón
    Gracias por compartir con nosotros este terible padesemiento
    Las personas y como yo que ya pasamos por esta situación
    nos comprentemos lo dificil que es salir adelante sola tiene que ser
    con ayuda de un medico ami me pasó exacto igual no tenia ganas de nada
    ni de ir a trabajar, nada mas queria estar dormida no queria que amanesiera
    es horible estar en esta situación, pero dios es muy grande nunca nos deja sola y también quiero felicitarte por tu ejemplo por que no es facil que un hombre que reconosca esta depremido, y gracias este programa dende encontre paz y traquilidad he aprendido muchas cosas DE COMO QUERERME GRACIAS

    Responder
    • QuiereteMilVecesMas
      QuiereteMilVecesMas Dice:

      ¡Muchas Gracias por tus palabras y tu comentario, María Eugenia!

      Yo no diría que mi caso fue dramático, como sí que lo ha sido el de otras personas que conozco que han sufrido la pérdida de un ser querido y ese suceso les ha marcado en sus vidas. En mi caso ocurrió sin darme cuenta pero finalmente no dejó ninguna secuela.
      De todas formas quizás mi experiencia tenga puntos en común con lo que le pueda estar sucediendo a otras personas y por si fuera de ayuda ahí lo conté.

      Me alegra saber que algo de lo que haya escrito te pueda haber generado paz y tranquilidad, eso quiere decir que ha valido la pena hacerlo.

      Un saludo y gracias de nuevo,
      José Ramón

      Responder
      • José Ramón García
        José Ramón García Dice:

        Estimado Claudio:

        Gracias por participar en el blog.
        Para poder ayudarte cuéntame algo más, cómo te sientes, cuál es tu principal dificultad, etc. Puedes hacerlo por aquí en el blog o también por email a la dirección jgarcia@quieretemilvecesmas.com
        Solamente ten un poco de paciencia (uno o dos días) porque tengo algunos correos por responder.

        Un abrazo,
        José Ramón

        Responder
    • Roberto
      Roberto Dice:

      La verdad que salir de la depresión es lo más sencillo aunque cuando se está dentro parece que fuera lo más difícil. Todo está en los recuerdos que tiene la persona por la experiencia vivida que ocasionó, que se quede en su inconsciente como una actitud, que es lo que hace que no quiera hacer nada, se siente mal y ni siquiera le da por salir a la calle por cierto temor que siente, pero lo que se siente no es más que una distracción, solo que en negativo, que posiblemente sea lo que hace el sistema de José Ramón, distraer en su interior. Si quitas, cambias o entiendes lo que te está pasando, la depresión se va o desaparece inmediatamente, todo está en los recuerdos.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario